Saúl, la polivalencia hecha futbolista
Saúl durante un encuentro FOTO: VAVEL ESPAÑA

La polivalencia o ser polivalente, es un atributo que se aplica a aquel o aquello que es valioso en diferentes situaciones o que ofrece varias prestaciones. En un equipo de fútbol, un jugador polivalente es el que se desenvuelve y cumple en cualquier posición que ocupe sobre un terreno de juego, en otras palabras, el que se adapta y compite en plena forma en cualquier puesto. Una característica que se desarrolla de forma progresiva a lo largo de su vida deportiva. Además, depende de la edad, de la madurez, del desarrollo físico, de los conocimientos y de las experiencias del jugador.

Cada equipo, tiene, al menos, un futbolista polivalente, y en el Atlético de Madrid ese es Saúl Ñíguez. Él, desde muy pequeño, demostró su talento practicando ejercicios de casi profesional, al ser capaz de manejar el balón con ambas piernas. Y ese talento ha ido evolucionando hasta convertirse, en la actualidad, en uno de los pocos futbolistas que juegan donde le pongan y cumplen con creces.

Mucho más que un centrocampista

Y aunque su demarcación fija es la de estar en el centro del campo, el '8' del Atlético funciona en cualquier parte del campo, siendo hasta seis en las demarcaciones en las que se le ha visto jugar, llegando incluso a ser el goleador del equipo en muchas ocasiones. 38 son los tantos en su haber y algunos, llevan una carga muy importante por el momento en el que se hicieron.

Saúl en un partido FOTO: VAVEL
Saúl en un partido FOTO: VAVEL

Porque al alicantino le da igual estar en el lateral izquierdo o en el derecho; en la banda derecha o en la izquierda; de central o de segunda punta. En todas ellas asegura buen partido. Precisamente, estas seis posiciones las alcanzó con tan solo 22 años de la mano de Simeone en la temporada 2016-2017.

Simeone se rinde ante Saúl

Porque el preparador siempre ha tenido en él, a su jugador comodín. Por todos es conocido que el Atlético de Madrid ha pasado por épocas en las que las lesiones se han cebado con ellos, y el que salía al rescate era él, Saúl. De ahí que el técnico argentino siempre hable a favor de exprimir esa capacidad del futbolista. Prueba de ello son estas dos declaraciones.

"Muchas veces me critican porque le pongo de lateral izquierdo. Si él quiere, está capacitado para jugar en muchas zonas del campo. Estaba intenso, aplicado... Un jugador de Selección, un jugador de jerarquía", esto fue lo que dijo en la rueda de prensa después del partido ante Osasuna del pasado mes de diciembre.

"Si fuese Saúl, estaría orgulloso como él lo está de poder ayudar al equipo desde todas las posiciones que él puede hacer, porque está claro que donde lo utilizamos, ya sea de central o de lateral izquierdo, son posiciones que las puede hacer, porque tiene un nivel táctico importante, y un entender sobre todo lo que necesita ese juego. Jugando de frente es siempre mucho mejor", apuntó en la previa del enfrentamiento ante el Alavés en 2018.  

Saúl en la celebración de un gol FOTO: VAVEL
Saúl en la celebración de un gol FOTO: VAVEL

Precisamente, hasta esta fecha, Saúl había jugado 138 partidos como pivote, 60 de interior derecho, 17 de interior izquierdo, como defensa central 16 y solo dos de lateral izquierdo. 

Tal es su potencial de cambiar, que no solo lo ha llevado a cabo en el Atlético, sino que también le ha servido para ayudar en la Selección y llamar así, la atención del seleccionador. Un ejemplo de ello fue en el partido ante Alemania del mes de marzo de 2018. Un partido en el que partió en su posición fija, pero fue cambiando a medida que el partido lo necesitaba.

Todo esto le ha hecho ser uno de los futbolistas que, año tras año, suena para los grandes de Europa. El último, el Manchester United.

VAVEL Logo