La contracrónica: Brahim rompe el hielo
Brahim celebra el gol frente a Unionistas. Fuente: Real Madrid C.F

Zidane se presentó en Salamanca con una convocatoria más propia de un partido de liga que de Copa del Rey, es lo que tiene el nuevo formato que te lo juegas todo a una y es por eso por lo que Zizou solo ha dejado a muy pocos fuera de la convocatoria para el partido.

El Real Madrid salió con todo en “Las Pistas” pues a excepción de Courtois, todos resultan ser un tanto habituales en los onces del técnico madridista. Con Areola bajo palos, defensa de cuatro para; Marcelo, Nacho, Militao y Carvajal, el centro del campo con Casemiro y Valverde junto con la vuelta de James al once y arriba Vinicius, Benzema y Bale.

Se esperaba un partido un tanto espeso y así fue, pues el terreno de juego no ayudó a que el fútbol fuera más vistoso, así es el fútbol humilde. Con un Madrid dominante durante toda la primera parte, como se esperaba, llegó el tanto de Gareth Bale que apenas celebró con sus compañeros, pues le galés cazó un balón dentro del área tras falló de la defensa de Unionista y con la fortuna que tocó en un rival el balón acabó dentro para poner el 0-1. Poco más se vio en una primera parte que apenas volvió a tener ocasiones para ninguno de los equipos.

La segunda parte arrancó con más de lo mismo, hasta que Álvaro Romero, cazó un balón que dejó muerto Militao para hacer un golazo por toda la escuadra, a lo que Areola poco pudo hacer más que resignarse.

El partido se calentó con la entrada de Brahim, que puedo haber hecho hasta tres goles, un balón que metió Góngora en propia puerta tras rebotar en el palo a tiro del ex del City y otro al palo le privó del hat-trick. El partido finalizó con los dos goles que Brahim provocó, los que terminaron por declinar la balanza del lado madridista.

Zidane va en serio; Casemiro y Valverde en el once

En un partido que bien podría haber rotado a casi toda la plantilla Zidane tomó la decisión de volver a unir a dos jugadores que explican el buen momento del Real Madrid; Fede Valverde y Casemiro. Dos cortafuegos con presencia en ataque y en defensa que dejaron claro las intenciones que tiene Zidane con respecto a la copa.

Bale ni está, ni se le espera

Bale tras su gol. Fuente: Real Madrid C.F
Bale tras su gol. Fuente: Real Madrid C.F

Ni con el gol se le vio en sintonía con el equipo, lento, lejos de lo que es el galés apenas ganó algún duelo a los defensas rivales, parece que tiene la cabeza en otro lugar. Es por eso por lo que Zidane ni le dio más de sesenta minutos, Brahim entró en su lugar y dejó claro que el sí quiere el puesto.

VAVEL Logo