Precedentes cercanos favorables al Granada CF en el Villamarín
Imagen del encuentro de la primera vuelta en Los Cármenes. Foto: La Liga. 

La victoria lograda el pasado viernes en Los Cármenes ante el Getafe ha disparado las expectativas de la parroquia rojiblanca horizontal. La séptima plaza, posición que da acceso a disputar competición europea la próxima temporada, está a solo dos puntos. Un lugar en el que podría dormir el lunes el Granada CF si logra salir victorioso de su duelo ante el Real Betis. Y los precedentes más cercanos invitan a pensar en que la conquista de Heliópolis es posible.

El Granada CF visita un estadio en el que solo ha caído derrotado en una ocasión en las últimas cinco veces que ha jugado. Fue en la temporada 2015-16, cuando el Real Betis doblegó al conjunto rojiblanco por dos goles a cero en el año del retorno a la élite de los béticos. Antes de ese descenso, el Granada CF conquistó el Villamarín tanto en la 2011-12, gracias a los goles de Ighalo y Martins (1-2), como en la 2012-13 con dianas de Torje y Mikel Rico (1-2).

A sendos triunfos hay que añadirles los dos empates conseguidos por los nazaríes en el feudo verdiblanco. En la 13-14 el choque finalizó tal y como empezó, con resultado gafas. Otro reparto de puntos tuvo lugar en el precedente más cercano entre ambos equipos en Sevilla. En la última temporada del Granada CF, es decir, en la 16-17, rojiblancos y béticos empataron a dos en un choque en el que los goleadores visitantes fueron Carcela y Alberto Bueno.

Un balance histórico negativo

Pese a que los encuentros más próximos a la actualidad sonríen al Granada, históricamente el club rojiblanco no ha salido bien parado de sus visitas al templo verdiblanco. Teniendo en cuenta los resultados comentados con anterioridad, el balance total de las visitas nazaríes al Real Betis es de catorce derrotas, cuatro empates y solo cuatro victorias. Las otras dos datan de los años 40, cuando el Granada CF venció 0-1 en la 42-43 gracias a un tanto de Joan Nicolà, y en la 45-46 por 1-2 gracias al doblete de Trompi.

No obstante, la dinámica y la necesidad con la que llegan ambos equipos al choque puede ser determinante de cara a sumar los tres puntos. Los de Rubi vienen de tropezar con estrepito en el Ramón Sánchez – Pizjuán en el derbi sevillano, y querrán quitarse el mal sabor de boca para no tener algún susto que otro de cara a final de temporada. Por su parte, los de Diego Martínez llegan con la moral por las nubes y con la permanencia virtual en el bolsillo tras la remontada ante el Getafe. La primera opción de postularse como candidato a Europa pasa por repetir los buenos resultados conseguidos últimamente en el Villamarín, y los rojiblancos lo saben.

VAVEL Logo