Rubi y el fantasma de la destitución
Rubi en rueda de prensa | Foto: Flick VAVEL 

Las declaraciones de Alexis Trujillo al finalizar el derbi hacían más que evidente el enfado que había en la directiva tanto con el cuerpo técnico como con los jugadores. Un Betis falto de intensidad, de compromiso y de personalidad que enfadó mucho a la entidad bética y a sus aficionados y es que la falta de esos ingredientes en un derbi es imperdonable. El derbi ha dejado muy tocado a Rubi y son muy pocos los que le ven dirigiendo al equipo en la próxima campaña.

Una constante lucha en la cuerda floja, así se puede resumir el paso del técnico catalán por el Real Betis. Un entrenador que siempre ha estado en el punto de mira y que siempre se ha librado de la destitución en partidos clave, en momentos en los que estaba más fuera que dentro del club. La lucha contra la cuerda floja parece que ha llegado a su fin. Son muy pocos los béticos que confían en que se pueda voltear la situación.

Su continuidad para la siguiente temporada parece algo imposible. A pesar de que todavía tiene dos años de contrato su constante idilio con el fantasma de la destitución y su situación de vivir siempre al límite parece que ha terminado cansando a la directiva bética que ya busca entrenadores para la siguiente temporada. Una búsqueda que ya lleva en marcha varias semanas y es que la búsqueda de un entrenador reconocido para la temporada que viene es una prioridad de la secretaría técnica del Betis.

El batacazo en el derbi sólo ha conseguido que la directiva se reafirme en la búsqueda de otro entrenador. Un partido muy importante para los béticos para seguir con la ilusión de poder competir en Europa la temporada que viene y que se convirtió en una pesadilla. Un equipo sin ideas que jugó uno de los peores partidos de la temporada precisamente contra el eterno rival.

Demasiados goles encajados 

Un Betis muy frágil en línea defensiva que concede muchos goles. Con 45 tantos en contra el club verdiblanco es el segundo equipo más goleado de nuestra Liga, tan solo por detrás del colista, en este caso el Espanyol. Una fragilidad defensiva que no se ha corregido a lo largo de la presente temporada y que le han costado muchos puntos al Betis. Un panorama desolador para el Betis que ve cómo se enfrenta a estas últimas jornadas sin nada en juego y con el objetivo europeo cada vez más imposible.

Tan solo ocho victorias ha conseguido el Betis esta temporada en competición liguera. Un bagaje que le sitúa como uno de los peores entrenadores del Betis, solo por delante de Víctor Sánchez del Amo. Prácticamente todas las victorias las ha logrado en el Villamarín y tan solo una como visitante. Unas estadísticas que no dejan lugar a la duda del mal papel del Betis este año como visitante. Los números de Rubi como entrenador del Betis dejan muy pocas esperanzas de cara a conseguir una plaza europea.

6 derrotas seguidas

Justo antes del parón, los de Rubi habían conseguido una victoria muy importante ante el Real Madrid. Una victoria que una vez más salvaba a Rubi de la destitución y es que el técnico catalán encadenaba nada más y nada menos que seis derrotas seguidas. A pesar de esas derrotas el Betis mostraba un juego más alegre y más dañino del que vimos el otro día en el derbi.

A Rubi solo le queda una bala. El pinchazo del Valencia ayer frente al Levante abre un atisbo de esperanza para reengancharse a la pelea por Europa. Una última oportunidad para revertir la situación y luchar por su continuidad en el Betis, algo que parece muy complicado. No solo es una final para el míster catalán, y es que son muchos los jugadores que tras el derbi están en el punto de mira.

VAVEL Logo