Manuel Pellegrini: creando un proyecto de ensueño
Pellegrini, con el traje del Málaga. Fuente: Málaga CF

Los malos resultados cosechados por el anterior entrenador, Jesualdo Ferreira, hicieron que en la jornada 9 de la temporada 10/11 el equipo blanquiazul cayese a puestos de descenso (18º).

  • 2010/11

La meta de "El Ingeniero" era clara: apaciguar la situación y salir de esos puestos. El club estuvo en descenso, de manera intermitente, hasta la jornada 31, varias de ellas como colista. Aun así, acabó la temporada en la undécima plaza, con 46 puntos, cuando se bajó con 43 (marca que tuvo el Deportivo de la Coruña).

En esta primera temporada, aprovechando el mercado invernal, llegaron los primeros refuerzos. Algunos de los más recordados son Baptista y Demichelis, jugadores que añadieron la veteranía en un equipo con un objetivo claro marcado, además de Caballero, que cubriría la grave lesión que sufrió Sergio Asenjo.

  • 2011/12

Tras esta primera temporada de transición, vendría la gloria. El club se reforzó con nombres como Cazorla, Van Nistelrooy, Isco, Joaquín, Toulalan y Monreal entre otros. Con ellos y los que ya estaban, solo hacía falta que Pellegrini estructurara las piezas. Y tanto que lo hizo. La mejor posición en la historia del Málaga y pase a la Champions, tras una temporada en la que incluso se llegó a liderar la competición doméstica gracias a la famosa chilena de Baptista.

  • 2012/13

Esta temporada fue eufórica en general. Se alcanzó un sexto puesto en Liga que les habría dado plaza para jugar la Europa League (si no fuese por la sanción de la UEFA) y en Copa el equipo malacitano cayó en cuartos de final contra el FC Barcelona. Aun así, sin desmerecer ninguna competición, lo memorable de esta temporada fue la Champions.

La cuarta plaza estaba conseguida, pero había que jugar contra el Panathinaikos para conseguir ir a la máxima competición europea. En este partido, Demichelis y Eliseu marcaron dos goles que, sumados al empate en Atenas, significaron escribir un nuevo capítulo en la historia de este equipo.

El siguiente paso fue el grupo C de la Champions League, donde el Málaga se enfrentaría al Zenit, el Anderlecht y Milán. Algunos tachaban de pequeños a los boquerones, pero al final,fueron los temidos: 3-0 contra el Zenit (con doblete de Isco), 0-3 en Bruselas (con otro doblete, pero de Eliseu) y un 1-0 frente el Milán (de parte de Joaquín), sumados al empate a 1 en San Siro (con goles de Pato y Eliseu) y dos partidos por 2-2, en San Petersburgo (con Buonanotte y Seba por protagonistas) y contra el Anderlecht en Málaga (doblete de Duda). Invictos, rumbo a octavos.

Pudiendo jugar contra el Galatasaray, el Celtic o el Shakhtar Donetsk, las opciones más duras eran el Arsenal y el Porto. Contra el equipo luso tocó y en su feudo ganaron (1-0 de Moutinho), aunque, como bien sabemos, La Rosaleda tiene una magia especial. Tras haber movido a más de 2500 aficionados hasta Oporto, la vuelta se jugaba con un estadio lleno de malaguistas y eso era decisivo; tanto, que Isco y Santacruz remontaron el resultado fraguado en Portugal.

Y llegó el Borussia, que le había metido un 3-0 al Shakhtar en Alemania. En Málaga, se vivió un partido sin riesgo en las porterías, como reflejó el resultado (0-0).Así que todo se decantaría en Dortmund. Y bueno… Todos sabemos lo que ocurrió. Gol de Joaquín en el 25 que contrarrestó Lewandowski en el 40. Eliseu consigue el segundo en el 82, que hizo soñar al club andaluz, pero Reus (91) y Felipe Santana (93) le dieron la vuelta al resultado en un partido con +4 de añadido y varias polémicas.

De esta manera tan cruel,acabaría la etapa de uno de los entrenadores más queridos en Málaga, al que se le coreó hasta el final su nombre para muestra del cariño y agradecimiento que se le tiene en Martiricos.

VAVEL Logo