Noche de suplicio en el Mediterráneo
Los jugadores de la UD Almería desolados en el césped tras el pitido final. Fuente: LaLiga

Desesperante. Lamentable. Ridículo. Cualquier adjetivo con connotaciones negativas se queda corto para describir el partido de los indálicos el pasado viernes. Definitivamente vimos la peor actuación del Almería en esta campaña. Ante el colista de LaLiga SmartBank. Como era de esperar, la afición, al final del encuentro, chifló para señalar el ridículo mayúsculo de los de Guti. La victoria de un viejo conocido en Almería,- José Luis Oltra- fue incontestable. Imagen sobresaliente de los verdiblancos ante una UDA que recordó a los tiempos más oscuros de años atrás. La plantilla este mercado invernal ha empeorado respecto a la presentada a inicios de septiembre. Desde el encuentro en el Anxo Carro, el juego no ha vuelto a ser el mismo. Y ya ni siquiera con las individualidades basta. Pero, ¿tan dramática es la situación que se vive en Almería en estos momentos? 

Fuente: LaLiga
Fuente: LaLiga

Primeros 45 minutos jugando a placer del Racing

La primera mitad fue el mayor bochorno de esta temporada. A pesar de la lesión del líder racinguista, Jordi Figueras, la tropa de Oltra superó con creces al Almería. A Oltra le bastó con plantar un gran bloque defensivo y una presión asfixiante arriba para anular los ataques rojiblancos. Para dañar al rival, el Racing recurrió a contraataques veloces y al primer toque. Y así es como llegó el único gol del choque. Balón en el centro del campo de Nando para que Cejudo controle y remate a placer frente a una defensa endeble. A estas alturas de la película no te pueden meter un gol digno de infantiles,- a la espalda de dos centrales con gran envergadura-. Ridículo sin más. 

Y las ocasiones de los Cejudo y cía. se sucedían. Abraham entraba a 3/4 como si del patio de su casa se tratase. Nando bailaba a una medular rojiblanca sin soluciones. El pelotazo a Darwin y Appiah era la única respuesta del Almería. Además, la actitud de parte de los presentes ayer en el césped del Mediterráneo, dejó mucho que desear. El experimento de Gutiérrez nuevamente salió defectuoso. Suspenso categórico.

Respuesta tardía

En los segundos 45 minutos, Gutiérrez rectificó su propuesta fallida. Vuelta al 4-4-2, dando entrada a Vada y Juan Muñoz. Los cambios surgieron efecto. A los 5 minutos, la UDA ya había gozado de 3 oportunidades de gol claras. Había mayor control del juego en el centro del campo y mayor velocidad en el ataque indálico. No quedaba rastro de la humillante imagen de la primera parte. Pero se les hizo de noche a los de Gutiérrez, nunca mejor dicho. Los tiros a puerta no eran contundentes y, los que lo eran, eran interceptados por Luca Zidane. El Almería iba a la desesperada y, el Racing se sentía cómodo con lo propuesto. El otro fútbol ganaría la partida. La pésima primera mitad de los pupilos de Guti castigó a una UD Almería en sus horas más bajas. Derrota que deja más de un señalado rojiblanco y que provoca serias dudas al aficionado.

Fuente: LaLiga
Fuente: LaLiga

Tambores de guerra

Consumada la derrota contra el Racing, la tropa de José María Gutiérrez entra en estado crítico. Individualidades como Lazo o el recién incorporado Fran Villalba no están a la altura de lo esperado. La defensa concede demasiadas oportunidades. El juego es monótono y lento. Guti no encuentra un esquema tipo en su equipo. Y lo peor de todo, los refuerzos invernales han empeorado la plantilla que había antes del mes de enero. Es natural que el aficionado sea exigente con su equipo. Y en este caso, no le faltan razones. Además, los argumentos ganan aún más peso si miramos el calendario que se le avecina al Almería: Huesca, Fuenlabrada, Cádiz y Depor. Ahí es nada. 

La pregunta es, ¿serán capaces de superar la crisis con la que se les viene encima?. Habrá que ser pacientes pero, visto lo visto, es normal que acrecienten las dudas en Guti y los suyos. Tal vez si se hubiera sido autocrítico este último mes, otro gallo cantaría.

VAVEL Logo