Barcelona, ¿destino favorito de los jugadores del Valencia?
Foto: UEFA.com

A través de la historia, muchos jugadores han vestido con mucho orgullo la camiseta del Valencia CF, y por cuestiones normales del fútbol, muchos de ellos han tenido largas carreras en las filas ché, como es el caso de futbolistas como: Rubén Baraja, Carlos Marchena, David Albelda, Amadeo Carboni y Santiago Cañizares, solo por nombrar algunos jugadores legendarios del club en los últimos tiempos.

Dentro de ese universo de futbolistas del Valencia de los últimos 20 años, varios han sido los que han cambiado la camiseta blanca por la azulgrana del FC Barcelona, y de eso es lo que se hablará en este reportaje, y así rememorar, en tiempos de cuarentena, esa "buena relación" que ha existido entre ambos clubes en este par de décadas, que ha permitido esta especie de éxodo de futbolistas desde la Comunidad Valenciana a Cataluña.

Gerard López, el primero de muchos

Se comenzará este éxodo de jugadores con Gerard López, quien fichó por entidad naranjera desde la temporada 1997 con tan solo 17 años, de la mano de Jorge Valdano. La destitución del ex madridista provocó la llegada de Claudio Ranieri a los banquillos, relegando al joven jugador de Granollers a la banca. La falta de minutos lo llevó a ser cedido en la temporada 98-99 al Deportivo Alavés, donde completaría una gran temporada. En la campaña 99-00 volvió de su cesión, y bajo las órdenes de Héctor Cúper, formó un mediocampo de ensueño junto a Farinós, Mendieta y Kily González que fue subcampeón de Europa, lo que causó que el equipo culé pusiera los ojos en él, que definitivamente terminaron pagando poco más de 21 millones de euros para hacerse con sus servicios.

Foto: Getty images
Foto: Getty images

Ya luego de esto, hubo un gran paréntesis de transacciones de valencianistas al Barcelona, a pesar de que se presentaron situaciones en las que jugadores como Patrick Kluivert y Gaizka Mendieta se vistieron con la camiseta del Valencia y Barcelona respectivamente en ese tiempo, dichas transacciones no se hicieron directamente entre los clubes.

David Villa, el primero de esta década

El siguiente fichaje que se va a recordar, quizás el más relevante de todos, por el peso y el monto que tuvo que pagar el Barcelona, es el de "El Guaje" David Villa, quien desde que llegó a la capital valenciana en 2005 procedente del Real Zaragoza, no se cansó de realizar anotaciones, que lo llevaron a conseguir 129 goles en 225 partidos, y sin duda lo convirtieron en figura de la afición ché, que alucinaba con la capacidad goleadora del '7' del Valencia y de la Selección Española (poco después). El cinco de mayo del 2010, jugaría su último partido con el equipo naranjero, y el 21 del mismo mes estaba pasando el reconocimiento médico con el equipo culé, que desembolsó 40 millones de euros, convirtiéndose en el segundo fichaje español más caro, por detrás de Gaizka Mendienta, que por poco más de 41M€ unos años atrás se había ido al Calcio con la Lazio, también desde el Valencia.

Foto:Sitio Oficial Valencia CF
Foto:Sitio Oficial Valencia CF

Jordi Alba, una gran baja

No pasaría mucho tiempo para que la directiva azulgrana, de la mano de Andoni Zubizzareta, pusiera sus ojos en otro jugador del Valencia, y es que un tal Jordi Alba llevaba un par de años poniendo su nombre a la banda izquierda en toda la Liga. Su buena ubicación en defensa, sus grandes proyecciones en ataque, y el hecho de ser catalán, no fue pasado por alto por el exguardameta del Barcelona y Valencia que, tras los problemas de salud de Eric Abidal, necesitaban un lateral izquierdo de garantías, y quien otro sino Jordi Alba, que tras tres años de gran nivel en el Valencia, el 28 de junio de 2012, se iría traspasado a la entidad culé por 14 millones de euros, y así el Barça recuperaba un jugador formado en La Masía.

Foto: UEFA.com
Foto: UEFA.com

Jeremy Mathieu se fue en su mejor momento

Para el 2014, la dirección deportiva culé, que seguía con Andoni Zubizarreta a la cabeza, buscaba sustituto de su capitán Carles Puyol, quien ese año anunció que colgaba las botas como jugador activo, además de la baja que ya habían sufrido por Eric Abidal, quien se marchó al Mónaco poco después de superar el cáncer, los ojos se pusieron encima de un renovado Jeremy Mathieu, quien de la mano de Ernesto Valverde y Miroslav Djukic, había cambiado la banda izquierda por la defensa central, esto con el fin de reducir las lesiones. Mathieu, quien en su última temporada como ché había llevado la cinta de capitán por diferentes razones, el 23 de julio de 2014 llegó a un acuerdo con el Barcelona quien abonó los 20 millones de euros de su cláusula de rescisión.

Foto: Carla Cortés VAVEL
Foto: Carla Cortés VAVEL

2016: el Barcelona vino con todo

Ese año ya no estaba Zubizarreta como encargado de los fichajes, incluso había nuevo presidente, Josep Bartomeu traía consigo a Roberto Fernández Bonillo como Secretario Técnico, otro conocido por la afición ché, aunque esta vez no le daría muchas alegrías al equipo, y es que la directiva culé decidió ir a por dos jugadores importantes del Valencia. El primer gran golpe que le dieron a los fanáticos naranjeros fue la salida del portugués André Gómes, quien apenas tenía dos años en el club tras su llegada desde el Benfica, a cambio de 15 millones de euros. El Barcelona desembolsó 35M€ más 20 en variables que llegarían a la entidad ché, en tal caso de que el portugués lograra una serie de títulos individuales, entre ellos, el balón de oro, trofeo que no ganó.

Foto: Carla Cortés VAVEL
Foto: Carla Cortés VAVEL

Poco antes de finalizar el mercado de fichajes estival del mismo año, el Barcelona se hizo con el fichaje de Paco Alcácer, el 30 de agosto, por 30 millones de euros más dos en variables. Este fichaje sorprendió a muchos, porque el delantero español había hecho toda la pretemporada bajo las órdenes de Pako Ayestarán. Alcácer llegaba de anotar 13 goles en la temporada anterior, además también había ayudado a la selección en las eliminatorias a la Euro 2016 con cinco goles en los ocho partidos que disputó.

Foto: Getty images
Foto: Getty images

Ese año, por contra parte, al Valencia llegarían dos jugadores culés, por un lado Martín Montoya, quien llegaba libre y para cubrir la salida de Antonio Barragán, quien había abandonado la entidad por el Middlesbrough. Además, también llegó cedido Munir El Haddadi, quién fue incluido en el traspaso de Paco con una opción de compra al final de temporada por 12 millones de euros, opción que el equipo ché no ejerció con el delantero español.

El último, hasta ahora...

Quien se ha convertido en el último jugador del Valencia en fichar por el Barcelona es el guardameta brasileño Neto Murara, quien el 27 de junio del 2019, alcanzó un acuerdo con el FC Barcelona por 26 millones de euros más otros nueve en variables que no se han cumplido. Un día antes del fichaje de Neto por el equipo azulgrana, el Valencia había llegado un acuerdo por el traspaso de Jasper Cillessen, quien llegó al equipo ché por una suma de 35 millones de euros.

Foto: Valencia CF
Foto: Valencia CF

Por ahora, estos han sido los fichajes que se han dado entre ambas entidades, donde destacan son las salidas de los jugadores del Valencia con destino a la ciudad condal, lo que demuestra la buena relación que mantienen ambas directivas.

VAVEL Logo