El Barça alza la voz en Son Moix y se reivindica en el regreso de Luis Suárez (0-4)
Arturo Vidal y Leo Messi celebrando un gol durante la presente temporada | Foto de Noelia Déniz, VAVEL

Volvía la rutina liguera para el vigente campeón y lo hacía en Son Moix, paraíso balear y culé, en la 28ª jornada, que denotaba la primera final de la nueva normalidad tras el parón por la expansión de la pandemia de coronavirus y de cara a cerrar la temporada y aspirar a revalidar título. Lo hacía también para Luis Suárez, que después de que hace unos meses viera cumplido su final de temporada tras ser intervenido de la rodilla, pudo volver a tener la oportunidad de volver a pisar césped.

En Palma de Mallorca se disputaría un partido de misma urgencia, pero en el que tanto el Real Club Deportivo Mallorca de Vicente Moreno como el Fútbol Club Barcelona de Quique Setién fijarían distintos objetivos. Los baleares, en el puesto 18 de la tabla clasificatoria, retomaban su camino en la máxima categoría del fútbol español con la idea de "dar la campanada", sumar los tres puntos y driblar al descenso. Los azulgranas, por su parte, sabedores de la importancia que tendría no titubear y apostarlo todo a seguir ampliando ventaja respecto a su máximo rival en la lucha por el título, el Real Madrid Club de Fútbol, saldrían mentalizados y con las expectativas altas: superar el peso que hasta ahora les ha supuesto el factor campo. Comenzaba así el séptimo partido de la jornada y el séptimo después de un buen tiempo sin ver rodar el esférico.

Una primera parte de juego al primer toque efectivo

No pasaba de la primera posesión. El gol llegaba más pronto de lo que se esperaba en Son Moix y el Real Club Deportivo Mallorca comenzaba a verse obligado a reaccionar para seguir peleando por la salvación tan ansiada en su retorno liguero. Arturo Vidal era el encargado de romper los esquemas del conjunto balear y, por lo tanto, de hacer lo mismo con el planteamiento táctico diseñado por Vicente Moreno. El centrocampista chileno, que fue el elegido por Quique Setién para acompañar a Frenkie de Jong y Sergio Busquets en la medular por delante de Arthur Melo e Ivan Rakitić, le ponía el broche de oro a un centro de Jordi Alba y con un testarazo, batía a Manolo Reina dando el pistoletazo de salida de los azulgranas al retorno liguero a lo grande y en el minuto 1.

Todo parecía ser coser y cantar para el elenco de Quique Setién, que, sobre el césped y desde el inicio, demostró la buena preparación adquirida durante el parón. Leo Messi y compañía plasmaban las ganas que todos tenían de que volviera a rodar el balón en su juego y con Antoine Griezmann y Martin Braithwaite en ataque, el Real Club Deportivo Mallorca se vería acosado pese a estar liderado por el que fue su mejor guía durante gran parte del partido, Takefusa Kubo. El jugador japonés demostraba su descaro y polivalencia sin amedrentarse ante el vigente campeón y llegó a avisar a Marc-André ter Stegen hasta en dos ocasiones, siendo una de ellas de falta.

Pese a la mejora protagonizada por el conjunto bermellón, que poco a poco se fue hallando sobre el césped de su estadio, el Fútbol Club Barcelona volvía a alzar la voz de la mano de Martin Braithwaite. El delantero danés, rodeado de varios de sus compañeros, pillaba un buen balón en el área del conjunto balear y disparaba a bocajarro en el minuto 37, rearmando a su equipo tras la pausa de hidratación. Era el 0-2 y después de la revisión del VAR, se confirmaban todos los presagios que se habían ceñido sobre el primer tiempo: el Fútbol Club Barcelona iría con todo para seguir liderando por encima de su máximo rival y de cara a superar el factor cancha, que ha sido, sin duda, el problema que más le ha frustrado a lo largo de la temporada.

Una segunda parte marcada por el ansiado regreso de Luis Suárez y el retorno de la sociedad Alba-Messi

Se reanudaba el juego en Son Moix y el Real Club Deportivo Mallorca saltaba al césped de su estadio con la mente puesta en cambiar el chip y reaccionar. Los bermellones salieron mucho más fuertes que su rival, pero, pese a algunas buenas llegadas como la protagonizada por Ante Budimir, que tuvo en sus botas la tercera oportunidad más clara del conjunto balear después de los dos disparos efectuados por Takefusa Kubo en la primera mitad, no terminaron de encontrar la clave para recortar distancias ante un Fútbol Club Barcelona que volvió a coger color con el ansiado regreso de Luis Suárez. El delantero uruguayo volvía a los terrenos de juego cinco meses después de haber sido intervenido de una lesión de rodilla y lo hacía con el espíritu de killer que tanto le ha caracterizado siempre e incluso llegando a avisar a Manolo Reina en una ocasión. Aspecto a destacar el de que se pudo ver a "la MSG" en acción al ser Antoine Griezmann uno de los cambios.

Ante la dificultad que el conjunto bermellón veía a la hora de marcar gol, el Fútbol Club Barcelona de Quique Setién se lucraba con las pocas llegadas, pero peligrosas, de Leo Messi, Luis Suárez y Martin Braithwaite, que a punto estuvo de anotar un doblete en su cuenta particular tras un buen pase filtrado del argentino si no hubiera intervenido Manolo Reina a mano cambiada. Sí encontró portería Jordi Alba, que volvió a sacar a relucir una de las cosas que más se echaron de menos durante el parón: su sociedad con Messi. Después de entenderse a la perfección por enésima vez, el lateral izquierdo de Hospitalet de Llobregat volvía a mover el marcador de Son Moix con una buena definición y protagonizaría los prolegómenos de la guinda final: Leo Messi pondría el 0-4 final en el tiempo de descuento.

Por último, de entre lo más destacado de la segunda mitad, hay que mencionar el buen debut protagonizado por Ronald Araújo, central del filial. El uruguayo, que fue el elegido por el técnico santanderino por delante de Samuel Umtiti y asumió el rol de principal sorpresa en la alineación azulgrana, firmaba una buena actuación ante los de Vicente Moreno mostrando una buena anticipación ante jugadores tan ofensivos como Takefusa Kubo. Por el contrario, las oportunidades para Álex Collado, Monchu Rodríguez y Riqui Puig se hicieron esperar.

Próximo partido, igual de comprometido

El siguiente compromiso de los azulgranas pinta igual de comprometido por lo que habrá en juego. Los azulgranas, que recibirán en el Camp Nou al Club Deportivo Leganés de Javier Aguirre, ahora mismo en puestos de descenso tras haber perdido su primer partido en este retorno liguero ante el Real Valladolid Club de Fútbol, afrontarán el próximo martes una lucha clave antes de viajar hasta el Ramón Sánchez-Pizjuán.

Ficha técnica

Real Club Deportivo Mallorca: Manolo Reina, Joan Sastre (Fran Gámez, min. 45), Marc Pedraza (Iddrisu Baba, min. 56), Alejandro Pozo, Salvador Sevilla, Daniel Rodríguez, Antonio José Raíllo, Ante Budimir, Martin Valjent, Takefusa Kubo y Juan Camilo Hernández "El Cucho" (Lago Junior, min. 45).

Fútbol Club Barcelona: Marc-André ter Stegen, Gerard Piqué, Sergio Busquets (Arthur Melo, min. 70), Leo Messi, Antoine Griezmann (Luis Suárez, min. 56), Jordi Alba, Martin Braithwaite, Sergi Roberto (Nélson Semedo, min. 70), Frenkie de Jong (Júnior Firpo, min. 84), Arturo Vidal (Ivan Rakitić) y Ronald Araújo.

Goles: 0-1, min. 1, Arturo Vidal. 0-2, min. 37, Martin Braithwaite. 0-3, min. 79, Jordi Alba. 0-4, min. 90'+3', Leo Messi.

Árbitro y amonestaciones: Carlos del Cerro Grande, del Comité de Árbitros de la Comunidad de Madrid. Amonestó a Arturo Vidal (min. 41), a Jordi Alba (min. 72) y a Dani Rodríguez (min. 85).

VAR: Santiago Jaime Latre, del Comité de Árbitros de Aragón.

Incidentes: partido correspondiente a la jornada 28 de LaLiga Santander 2019/20, disputado entre el Real Club Deportivo Mallorca y el Fútbol Club Barcelona en el Estadi de Son Moix, Palma de Mallorca.

VAVEL Logo