Justo reparto de puntos en un partidazo en el Reale Arena
Adrián lanzó y marcó el penalti. Fuente: CA Osasuna.

En un encuentro repleto de intensidad y cargado de emoción al tratarse de la reanudación del campeonato doméstico para rojillos y txuriurdines, Osasuna fue capaz de llevarse un punto del Reale Arena. El conjunto de Joseba Arrasate se adelantó en la primer mitad por mediación de Adrián López desde los once metros. En la segunda mitad empató Mikel Oyarzabal en un mano a mano ante Rubén. 

Alineaciones 

Real Sociedad: Remiro; Zaldua, Elustondo, Le Normand, Monreal (Aihen Muñoz, min. 83); Mikel Merino (Diego Llorente, min. 83), Zubeldia: Portu (Januzaj, min. 73), Ødegaard, Oyarzabal; y Willian José (Isak, min. 61).

Osasuna: Rubén; Nacho Vidal, Unai, Raúl Navas, David García, Estupiñan; Darko Brasanac, Oier (Moncayola, min. 69), Iñigo Pérez; Adrián (José Arnáiz, min. 63) y Marc Cardona (Enric Gallego, min. 63).

Ideas claras en el once de Jagoba Arrasate. El técnico vasco decidió para este encuentro juntar la línea de cinco defensas con el trivote, para dejar pocos espacios tanto por dentro como por fuera. En la faceta ofensiva, el técnico buscó dejar a sus delanteros en un dos contra dos ante Elustondo y Le Normand.

Inicio del choque

El conjunto rojillo apareció por ambas bandas creando peligro con centros laterales muy difíciles para la defensa, tanto de Estupiñan como de Nacho Vidal. Sin embargo, poco a poco, el conjunto local consiguió hacerse con el dominio territorial. Empezó a llegar el conjunto de Imanol Alguacil por ambas bandas, con Portu y Oyarzabal creando peligro. Pese a esto, la defensa rojilla consiguió despejar balones en los primeros compases del encuentro.

La tuvo el conjunto navarro a los quince minutos en las botas de Adrián. El delantero se encontró en un mano a mano, pero quiso poner el pase de la muerte. Sin embargo, el despeje de Le Normand a punto estuvo de colarse dentro de la portería que defiende Remiro.

Iñigo Pérez pelea por el esférico | Foto: CA Osasuna
Iñigo Pérez pelea por el esférico | Foto: CA Osasuna

Tuvo una muy clara el conjunto blanquiazul, pero Rubén salvó a los rojillos sacándole un mano a mano a Elustondo, tras un gran pase filtrado de Portu. En el saque de esquina, Zubeldia a portería vacía erró y mandó el balón por encima del marco. Tras esta gran ocasión de los locales, en la jugada siguiente, en un contragolpe Adrián llegó a la línea de fondo y forzó un penalti por mano de Le Normand en el área pequeña. El propio Adrián se encargó de transformar el penalti por la escuadra izquierda. Tras estos cinco minutos de infarto, se llegó al parón para hidratarse con una ventaja mínima para los pupilos de Jagoba Arrasate. 

En la segunda mitad del primer tiempo, continuó atacando el conjunto visitante ante una Real Sociedad que se sintió incómoda en esta primera mitad. Un primer tiempo que fue muy positivo para Osasuna, no solo por el resultado, si no también por las sensaciones.

Intensidad constante

La Real Sociedad arrancó con dos ocasiones muy claras en tan solo cinco minutos. Primero, un mano a mano que consiguió atrapar Rubén y, posteriormente, otro mano a mano de Mikel Oyarzabal, que envió el balón directamente fuera.

Tras esto, la tuvo Marc Cardona para prácticamente sentenciar el encuentro. El delantero catalán la cruzó con el exterior del pie derecho pero se fue ligeramente desviado. De nuevo, tuvo otra muy clara Mikel Oyarzabal con un tiro cruzado desde dentro del área que, de nuevo, consiguió desbaratar Rubén. A la hora de encuentro, llegó el error defensivo de Osasuna. Robó Willian José en zona de tres cuartos, condujo y asistió a Mikel Oyarzabal, que batió por bajo a Rubén para hacer el empate. 

Llegó el carrusel de cambios. La decisión de Jagoba Arrasate fue meter piernas frescas y no variar el sistema. Los dos puntas, que se mataron a correr durante 63 minutos fueron reemplazados por Arnáiz y Enric Gallego. El técnico también metió un par de piernas frescas en el medio del campo, como es Moncayola, por Oier, para seguir presionando arriba.

En la última parte del encuentro, Imanol Alguacil apostó por igualar la línea de cinco para tener más dominio del balón y asegurar por lo menos un punto. Sin embargo, el experimento le salió mal al técnico, ya que el conjunto rojillo tuvo varias llegadas para ponerse por delante. La tuvo Osasuna en los últimos compases, un centro desde la parte izquierda que remató Brasanac obligó a volar a Remiro para enviar el balón a saque de esquina. En un error del propio Remiro, Arnáiz metió la pierna para intentar cazar el saque del guardameta local, y lo consiguió pero el balón se fue rozando el poste. En el 93' la tuvo Brasanac con la espuela tras un centro de Nacho Vidal, pero cruzó en exceso el remate. Tras este carrusel de ocasiones y llegadas, se llegó al final con un justo reparto de puntos entre la Real Sociedad y Osasuna (1-1).

VAVEL Logo