Fichajes que no han rendido en el Sevilla del siglo XXI
Monchi ha sido el gran artífice de los mejores y los peores fichajes del Sevilla en el siglo XXI. Foto: sevillafc.es

El Sevilla FC es un equipo que suele hacer numerosas apuestas por jugadores poco conocidos que suelen dar buenos resultados. A pesar de todo, no siempre salen los fichajes como deberían. Incluso hay veces que son los jugadores de más renombre los que peor rendimiento dan. Por ello, hoy vamos a ver, uno por cada temporada, los fichajes que no han rendido en el Sevilla a lo largo del siglo XXI.

Temporada 00/01: David Cañas

En una temporada en la que llegaron jugadores como Javier Casquero o Pablo Alfaro, probablemente, el fichaje que menos rindió fue David Cañas, un central de 21 años que llegaba desde el Getafe con vistas a ser importante en la zaga sevillista. Finalmente, pasó sin pena ni gloria.

Temporada 01/02: Moisés García

En aquella temporada, el mejor fichaje quizá fue el del delantero Moisés, que llegaba del Villarreal con 25 años. En su primera temporada, marcó 13 goles, pero era bastante polémico. Acabó siendo expulsado hasta en dos ocasiones. La siguiente campaña solo jugó 14 partidos; solo 4 como titular. Tras dos cursos como sevillista, fichó por el Córdoba.

Moisés celebrando un gol con el Sevilla. Foto: Twitter @moises9garcia
Imagen de un periódico de Moisés celebrando un gol con el Sevilla. Foto: Twitter @moises9garcia

Temporada 02/03: Nikolaos Machlas

A sus 29 años, este griego llegó a Nervión procedente del Ajax, por un préstamo que le costó casi medio millón de euros al club hispalense. Sin embargo, este delantero griego no llegó a cuajar. Jugó tan solo 14 partidos, siendo titular en solo 2 ocasiones. Marcó un doblete frente al Villarreal y no volvió a ver portería.

Temporada 03/04: Darío Silva

Llegaba esa temporada como el fichaje estrella. El delantero uruguayo venía de formar la conocida “Doble D” junto a Dely Valdés en el Málaga. Ya con 30 años, el internacional charrúa quería dar un salto de calidad en el Sevilla. Sin embargo, solo jugó dos temporadas, sin un rendimiento excesivamente bueno. Marcó 11 goles en su primera campaña y 2 en la segunda, en la cual ya estaba en decadencia.

Temporada 04/05: Ariza Makukula

Muchos recordarán este nombre tan peculiar por ser aquel jugador congoleño-portugués muy prometedor que llegó al Sevilla gravemente lesionado, y apenas llegó a pasar de aquel estado. Se pagó 3,5 millones, confiando así en su recuperación, pero los continuos problemas no permitieron que este delantero, que por aquel entonces tenía 23 años, triunfase. Si en su primera temporada jugó 18 partidos, en su segunda y última solo jugó uno, y sin ser titular.

Temporada 05/06: -

Es imposible escoger un mal fichaje en una temporada en la que llegaron jugadores como Kanouté, Luís Fabiano, Maresca, Dragutinovic o Palop. Aquel mercado de fichajes marcó historia en el Sevilla, pues estos jugadores fueron partícipes de la consecución del primer título continental del club: la Copa de la UEFA.

Temporada 06/07: Javier Chevantón

El ariete uruguayo llegó procedente del Mónaco por 8,9 millones. Siempre será recordado por marcar el gol de la victoria de chilena en la prórroga en Donetsk,que serviría para dar el paso a Cuartos de Final de una Copa de la UEFA que más tarde levantarían. Más allá de ese episodio, no llegó a ser importante en el equipo, aunque su garra fue muy valorada por la afición.

Chevantón recuerda con cariño su etapa como sevillista a las órdenes de Caparrós. Foto: Twitter @JChevanton
Chevantón recuerda con cariño su etapa como sevillista a las órdenes de Caparrós. Foto: Twitter @JChevanton

Temporada 07/08: Arouna Koné

El Sevilla no acababa de tener suerte con los delanteros. En este caso, pagó 12 millones para llevarse a este codiciado ‘9’ costamarfileño. Su primera temporada no fue del todo fructífera, marcando solo dos goles en 25 partidos. Se lesionó en un amistoso con su selección, y a partir de ese momento, nunca volvió a tener continuidad, ni sus resultados fueron los esperados. El Sevilla fue cediéndolo hasta que le encontró una salida.

Temporada 08/09: Lautaro Acosta

Venía de ganar el oro olímpico junto a jugadores de la talla de Messi o Agüero. Llegó a Nervión con el sello de calidad por 7 millones de euros. Sin embargo, el extremo argentino no pudo demostrar su calidad debido a las lesiones. Tras cuatro débiles temporadas en España, volvió a Argentina, donde aún juega sin ser una estrella.

Temporada 09/10: Didier Zokora

De nuevo, el Sevilla apostó por un costamarfileño para el equipo. En este caso, Zokora llegaba como un pivote defensivo duro, que procedía de hacer tres buenas temporadas en el Tottenham. Sin embargo, solo jugó dos temporadas como sevillista, ya que fue vendido al Trabzonspor por menos dinero del que costó.

Temporada 10/11: Tiberio Guarente

El mediocentro italiano llegó procedente del Atalanta, entonces en la Serie B, por 5,5 millones de euros. Su periplo por Sevilla duró solo dos temporadas. Una grave lesión de rodilla no le permitió disputar más de 13 partidos con el club andaluz. Tuvo que volver a Italia para intentar volver a una normalidad que nunca llegó.

Temporada 11/12: Baba Diawara

He aquí otro intento fallido de fichar un buen delantero sevillista. Baba Diawara llegó con 24 años procedente del Marítimo por 3 millones de euros. Sin embargo, no jugó ni 3 partidos como titular en su primera temporada, y en su segunda no pasó de los 7, marcando 4 goles entre las dos campañas. El club hispalense lo tuvo que mandar cedido a Levante y Getafe; y más tarde, volvió libre a su equipo de procedencia.

Temporada 12/13: Cicinho

Era un lateral derecho brasileño con vistas a recordar a Dani Alves. Sin embargo, jugó solo una temporada a buen nivel, ya que una rotura de ligamento cruzado le apartó de los terrenos de juego durante un largo tiempo y no se volvió a ver su mejor versión. Además, tampoco ayudó su mala relación con Emery, por lo que volvió a su país.

Temporada 13/14: Raul Rusescu

Este delantero rumano venía de hacer buenas temporadas en el Steaua Bucarest, pero el mal estado de forma en el que llegó no le ayudó a su adaptación en Nervión. Unai Emery no le dio muchas oportunidades para triunfar, y su actitud no era la mejor, así que fue yendo cedido por Portugal y por su anterior equipo, hasta recalar en Turquía.

Temporada 14/15: Iago Aspas

Llegó esa temporada como cedido, pero se ejerció la opción de compra obligatoria a final de temporada. Por 6 millones, el ariete del Liverpool llegaba tras un fracaso por tierras inglesas, y en Sevilla volvió a demostrar que fuera de Vigo no era el mismo. En el mismo mercado en el que fue oficialmente fichado se materializó su regreso al Celta, a cambio 5 millones. En su única temporada como sevillista jugó 30 partidos, más de la mitad saliendo desde el banquillo, y marcó 11 goles. Otro delantero que no convenció a Unai Emery, y menos aún estando al lado de Kevin Gameiro.

Iago Aspas celebra un gol con rabia. Foto: Twitter @aspas10
Iago Aspas celebra un gol con rabia. Foto: Twitter @aspas10

Temporada 15/16: Ciro Immobile

El delantero italiano llegaba al club con el papel de ‘killer’. Gameiro se encontraba solo ante el peligro y se buscaba otro delantero de nivel. Llegó como cedido por 3 millones, con una opción de compra obligatoria de 11 millones. La operación no salió del todo bien, pues solo jugó media temporada en Sevilla, con una escasa participación. Marchó cedido al Torino durante la media temporada restante y toda la siguiente. Finalmente, la Lazio se lo llevó por 9 millones, y le está dando un resultado increíble.

Temporada 16/17: Walter Montoya

En este caso, el Sevilla buscó un extremo argentino procedente de Rosario con buena proyección, pero no duró mucho su aventura sevillista. Llegó en invierno, y en sus primeros meses en el club andaluz solo jugó en 6 ocasiones. La siguiente temporada, jugó 8 partidos en los que su participación fue nula, y un año después de su fichaje, se marchó al Cruz Azul mexicano. Fue un fichaje muy mal recordado por la afición.

Temporada 17/18: Luis Muriel

De nuevo, el Sevilla se adentró en el mercado en busca de un buen delantero. En este caso, el elegido fue este colombiano de 26 años. Casi 25 millones pagó el club a la Sampdoria por un futbolista que jugó 50 partidos en su primera temporada y marcó solo 10 goles. La siguiente temporada solo jugó la mitad, pero con una participación menor. Con su vuelta a Italia, sus números mejoraron, primero en la Fiorentina, y después en su equipo actual: Atalanta, siendo uno de sus mejores jugadores.

Temporada 18/19: Quincy Promes

El extremo holandés llegaba del Spartak Moscú con el papel de estrella, pero salvo algún partido esporádico, nunca demostró su calidad. Tras una temporada muy floja, no se tuvo mucha paciencia, y fue vendido al Ajax por menos de lo que costó. Allí sí está dando un mejor rendimiento.

Temporada 19/20: Rony Lopes

Esta temporada era él el fichaje estrella. El extremo portugués llegaba con 23 años del Mónaco, con un futuro prometedor que llevó al Sevilla a pagar 25 millones de euros. Contra todo pronóstico, no ha hecho ni un solo buen partido de los 12 que ha jugado. Es claro candidato a salir cuando finalice la temporada.

Con él terminamos esta serie de fichajes sevillitas que no han rendido; una serie de grandes futbolistas, unos más conocidos y otros menos, de los que se esperaba mucho y han terminado dando muy poco. Es algo que ha pasado prácticamente en cada temporada de lo que llevamos de siglo XXI, y sin duda alguna, seguirá pasando.

VAVEL Logo