La revolución brasileña de Monchi
Evilla FCRenato, Baptista, Alves, Adriano y Fabiano en 2005.  Fuente: Sevilla FC

Monchi y su staff, conocidos por todos como unos de los mejores descubridores de talento del mundo del fútbol, han pescado en bastantes mercados, pero uno de los mejores,sin duda para ellos, es el fútbol brasileño. Buena parte del Sevilla que empezó a campeonar en 2005, estaba construido por jugadores brasileños. Desde enero de 2002 hasta verano de 2005, fueron llegando jugadores que marcaron una época en el club.

El primero de esa revolución fue Daniel Alves, que llegó procedente del Bahía por 1,1 millón de euros en total. Le costó coger el ritmo del fútbol europeo, pero en cuanto lo cogió, año tras año fue convirtiéndose en el mejor lateral derecho del mundo. El jugador más laureado de la historia del fútbol, jugó en Nervión 232 partidos, metiendo 15 goles y repartiendo 30 asistencias. Es considerado para muchos aficionados el mejor lateral de la historia, y con su palmarés de 41 títulos, ha dicho en más de una ocasión que guarda con mucho cariño los 5 que consiguió con el Sevilla. Ganó 2 Uefas, 1 copa del Rey, 1 Supercopa de Europa y 1 Supercopa de España. En la temporada 08/09, se marchó rumbo al Barcelona por 35,5 millones de euros.

Medio año más tarde, en verano de 2003, llegó al Sevilla procedente del Sao Paulo por 3,5 millones, Julio Baptista. Llegó como un mediocentro defensivo o pivote, pero cuando Joaquín Caparros lo tuvo en sus manos, vió en él madera de un mediapunta de los buenos. Y tanto es así, que metió 43 goles en 77 partidos. Su potencia en la conducción, disparo... Enamoró al Sánchez Pizjuán de una manera que lo apodaron como "La bestia Baptista". Metió uno de los goles más importantes de la historia del club, fue a Osasuna y valió para clasificar al Sevilla a la Uefa, competición que acabaría ganando al año siguiente. Aunque no con él en plantilla, porque se marchó al Real Madrid al principio de esa misma temporada por 20 millones de euros.

Al año siguiente, llegaron dos nuevos históricos brasileños, Renato y Adriano Correia. El mediocentro lo hizo a coste cero, desde el Santos y tenía una muy dura competencia en la plantilla por un puesto de titular con jugadores como Martí o Maresca. En el Sevilla destacó mucho por su llegada y capacidad goleadora, a pesar de jugar atrasado. Jugó un total de 275 partidos en los que marcó 46 goles y dió 28 asistencias. Fue clave en la única Supercopa que ha ganado el Sevilla, marcándole un doblete al Real Madrid en el partido de vuelta. Al final de la temporada 10/11, se marchó al Botafogo por 4,5 millones.

Adriano rotaba la posición de extremo con el lateral izquierdo. Destacaba mucho por su velocidad y llegada a línea de fondo con centro al área. Llegó desde el Curitiba por 2,1 millones de euros y 5 años y medio después, se fue al Barcelona por 9,5. Uno de los goles más recordados y gritados del sevillismo lo metió él, en Glasgow, en la final de la Uefa de 2007 contra el Espanyol, tras una larga carrera a pase con la mano de Palop. Jugó 218 partidos en los que marcó 19 goles y dió 16 asistencias. Tanto él como Renato ganaron 2 Copas de la Uefa, 2 Copas del Rey, 1 Supercopa de Europa y otra de España.

El último brasileño de este ciclo en el Sevilla, fue Luis Fabiano, "O Fabuloso". El delantero llegó desde el Oporto por 10 millones de euros, después de un año bastante malo en Portugal;Monchi apostó con él, y vaya si acertó...;pues metió el primer gol de la historia Sevilla en una final europea, al Middlesbrough, a pase de otro brasieño, Dani Alves. Se le recuerda además,por ser uno de los máximos goleadores del club, gracias a la pareja que formó con Kanouté en la delantera del Sevilla durante varios años.Ellos se complementaban a la perfección. Se marchó al Sao Paulo en enero de 2011 por 7,6 millones de euros, tras jugar 225 partidos y meter 104 goles en Nervión.

VAVEL Logo