El Barça B tropieza en Tarragona 
El Barça, incapaz en el Nou Estadi. FOTO: Noelia Déniz

Un gol de Pol Ballesteros en el minuto 72 del choque privó al FC Barcelona B de Javier García Pimienta de sumar en el Nou Estadi ante el Nástic de Tarragona, y de proseguir con su racha triunfal a pesar de ser claro dominador de un choque que terminó decidiendo el conjunto grana. Con esta victoria, los locales respiran a pesar de restar en zona de descenso, mientras que los azulgrana siguen ondeando entre el tercer y cuarto puesto. Una vez más, el filial culé vió como el dominio a través del balón no fue suficiente ante la eficiencia goleadora de su rival, y vió de nuevo frustradas de nuevo sus virtudes a domicilio.

El Barça domina y perdona

Con Lazar Carevic bajo palos como principal novedad en el once inicial, el Barça B saltó al césped del Nou Estadi con la voluntad de imponer su  dominio ante un rival en horas bajas y sumido en el descenso como es el Nastic de Tarragona. Arrancó el duelo catalán sin un claro dominador, con los culés tratando de mimar el balón desde el primer instante y con los tarraconenses esperando la posibilidad de sorprender al contraataque. Sin embargo, las primeras ocasiones surgieron de las botas azulgranas, concretamente del punta Abel Ruiz quien estuvo a punto de adelantar a los de "Pimi" tras una jugada individual, estallando el balón a la madera. El choque de estilos, contraataque contra posesión, tuvo una gran intensidad en los primeros minutos de partido, con el Nastic tratando de conectar con sus referencias ofensivas.

El conjunto grana avisó primero por medio de Ballestero con un disparo detenido por Carevic, que también logró bloquear a Albarrán. Esta, junto a un tímido cabezazo que quedó en nada de Goldar fue el único peligro de un Nàstic tebio en la primera mitad, y que estaba más pendiente de las tareas defensivas que de buscar la portería que defendía Lazar Carevic, que apenas tuvo trabajo en un primer tiempo con pocas opciones en ambos costados. De este modo, concluía una primera mitad con ocasiones por ambos lados y sin un claro dominador, dejando abierto el choque para el regreso de los vestuarios.

Ballestero decanta la balanza

El inicio del segundo tiempo estuvo marcado por el guión imprimido sobre el césped a lo largo de la primera mitad. Un Barça cómodo con el balón y un Nástic esperando sus oportunidades regresaban al rectángulo de juego en busca de romper la igualada. Sin embargo, el conjunto local se mostró más incisivo que al comienzo del choque lanzando sendos avisos a la meta de Carevic. Fue el punta  Pol Ballesteros quien adelantó a los suyos en el minuto 72 con un cabezazo delante de la portería de Lazar Carevic, dentro del área pequeña. El tanto local propició algunos retoques por parte del técnico blaugrana, Javier García Pimienta, quien daba entrada a Kike Saverio y Sergio Akieme  desde el banquillo, y sus jugadores trataron de ir a por la reacción. Sin embargo, el gol delibitó en exceso las posibilidades de creación de los de Pimienta, que no pudieron ejercer la misma intensidad que en el primer tiempo ante la mayor profundidad de los tarraconenses.

El arreón final en busca del tanto del empate estuvo comandado por el omnipresente Monchu, quien ante la ausencia de Riqui Puig asumía los galones en el centro del campo y trataba de sorprender como ya hiciera en la última cita ante el Badalona desde fuera del área. También lo intentaba Sergio Akieme con un disparo lejano que interceptaba el guardameta local, Bernabé, encargado de desestabilizar la puntería de los de Pimienta. Finalmente, a pesar de los tres minutos de descuento y el intento a la desesperada de los azulgranas, el Barça B salía de vacío de su visita al Nou Estadi de Tarragona, aliviando las penas del conjunto local.

MEDIA: 1VOTES: 1
VAVEL Logo