Fichajes al rescate
Raúl de Tomás en rueda de prensa | Foto: RCD Espanyol

Los más de 40 millones de euros desembolsados por el Espanyol para reforzar la plantilla le sitúan como el equipo que más ha invertido de La Liga este mercado de invierno. El club ha realizado un gran esfuerzo para dotar la plantilla de mayor competitividad y no le ha temblado el pulso a la hora de pagar cláusulas de rescisión y de abonar grandes cantidades de dinero.

El primero en llegar ha sido Raúl de Tomás. Después de dos grandes temporadas en las filas del Rayo Vallecano, en verano se marcha a Portugal. En el Benfica no goza de demasiadas oportunidades y el Espanyol se hace con sus servicios por aproximadamente 20 millones de euros, convirtiéndose en el fichaje más caro de la historia blanquiazul superando los 10.5 millones pagados por el argentino Matías Vargas el último verano. De Tomás ha dotado de aire fresco la parcela ofensiva del equipo y está formando una gran dupla con Calleri.  En tan solo tres encuentros ha logrado anotar tres goles y se ha convertido en la principal referencia del conjunto blanquiazul.

Se necesitaba reforzar la defensa. El Espanyol ha sido una sangría atrás toda la temporada y es el equipo más goleado de toda la competición con cuarenta goles encajados. Leandro Cabrera es el elegido para liderar la zaga. Llegado desde Getafe gracias al pago de su cláusula de rescisión de 9 millones de euros, los últimos dos años ha formado una pareja de centrales extraordinaria junto a Djené Dakonam. El uruguayo ha sido titular en los dos partidos de liga disputados desde su llegada. Ante el Athletic en Cornellà y en Granada. Encuentros en los que el equipo no logró la victoria y dejó sensaciones dispares, contra el Athletic reaccionó e igualó el tanto de Villalibre y ante el Granada se dejó remontar el gol inicial de Raúl de Tomás.

Otra de las sorpresas de la última ventana de fichajes fue la contratación de Adrián Embarba. 10 millones de euros ha abonado al Rayo Vallecano el conjunto perico por los derechos del extremo zurdo. “Lo que ha pagado el Espanyol por Embarba es barato”, decía un resignado Paco Jémez los días siguientes a la oficialización del fichaje. Y es que el vallecano sumaba 7 goles y 11 asistencias en 23 partidos disputados esta temporada. Embarba formó una gran dupla con Raúl de Tomás en el Rayo Vallecano y se espera que esa sociedad siga funcionando en Cornellà. El atacante debutó saliendo de revulsivo contra el Athletic y al poco de entrar al terreno de juego el conjunto blanquiazul consiguió la igualada. En la derrota en Granada ya fue de la partida y disputó los 90 minutos.

Paco Jémez: “Lo que ha pagado el Espanyol por Embarba es barato”

El último en llegar ha sido el guardameta Oier Olázabal, quien ya ha completado varios entrenamientos y puede entrar en la convocatoria del vital encuentro que enfrontará a los pericos contra el Mallorca el próximo domingo en el RCDE Stadium. El meta de Irún, por el que el Espanyol ha pagado 1.5 millones de euros, no estaba teniendo demasiadas oportunidades en el Levante, y en su presentación se mostró convencido de conseguir el objetivo “A pesar de la derrota en Granada la gente confía y cree”.

El Espanyol necesita sumar de 3 en 3 desde ya para salvar la categoría. En una temporada que se preveía ilusionante, volviendo a disputar competición europea 12 años después de la fatídica final de Glasgow, la mala dinámica en liga puede convertir el sueño inicial en pesadilla. La marcha de jugadores cómo Borja Iglesias y Mario Hermoso en el mercado de verano ha resultado más dura de lo que se esperaba, y este mercado de invierno los accionistas y la directiva han ido de la mano para, a golpe de talonario, dar con los jugadores que ayuden a revertir la situación del equipo.

VAVEL Logo