¿Póker? ¿Repóker? Escalera de color... rojiblanco
Vía: Atlético de Madrid

Gol. Esa bendita palabra que se escucha en un campo de fútbol y es el bálsamo que todo lo cura. Ese santo grial que todo jugador busca cuando pisa el césped de un estadio. Ese don que cotiza al alza, que cuantos más logre un jugador, más revaloriza su caché. Es por eso que se llegan a pagar auténticas barbaridades por un jugador que sea capaz de garantizar un número importante de goles al término de la temporada, pues casi siempre es sinónimo de levantar títulos.

Anotar un gol conlleva una gran alegría. Anotar dos marca a fuego al jugador en la mente del aficionado (más si es en un partido importante). Hacer tres suele calificarse como haber realizado un partido perfecto, pues es una tarea muy difícil, hacer tres goles en un mismo partido. Es por ello que no abundan aquellos jugadores que han conseguido anotar más de tres goles en un mismo partido. A continuación, estos son los jugadores que han logrado anotar cuatro goles o más en un mismo partido luciendo la camiseta del Atlético de Madrid a lo largo de toda su Historia.

Cosme

Es el Atlético de Madrid un club singular, hasta para el hecho de que sus jugadores hicieron un póker de goles (4 goles) antes que un Hat-Trick (3 goles). De esta manera, fue Cosme Vázquez el primero en anotar cuatro goles en un partido con la camiseta del Athletic club de Madrid, el 9 de junio de 1929 en un partido de Liga ante el Europa que finalizó 5 - 4 para los madrileños. Fue esta la primera temporada de la Historia del fútbol español, que terminó adjudicándose el FC Barcelona. El primer gol de la Historia del Athletic Club de Madrid lo anotó Vicente Palacios en la primera jornada ante el Arenas de Guecho. Este gijonés sólo jugó dos partidos, pero fueron suficientes para entrar en la Historia colchonera.

Por su parte, Cosme anotó nueve tantos más, elevando su cuenta a 13 dianas, pero insuficientes para alcanzar a Bienzobas, quien con 16 goles terminó la temporada como máximo goleador. Al año siguiente, se fue al Real Madrid.

Campos

Francisco Campos fue el siguiente en anotar cuatro goles en un mismo partido, once años después. Tras la Guerra Civil, el Athletic de Madrid se fusionó con el Ejército del Aire y se denominó Atlético Aviación, que se adjudicó las dos primeras ligas posteriores a la catástrofe nacional. En la primera jornada de la segunda, el 29 de septiembre de 1940, Campos anotaba cuatro goles para dar la victoria al club rojiblanco, esta vez ante el Celta de Vigo aunque con idéntico resultado que la vez anterior, 5 - 4. Pruden, el próximo protagonista, anotó el gol restante.

Pruden

Prudencio Sánchez, Pruden, sólo estuvo una temporada en el Atlético Aviación. Este salmantino despuntó en el Salamanca y de ahí lo reclutó el equipo rojiblanco, donde demostró una voracidad goleadora pocas veces vista. Consiguió hasta tres veces anotar cuatro goles en un mismo partido, la primera el 20 de octubre de 1940 ante el Athletic Club de Bilbao en un partido que terminó 0 - 5, la segunda el 22 de diciembre del mismo año, ante el Murcia (6 - 0), ambos en Liga. La tercera dio lugar el 18 de mayo de 1941 ante el Betis en la Copa del Generalísimo (8 - 1). Sólo se quedó sin anotar gol únicamente en tres jornadas (Hércules, Valencia y Oviedo) y en una eliminatoria de la Copa del Generalísimo (ante el Donostia). Lógicamente, fue pichichi con 33 tantos. al año siguiente volvió al Salamanca y tras dos temporadas en Segunda división, fichó por el Real Madrid, donde hizo carrera.

La delantera de Seda y de Cristal

Fueron las delanteras más populares del Atlético de Madrid a finales de los años 40 y la década de los 50. La delantera de Seda la formaban Vidal, Silva, Campos, Juncosa y Escudero. La delantera de Cristal la componían Carlsson, Pérez Payá, Ben Barek, Juncosa y Escudero. A la delantera de seda se le dio tal calificativo por medio de los periodistas debido al mimo y suavidad con que trataban el balón y a la suavidad de las paredes y desmarques que realizaban. La delantera de cristal fue llamada así debido a la gran cantidad de lesiones que sufrieron Ben Barek, Juncosa y Carlsson. En cualquier caso, los dos delanteros que comparten ambas delanteras fueron los únicos en conseguir cuatro goles en un partido.

Adrián Escudero, máximo goleador histórico del Atlético de Madrid en Liga con 150 dianas, consiguió su primer póker el 26 de septiembre de 1948, ante el Oviedo (6 – 0). Ocho años tardó en repetir la hazaña, el 13 de mayo de 1956, esta vez ante el Las Palmas en la Copa del Generalísimo, con idéntico resultado (6 – 0). Entre medias, el fino extremo ilerdense  Juncosa realizaría su póker de goles ante el Racing de Santander el 8 de octubre de 1950 (9 – 1).

Vavá

Se retiró Escudero, el último integrante de las dos renombradas delanteras y llegaron Vavá y Mendonça, dos leyendas del club rojiblanco. Ya hacían diabluras por la banda izquierda otras dos leyendas como Enrique Collar y Joaquín Peiró, pareja denominada como el “Ala infernal” por lo complicado que resultaba pararles cuando tenían el día inspirado. Entre todos colaboraron para que ese brasileño que tenía nombre fácil y aún más facilidad para ver puerta consiguiese el primer repóker de goles de toda la Historia del Atlético de Madrid, el 7 de diciembre de 1958 en partido de Liga ante el Zaragoza (7 – 1). Peiró y Callejo anotaban los dos goles restantes en un día histórico para el club rojiblanco y en particular, para ese brasileño escurridizo que tras tres temporadas volvió al fútbol brasilero, pero dejando huella en la hinchada colchonera.

Joaquín Peiró

Fallecido recientemente, el 18 de marzo de 2020, Joaquín Peiró destacó en el Murcia, con quien logró el ascenso a Primera y al año siguiente recaló en el Atlético de Madrid. “El galgo del Metropolitano” le apodaban, enseguida congenió con Enrique Collar, formando una dupla por la banda izquierda que denominarían el “Ala infernal”. Peiró jugó 166 partidos de Liga en los que anotó 95 goles. Y dos póker de goles, uno contra el Betis el 8 de noviembre de 1959 y otro contra el Sevilla el 22 de septiembre de 1962, ambos a domicilio y en el campeonato liguero. Tras ocho años con la rojiblanca, se marchó a Italia donde jugó en el Torino, Inter de Milán y Roma.

Miguel Jones

Entre medias de Peiró, otro ilustre colchonero fallecido recientemente, Miguel Jones, también logró su momento de gloria con la consecución de cuatro goles en el partido que el Atlético de Madrid disputó el 16 de junio de 1960 ante el Elche en la Copa del Generalísimo. A pesar de no ser muy prolífico en la tarea de anotar goles, pues era un jugador que lo mismo jugaba de delantero, como de defensa, mediocentro, interior o lo que se terciase. Disputó 80 partidos ligueros repartidos en ocho temporadas. Falleció el 8 de Abril de 2020 aquejado de una neumonía agravada por el coronavirus.

Luis Aragonés

Hablar de Luis Aragonés es hacerlo de una leyenda del Atlético de Madrid y del fútbol español. El autor del primer gol en el Vicente Calderón, el autor del gol de la final de Copa de Europa de 1974, el entrenador de la Intercontinental, el míster que devolvió al Atlético de Madrid a Primera División tras “dos añitos en el infierno”… También el que con el Valencia apretó al Atlético de Madrid hasta la última jornada en la campaña del doblete… y el que a los mandos del Oviedo mandó al equipo de sus amores al infierno de Segunda División. El entrenador que más títulos ha logrado con el Atlético de Madrid junto a Simeone y el seleccionador que sentó las bases de la etapa más gloriosa de la selección española…  Y, por supuesto, en este selecto grupo también tiene cabida merced a los cuatro goles que anotó el 30 de Abril de 1967 en un partido de la Copa del Generalísimo ante el Mallorca (5 – 1). Es también el máximo goleador de la Historia del Atlético de Madrid sumando todas las competiciones con 171 goles (contando sólo los partidos de Liga, es Escudero, con 150 goles) y el “8” más importante de la historia colchonera. Falleció el 1 de Febrero de 2014.

Luis Aragonés celebrando el primer gol en la historia del Vicente Calderón. Foto: VAVEL
Luis Aragonés celebrando el primer gol en la historia del Vicente Calderón. Foto: VAVEL

José Eulogio Gárate

El “ingeniero del área” es leyenda viva del Atlético de Madrid. Durante las once temporadas que perteneció al club disputó con la casaca rojiblanca 325 partidos, anotando 136 goles que le valieron para lograr ser tres temporadas consecutivas máximo goleador de la Liga. Pero su tarde anotadora más prolífica fue el 13 de septiembre de 1967, en un encuentro de Copa de Ferias ante el Wiener, donde anotó cuatro de los cinco goles con los que el Atlético de Madrid salió victorioso del envite (2 – 5).

Orozco

Julio Orozco fue un delantero toledano que estuvo cinco años en las filas rojiblancas aunque no jugó demasiado, eclipsado por Gárate, Luis, Irureta y compañía. Pero tuvo su noche toledana (para el rival) el 5 de diciembre de 1971, en la victoria contra la Real Sociedad (5 - 0) marcando cuatro goles a Jose Ramón Esnaola. En 1973 se marchó al Málaga.

Baltazar

Este delantero brasileño estuvo tres temporadas en el Atlético de Madrid tras su paso por el Celta de Vigo. En su primera temporada fue pichichi con 35 goles en 36 partidos. Su partido memorable fue el 16 de octubre de 1988 en liga ante el Español, anotando 4 goles en la goleada por 6 - 1 al equipo catalán. Tras su periplo por el club rojiblanco fichó por el Porto.

Manolo

Manolo Sánchez Delgado fue un delantero con carácter que llegó al Atlético de Madrid proveniente del Murcia. Su movilidad y oportunismo en el área se tradujeron en una buena cantidad de goles que le valieron para ser pichichi en la temporada 1991/92 con 27 tantos. Esa misma temporada consiguió la hazaña de lograr cuatro goles, el 12 de Abril de 1992 ante el Cádiz en un partido de Liga que finalizó 5 - 1. Puso fin a su carrera en el Mérida la temporada 1995/96, la del doblete del que fue su club los siete años anteriores.

Pantic y Vieri

La del serbio e italiano es de esas circunstancias que se dan en el fútbol y que hacen este deporte tan apasionante e impredecible. Dos jugadores que lograron marcar cuatro goles cada uno en un mismo partido... y perdieron. Ambos además por el mismo resultado, 5 - 4. Primero fue el serbio, el 12 de marzo de 1997 en partido de Copa del Rey ante el Barcelona. Un año después le tocó al italiano, esta vez en Liga, el 21 de marzo ante el Salamanca. Sin embargo, ambos están por derecho en la Historia colchonera. Uno por sus medidos saques de esquina y sus magistrales lanzamientos de falta. El otro, por su gol imposible al PAOK de Salónica en partido de Copa de la UEFA y por terminar pichichi en su única temporada en el club, con 24 goles en 24 partidos.

Maxi Rodríguez

"La fiera" llegó al Atlético tras su paso por el Español. Siendo centrocampista, aseguraba una buena cantidad de goles por temporada. Su año más prolífico fue la temporada 2004/05 anotando 15 goles, lo que le valió su fichaje por el Atlético de Madrid. Sin embargo, fue en su última temporada, cuando su importancia en el once fue menguando, donde consiguió marcar cuatro goles en partido de Copa del Rey el 10 de noviembre de 2009 ante el Marbella (6 - 0). Apenas siete partidos después, hizo las maletas rumbo a Liverpool.

Falcao

70 goles en 91 partidos. Las estadísticas lo dicen todo. Un delantero total, voraz, que remataba todo lo que cayese cerca, de cabeza, pie izquierdo, pie derecho, como fuese. Dominaba todas las facetas y dio muchas tardes de gloria al respetable del Vicente Calderón. Protagonista absoluto en las finales de UEFA Europa League ante Athletic de Bilbao con dos goles y en Supercopa de Europa ante el Chelsea con un hat-trick en la primera parte. No podía ser otro sino él quien recogiese el testigo de Vavá. Hasta seis veces tuvo que recoger Aranzubía el balón de su portería, cinco por culpa de este colombiano insaciable, en la goleada del Atlético de Madrid al Deportivo de la Coruña el 9 de diciembre de 2012. Un delantero al que no le hace falta placa en el Paseo de Leyendas del Nuevo Metropolitano, pues tiene su hueco en el corazón de la afición rojiblanca.

Griezmann

El quinto máximo goleador en la historia del Atlético de Madrid (133 goles oficiales en 257 partidos), el primer goleador en el Nuevo Metropolitano tanto en Liga (ante el Málaga) como en Champions (ante el Chelsea), también dejó su huella en este selecto grupo. Fue el 28 de febrero de 2018 ante el Leganés en un partido que acabó 4 - 0 (el único partido en el que un sólo jugador anotó todos los goles del partido, incluyendo ambos contendientes). Se da la curiosidad que, además, el tercer gol de los cuatro que anotó Griezmann ante el Leganés supuso el gol número 100 del galo con la camiseta rojiblanca.

Bonus

El 17 de septiembre de 1958 se enfrentó el Atlético de Madrid al Drumcondra irlandés en partido de Copa de Europa. Dicho encuentro terminó con el resultado de 8 - 0. Se da la circunstancia de que se produjo un curioso póker: Cuatro jugadores anotaron un doblete cada uno (Peiró, Collar, Vavá y Mendonça) en la que es la victoria más abultada del equipo colchonero en competición europea.

VAVEL Logo