Un Bernabéu feliz y optimista recibe la visita del Sevilla
La plantilla celebra el título de Supercopa / Foto: Real Madrid

Adiós Arabia Saudí, hasta la próxima Yeda. Vuelta a Madrid y a casa para un Real Madrid pletórico tras haber levantado su primer trofeo de la campaña. En tierras foráneas pero después de vencer a dos grandes de España como el Valencia y el Atlético de Madrid. Eso sí, para equipos de categoría, el que viaja en esta siguiente jornada a la capital española. Con el extécnico blanco Julen Lopetegui a la cabeza, la expedición del Sevilla aterrizará allí para el partido del sábado 18. Un choque que medirá el buen momento de los de Zidane, ganador nato de finales. 

Regresa así la competitiva Liga Santander después de la breve pausa del pasado fin de semana por tanto Supercopa de España como Copa del Rey. Y el 'partidazo' que enfrentará a andaluces con madrileños está servido, aunque en el Real Madrid sigan festejando el título. Para recibir al conjunto hispalense, el entrenador francés no podrá contar todavía ni con su delantero ni con su extremo estrella. En otra calificación anda un Bale que unos días está dentro y otros está fuera del club, mientras sigue abierto el mercado invernal. 

Peligroso rival y plan de alineación

No con esa BBH en la parcela ofensiva, pero sí con un exuberante Santiago Bernabéu, que recibirá al equipo feliz y entre aplausos. Porque la primera alegría del 2020 ha sido blanca, aunque la hayan vivido más saudíes que aficionados socios del club. En ese contexto de optimismo, Zidane tendrá que volver a poner un once atrevido. Podría seguir apostando por la magia de Isco y un poderoso centro del campo, con Jovic de referencia. Pero también podría modificar su plan en beneficio del talento brasileño con Rodrygo o Vinícius en banda. 

Las incógnitas están ahí. Incluso puede que al galo le dé por alinear de titular a un desaparecido Mariano, que ha disputado los dos anteriores partidos de Supercopa. Eso sí, disfrutando de pocos minutos. El desgaste físico de Modric en la final le podría conducir al banquillo el próximo sábado y Sergio Ramos quizás le siga. Acabó con problemas en su tobillo el capitán camero. Pero si está en condiciones, no querrá perderse otro duelo más contra su exequipo. Toca esperar pues a las decisiones de 'Zizou' mientras continúa el júbilo en la casa blanca.  

VAVEL Logo