Se cumplen cinco años de la cuarta Europa League del Sevilla FC
Celebración del titulo conseguido en Varsovia | Foto: Sevilla FC 

El conjunto dirigido por aquel entonces Unai Emery, conseguía proclamarse por cuarta vez campeones de Europa al superar en un apretado dos a tres al Dnipro. 

Esta final no se presentaba favorable de cara a los nervionenses al empiezo del encuentro, ya que en el minuto siete, Kalinic conseguiría adelantar al equipo ucraniano en el marcador. El partido se empezaba a poner cuesta arriba, pero el conjunto nervionense demostró fuerza, lucha y sobre todo, coraje. Esto le sirvió para que tras varios minutos de intentos, uno tras otro, Krychowiak consiguiera igualar el encuentro con un potente cabezazo tras un córner.

Pero eso no sería todo, el empate le daba un poco de respiro al conjunto nervionense, el cual se sentía superior en el encuentro. Tanto es así, que una maravilla de Reyes fue aprovechada por el colombiano Bacca que, tras "romper" a Boyko, puso el marcador a favor de los sevillistas. Tras el gol, el partido se le ponía bastante a favor a los de Emery, quienes parecían tener controlado el partido, pero en los últimos compases del primer tiempo el Sevilla FC se dejó ir, algo que el conjunto ucraniano aprovechó para volver a poner tablas en el marcador. Ambos conjuntos se marchaban al túnel de vestuarios empatados en el marcador.

La segunda parte no comenzaba muy bien para los de Unai. El Dnipro se mostraba muy vivo a la espera de que un error de los nervionenses les hiciese poder adelantarse nuevamente en el marcador, como al inicio del encuentro. El técnico del conjunto rojiblanco intentaba buscar soluciones introduciendo a jugadores desde el banquillo para dar relevo a los que se encontraban dentro del terreno de juego. Hubo un cambio clave, y ese fue el de Coke por Reyes adelantando a Aleix; desde ese momento, el Sevilla se mostró mucho más sólido en el partido. 

En la última media de hora del encuentro, el partido se mantendría bastante igualado aunque las ocasiones fueron casi nulas; el Sevilla conseguía meterle el miedo en el cuerpo a los ucranianos. Por consiguiente, cuando corría el minuto 73, de nuevo el colombiano Bacca, aprovechaba un toque providencial de Vitolo para hacer el tercero para los sevillistas, y conseguir así, proclamarse campeones de la Europa League, y por lo tanto, revalidar el titulo. 

Tras conseguir esta Europa League, el equipo de Nervión sumaría una más a su palmarés, y serían cuatro en total. El Sevilla FC se proclamaba no solo campeón de Europa, sino el equipo que más Europa League tiene en su palmarés, pero no acabaría aquí, pues tan solo un año después, el Sevilla FC se volvería a proclamar vencedor de la Europa League, la tercera consecutiva y la quinta en su historia.

VAVEL Logo