Análisis del rival: El Rayo Vallecano, un rival a no menospreciar
Los futbolistas del Rayo durante un encuentro | Rayo Vallecano

Aunque su temporada no está saliendo como muchos predijeron en verano, el Rayo Vallecano es siempre un rival a tener muy en cuenta. La escuadra de Paco Jémez, pese a no pasar por su mejor momento de la temporada, sigue siendo un equipo muy respetado en LaLiga Smartbank. Se caracteriza por ser un equipo muy peligroso cuando goza de la posesión del balón, pero frágil si no lo posee. Sus números están temporada marcan un camino muy irregular. Ocho victorias, 16 empates y seis derrotas. Curiosamente, aunque se encuentre a seis puntos de playoff, es el equipo que menos encuentros ha perdido en liga. No obstante, los franjirrojos son el conjunto que más veces ha empatado en liga, lo que evidencia una clara falta de contundencia ofensiva.

Un equipo basado en su centro del campo

Si por algo es conocido Paco Jémez es por su amor incondicional al fútbol de posesión. Esta temporada, el técnico ha probado con varias formaciones, pero la que más ha utilizado ha sido una 4-2-3-1, que, en ocasiones, se torna en una 4-5-1. Lo más destacable acerca de su juego es que centra todos sus esfuerzos en el centro del campo. La intención del cuadro madrileño es que todo el juego del equipo pase por los centrocampistas, que generalmente suelen ser Mario Suárez y Óscar Valentín.

Por otra parte, el mediapunta, que suele ser un futbolista que goce de regate y visión de juego como Óscar Trejo, actúa como enganche tanto con el punta como con los extremos. Es, además, el encargado de oxigenar al equipo, subiendo y bajando la zona central del terreno, cuando el rival les asfixia en campo propio. En cuanto al ataque, los extremos son puros, es decir, su principal labor es la de llegar a línea de fondo y colgar centros al área. En los últimos encuentros, Isi y De Frutos han sido los dos futbolistas titulares, dejando en el banquillo como revulsivos a Álvaro García y a Juan Villar –viejos conocidos de la afición amarilla-. Aun así, es más usual ver a Juan Villar actuando en punta de lanza que de extremo.

Yacine Qasmi, jugador a vigilar

Aunque la marcha de Adrián Embarba, futbolista más certero del cuadro, ha supuesto una gran pérdida, el equipo parece haber encontrado en Yacine Qasmi un sustituto diferente, pero más que correcto. El futbolista marroquí, tras unos partidos un tanto irregulares, parece haberse adaptado al juego del equipo con firmeza. Contra el Albacete vio su primer tanto y en el último partido de liga contra el Elche, pese a quedarse su equipo con uno menos, ayudó al equipo tanto en tareas ofensivas como en defensivas. Destaca, sobre todo, en su gran capacidad de remate y por su juego de espaldas a la portería. Aun con su altura, es un jugador francamente rápido y con una habilidad regateadora que no hay que infravalorar. Sin duda, si tiene el día, puede convertirse en una autentica pesadilla para los rivales contrarios.

VAVEL Logo