Todo sigue igual   
Foto/ Real Valladolid

Diluvio en el Sadar, duelo entre dos rivales directos cuyo único objetivo es luchar por la salvación en un partido físico, pero sin un gran fútbol, viendo las estadísticas de los dos equipos, se presuponía el empate, ya que ambos llevan diez encuentros sumando un punto, y así fue acabó sin goles y con reparto de puntos, donde tanto los rojillos como los blanquivioletas tuvieron ocasiones para merecer algo más.

Masip y Herrera fueron determinantes en el resultado, especialmente el burgalés, que firmó su quinto partido en primera división.

El Real Valladolid no consiguió terminar con su mala racha, ya que lleva 8 partidos sin ganar. Por su parte el Osasuna acumula cinco. Los pucelanos salieron con defensa de tres y le salió bien a Sergio este planteamiento, que le sirvió para sumar un punto muy valioso ante un rival directo, pero deja la sensación de perder tres puntos ya que el equipo hizo ocasiones para conseguir la victoria.

Los de Sergio se mostraron muy seguros, tuvieron varias ocasiones claras, varios disparos de Sergi Guardiola y de Enes Unal, múltiples ocasiones a balón parado, pero todas fueron detenidas por Sergio Herrera que disputó un gran encuentro, en un partido de ida y vuelta, donde los locales dejaban espacios. Chimy Ávila, el más destacado de los rojillos lo intentó de todas las maneras, pero el Real Valladolid consiguió neutralizarle.

Este empate le deja a los blanquivioletas en la decimoquinta posición con 22 puntos y a seis puntos del descenso, un punto más que deja con una sensación agridulce por la cantidad de ocasiones y por la falta de gol, pero lo bueno es que el rival tampoco a sumado los tres puntos y sigue a la misma distancia, tres puntos por encima. Al conjunto pucelano le espera una semana intensa el miércoles en copa ante el Tenerife y en liga el próximo domingo ante el Real Madrid el domingo 26 a las 21 horas.

MEDIA: 5VOTES: 1
VAVEL Logo