Numancia Vintage (II): Real Zaragoza - CD Numancia 2017/18
Marc Mateu y Julio Álvarez celebran el pase a la Final del Playoff. Imagen: La Liga.

Este nuevo capítulo de Numancia Vintage nos lleva al que, probablemente, ha sido el partido más importante de la última década de nuestro Club Deportivo Numancia. Dada su cercanía en el tiempo, pocas presentaciones hacen falta para la afición numantina, pero allá vamos. Nos ubicamos en la tercera temporada de Jagoba Arrasate en el banquillo rojillo, la 2017/18. El técnico vizcaíno había sido refrendado desde la entidad soriana pese a concluir el curso anterior con una permanencia más que justa en la penúltima jornada. Pues bien, en esta tercera singladura, el cuadro numantino estuvo a punto de subir a Primera División, eliminando al Zaragoza en las Semifinales del Playoff de ascenso, y sucumbiendo frente al Real Valladolid en el último paso.

El encuentro en la Romareda fue de esos que se quedan grabados en la retina del espectador. El Numancia viajaba a Zaragoza con un empate a uno en el partido de ida. Zapater y Guillermo se habían encargado de transformar sendas ocasiones para los suyos. La contienda quedaba en todo lo alto, aunque en Zaragoza ya daban a los suyos por finalistas, justificándose en el factor campo del duelo de vuelta.

Aitor Fernández sería el guardián de la portería numantina aquel sabado, 9 de junio. Markel Etxeberría, Elguezábal, Carlos Gutiérrez y Saúl formarían la línea de cuatro del equipo numantino, con Diamanka, Íñigo Pérez y Escassi como trivote en el centro del campo. Marc Mateu, Unai Medina e Higinio serían los hombres adelantados del Numancia.

Buena primera parte soriana

El equipo soriano cuajó una buena primera mitad. El trivote formado en el centro del campo por Diamanka, Íñigo Pérez y Alberto Escassi consiguió contener el juego maño y generar peligro en la portería contraria. Unai Medina tuvo que retirarse lesionado en los primeros minutos, lo que hizo que Jagoba Arrasate diera entrada al riojano Nacho Sánchez. Fue el propio Nacho quien tuvo la más clara de esta primera parte, con un disparo raso desde la frontal del área que se estrelló en el palo de la portería de Christian Álvarez. El conjunto maño tuvo la respuesta en una galopada de Gaizka Toquero por la banda izquierda, que concluyó con un remate de cabeza de Zapater que atrapó sin problemas Aitor Fernández. Todo quedaría en el aire para la segunda mitad.

Aitor Fernández hizo pequeña la portería numantina

Tras el paso por vestuarios el Zaragoza gozó de las mejores oportunidades del encuentro. Solo la falta de acierto maña y las grandes intervenciones de Aitor Fernández evitaron que el conjunto aragonés se adelantara en el marcador. La primera vino tras una gran combinación entre Zapater y Borja Iglesias. El capitán cruzó en exceso el esférico ante la salida de Aitor Fernández.

Poco después, otra vez Borja Iglesias dejó solo a Giorgi Papunashvili, pero en el mano a mano, apareció Aitor Fernández de forma estelar para desviar el esférico con el pie a córner. Un saque de Christian Álvarez prolongado por Toquero dejó nuevamente a Borja Iglesias solo ante Aitor Fernández. El portero vasco sacó el esférico y cubrió nuevamente para conseguir que Giorgi Papunashvili enviase el balón fuera en la segunda jugada. Una última galopada de Borja Iglesias en el borde del área concluyó con el desvío ligero de Aitor Fernández de la bola y el remate, ya sin ángulo, del delantero zaragocista demasiado desviado. Habían sido cuatro oportunidades claras, una de ellas doble, y el Zaragoza no había conseguido inaugurar el marcador. La Romareda no daba crédito. Pero en el fútbol, quien perdona lo paga, y el Numancia aprovechó la suya.

Balón largo de Markel Etxeberría para Nacho Sánchez, quien centra desde la banda derecha de primeras al corazón del área. Guillermo, que había entrado sustituyendo a Higinio, toca con la espuela lo justo para desviar el esférico, que le cae a Íñigo Pérez en la media luna del área grande. Se para el tiempo. El capitán rojillo levanta la cabeza, observa la portería, la pone donde quiere con su zurda, haciendo imposible la estirada de Christian Álvarez. Gol. Mejor dicho, golazo. Se adelantaba el Numancia y daba un paso hacia la final del Playoff.

El Zaragoza tuvo que ir arriba para intentar la igualada y forzar la prórroga. Una jugada embarullada del equipo maño acabó con el tanto maño gracias a un remate de Borja Iglesias mordido que entró llorando en la portería numantina. Pero quedaría lo mejor.

Pape Diamanka, un cabezazo y el delirio en la grada soriana

Saque de esquina a favor de un Numancia que estaba buscando la victoria en el minuto noventa. Allí fue Íñigo Pérez. La puso el jugador navarro y despejó la defensa mañana, pero el balón le cayó a Nacho quien se va de tres jugadores y pierde finalmente el cuero, que le llega a Guillermo Fernández. El delantero abrió para Íñigo Pérez en la banda derecha numantina. Al primer toque, otra vez con su zurda, el '6' la puso templada en el corazón del área maña, donde apareció una cabeza, la de Pape Diamanka. Se volvió a parar el tiempo. La grada soriana contuvo la respiración. El senegalés entró con todo, enviando el balón al lado izquierdo de la portería de Christian Álvarez y haciendo que la grada numantina entrara en una mezcla de alegría y locura. Jagoba Arrasate recorrió toda la banda de La Romareda para celebrarlo con ellos.

El Numancia estaba en la Final del Playoff. El Zaragoza había caído eliminado en su propio feudo contra los sorianos en el mejor Derbi del Moncayo que se recuerda a orillas del Duero. Aitor Fernández había culminado su gran temporada como jugador numantino con una exhibición de reflejos y habilidad bajo los palos, dejando al Numancia a un paso de la gloria.

 

 

 

VAVEL Logo