David Silva, una vuelta soñada para el Valencia
David Silva celebra una victoria / Fuente: Twitter (@21LVA)

El Valencia se encuentra ante una de las oportunidades más interesantes del mercado con la posible vuelta de David Silva a la capital del Turia. El jugador del Manchester City acaba contrato con los citizens este año y su rendimiento en la presente temporada hace pensar que aún le quedan años de fútbol que podría aprovechar en el Valencia, equipo donde creció y se convirtió en uno de los jugadores más destacados del país. 

A sus 14 años comenzó a jugar en las categorías inferiores del Valencia y, tras dos cesiones muy provechosas en el Eibar (2004-2005) y el Celta de Vigo (2005-2006) en las que fue titular indiscutible, en la temporada 2006-2007 le llega la oportunidad de jugar en el primer equipo che. 

De la mano de Quique Sánchez Flores se convierte en una pieza importante del equipo, que acabaría cuarto en la liga y que alcanzó los cuartos de final de la UEFA Champions League. Silva, a sus 20 años, disputó más de 50 partidos esa temporada y consiguió anotar goles muy importantes, entre los que destacan el que marcó en San Siro frente al Inter en octavos y en Stamford Bridge en cuartos ante el Chelsea. 

El buen rendimiento mostrado durante esta campaña provoca que Luis Aragonés le convoque para la selección por primera vez el 15 de noviembre de 2006, a partir de ahí sería un fijo en las convocatorias del combinado nacional. A pesar de que la temporada siguiente es muy irregular a nivel colectivo en el Valencia, Silva se afianza, siendo el mejor socio de Villa, con el que desarrolla una combinación letal; y forma parte del once titular de la España que ganaría la Eurocopa de 2008 en Austria y Suiza. 

Villa y Silva celebran el gol del 7 frente a Suecia en la Euro 2008 | Foto: Manchester City
Villa y Silva celebran el gol del 7 frente a Suecia en la Euro 2008 | Foto: Manchester City

Para aquel entonces, David Silva ya había mostrado de sobra que era un jugador distinto y especial, un 'mago' del balón. Disputó dos temporadas más en el Valencia a un nivel excelso en un ataque que maravillaba a toda Europa junto a sus compañeros David Villa, Pablo Hernández, Juan Mata y, sobre todo, David Villa.

Su etapa en el Valencia termina en el verano de 2010, su juego levantó el interés de los mejores equipos del viejo continente y finalmente, durante el Mundial de Sudáfrica, se anuncia su traspaso al Manchester City, donde encabezaría uno de los proyectos futbolísticos más ambiciosos de la mano del jeque Mansour

Marcharse a Inglaterra fue una de las decisiones más acertadas de su carrera. Su crecimiento en el Manchester City fue escandaloso en las primeras temporadas, siendo uno de los mejores jugadores de la competición y consiguiendo 13 títulos, entre ellos cuatro de la Premier League. Pese a ser uno de los mejores -por no decir el mejor- jugadores extranjeros de la historia de la Premier , la prensa española siempre ha tendido a infravalorarle y no colocarle al nivel de otros jugadores como Iniesta o Cesc Fàbregas, probablemente por no haber jugado en uno de los grandes de España y por perder la importancia que tenía en 'La Roja' con Luis Aragonés tras la llegada de Vicente del Bosque.

Con la llegada de Pep Guardiola al banquillo de los sky blues, Silva se reinventa, evoluciona, retrasa su posición y se convierte en la prolongación del catalán sobre el césped. Tras la salida de Vincent Kompany, es elegido como capitán del City y, en la presente campaña, a pesar de perder importancia, ha disputado un total de 19 encuentros.

David SIlva con el trofeo de la Premier League | Foto: Manchester City
David SIlva con el trofeo de la Premier League | Foto: Manchester City

Su contrato finaliza en el mes de junio y los rumores no han tardado en llegar. Primero, el interés del Inter de Miami, dirigido por Beckham, se postuló como una de las opciones para que Silva se retirara en Estados Unidos, pero visto su nivel, el Valencia pensó en su vuelta. César Sánchez ya ha hablado con él y parece que la operación podría estar en marcha, el principal impedimento es su salario pero en el contexto actual puede ocurrir cualquier cosa.  

En la idea de 4-3-3 que tiene Celades en mente, David Silva encajaría perfectamente, al lado de Parejo formaría un centro del campo exquisito y podría ser mentor de los jugadores más jovenes, como Carlos Soler o el surcoreano Kangin Lee, que siempre ha sido visto como el nuevo Silva de la cantera che. 

VAVEL Logo