Vuelve el campeón de finales
foto. Getty Imagenes

Real Madrid y Atlético de Madrid se enfrentaban en la final de la nueva Supercopa de España, un partido que ya se preveía de mucha táctica y poco fútbol, y donde ambos equipos eran muy conscientes que, a pesar de las circunstancias, se estaba disputando el primer título de la temporada.

La primera parte del encuentro no contó con muchas ocasiones, mucho respeto entre los dos finalistas y muy pocos acercamientos. Parecía que nadie quería marcar, si Ramos fallaba un pase y dejaba solo a Joao Félix, este fallaba la ocasión. Muchas imprecisiones marcaron el devenir del primer tiempo de la final.

La segunda parte tuvo un guion más o menos parecido, no fue totalmente idéntica porque se dejaron ver los detalles de calidad que los dos conjuntos cosechan pero que no mostraron en la primera parte. Los dos equipos de la capital española tuvieron ocasiones para poder haber ganado el partido, una muy clara de Morata que acabó parando Courtois fue una de las ocasiones más importantes.

El Madrid, por su parte, tuvo varias, algunas muy claras, la más una de Fede Valverde, que remató solo frente a una portería vacía, pero tal era el ímpetu del uruguayo que acabó golpeando el balón rematado con su cabeza en su muslo, desviando así el mismo muy alejado de la portería rival. El charrúa tuvo una jugada donde hizo hasta tres autopases, levantando el asombro de los presentes en el estadio.

Poco antes del final del segundo tiempo Jovic ha tenido una ocasión muy clara a pase de Modric, hasta dos recortes ha realizado el croata frente a la zaga atlética para, posteriormente, lanzar el balón rozando el palo más alejado de Oblak.

En el descuento de la segunda parte iba a tener Rodrygo una ocasión muy importante, ya que de ser gol habría sido el tanto definitivo del partido, pero Oblak, muy atento, acabó parando el tiro del brasileño que fue raso y no con mucha fuerza.

Prórroga loca

Los 90 minutos reglamentarios acabaron y el partido se iba ir a la prórroga, los dos equipos descansaban y los fisios de los mismos hacían trabajos de recuperación a contrarreloj. La prórroga comenzó y el atlético parecía mucho más fresco que los hombres de Zidane, aunque en la primera parte no consiguieron ninguno de los dos conjuntos materializar ninguna ocasión y cada vez eran más los nervios de ambos y el no querer cometer errores, así se llegaría al final de esta primera mitad y daría paso a una segunda parte donde el Atlético de Madrid comenzó mucho mejor que los blancos, con una clara ocasión de Morata a la salida de un córner que pararía Courtois con el pie casi cayéndose. La réplica de Madrid no tardó en aparecer y Mariano tuvo dos ocasiones seguidas para poder haber puesto el 1-0 en el marcador, pero de nuevo apareció Oblak.

Expulsión clara de Fede Valverde

El partido iba a subir de pulsaciones, una contra del Atlético de Madrid iba a dar lugar a la expulsión, clarísima, de Fede Valverde que tuvo que parar a Morata con una entrada muy clara ya que se quedaba Morata solo frente a Courtois. En esa jugada, tras varios rechaces, Mendy estaría a punto de meter gol en propia puerta, pero Courtois reaccionó muy bien ahí y posteriormente a una ocasión de Correa que también acabó salvando.

Ninguno de los dos equipos metería gol y el partido se iría a los penaltis.

Otra final frente al Atlético que se decide en penaltis

Carvajal metería el primero para el Madrid, Saúl fallaría el suyo. Rodrygo metería un golazo, un penalti imposible de parar. Thomas fallaría tras un paradón increíble de Courtois. Modric transformaría el suyo. Trippier marcaría el primero para el Atlético. Ramos iba a ser quien le diera el título al Real Madrid tras marcar un penalti muy bien tirado, raso y a la derecha de Oblak. El Real Madrid se queda con la renovada Supercopa de España.

MEDIA: 1VOTES: 1
VAVEL Logo