El Alavés, de vuelta a la acción
Laguardia, mirando con anhelo el balón / Foto: Deportivo Alavés

El equipo babazorro dio en la mañana del lunes su primer paso hacia la nueva normalidad. Los hombres de Asier Garitano volvieron a desfilar por las instalaciones deportivas de Ibaia para dar comienzo su puesta a punto de cara al tramo final de temporada, tomando nuevamente contacto con el césped tras varias semanas de aislamiento. Eso sí, durante esta primera fase, los entrenamientos se llevarán a cabo de manera individual.

Siguiendo el protocolo determinado por el CSD y LaLiga, los futbolistas fueron llegando con intervalos de diez minutos entre sí, vistiendo la ropa deportiva necesaria para entrena. En cuanto a la sesiones de trabajo, cada uno de los jugadores dispuso de su espacio determinado. La actividad de cada jugador, destinada principalmente al apartado físico, estuvo supervisada por un miembro del cuerpo técnico.

Como dato más optimista, el centrocampista Tomás Pina, lesionado desde diciembre debido a su rotura del peroné, volvió a ejercitarse al mismo ritmo que sus compañeros. Además, los futbolistas del filial Paulino, Aritz Castro, Mahmoud Abdallahi, José Luis Rodríguez y Javi López fueron citados por Asier Garitano para completar las instrucciones destinadas al primer equipo. Las nuevas reglas que se prevén en cuanto al número de convocados y sustituciones durante el partido pueden abrirles una gran oportunidad para hacerse un hueco en los planes de futuro del entrenador.

El cumplimiento de las restricciones establecidas para esta fase 1 ha provocado que esta primera jornada de vuelta a la acción se haya alargado hasta las 14 horas. 

Manu García, ejercitándose en solitario / Foto: Deportivo Alavés
Manu García, ejercitándose en solitario / Foto: Deportivo Alavés

La siguiente sesión de trabajo está programada para este miércoles. Antes, los futbolistas albiazules recibirán por vía telemática la noche anterior las pautas de su rutina por parte del cuerpo técnico. Por otra parte, respetando la regla de los diez minutos, continuarán llegando a la ciudad deportiva de manera escalonada, portando una bolsa hermética previamente proporcionada por el club. En ella, llevarán 

En ella, llevarán la ropa utilizada el día anterior a las instalaciones, donde se procederá a su limpieza de manera escrupulosa. Del mismo modo, al final de la jornada servirá para llevar a casa la indumentaria precisa para el siguiente entrenamiento. Por supuesto, el uso de guantes y mascarilla en la máxima medida de lo posible continuará a la orden del día los próximos días. Toda precaución es poca para que el balón vuelva a rodar en Mendizorroza.

VAVEL Logo