La nueva normalidad pasa por el Di Stéfano en forma de goles
El Real Madrid celebra el gol de Sergio Ramos. Fuente. Real Madrid,

Primer partido en esta nueva normalidad para el Real Madrid con todo aún por decidirse. Los blancos se medían al Éibar conociendo la situación de su rival directo, el F. C. Barcelona que hizo los deberes en casa del Mallorca. Mientras tanto el Éibar comenzaba el partido a tan solo dos puntos de la zona más caliente de La Liga, el descenso. Los de Mendibilibar necesitaban ganar ya que de sus rivales directos tan solo ha ganado el Espanyol.

Novedades en ambos onces, por parte de los de Zidane, Rodrygo sorprendía en el extremo derecho. El Real Madrid salió en forma de 4-3-3 con Thibaut Courtois en portería, defensa para Marcelo, Sergio Ramos, Varane y Carvajal; centro del campo para la vieja guardia, Kroos, Casemiro y Luka Modric y arriba Hazard, Karim Benzema y Rodrigo.

En el equipo armero, Mendilibar apostó con un 4-5-1 con Dimitrovic, Soares, Arbilla, Oliviera y Rober, que ocupó el puesto de Tejero. Tampoco fueron de partida Diop, Bigas o Sergi Enrich, que hasta antes del parón parecían inamovibles. Centro del campo para De Blasis, Expósito, Sergio Álvarez, Cristóforo y Orellana y arriba en soledad, Kike.

Se puso en marcha el partido con el pitido de Cuadra Fernández y el Madrid, siguiendo el guion de siempre comenzó a tocar el balón ante un Eibar que lejos de ir a presionar esperaba a los blancos en circulo central para trastatvillar las salidas madridista, pero de poco sirvió, ya que a la primera de cambio, Toni Kroos empujó la primera que tuvo al fondo de la red en el minuto tres de partido para acercar a balanza del lado madridista.

Celebración en el gol de Kroos. Real Madrid
Celebración en el gol de Kroos. Real Madrid

En el lado del Éibar, muy pocas ocasiones durante la primera mitad, pues solo tuvo una en toda la primera parte, que no metió en apuro a Courtois, mientras tanto el Real Madrid fue de menos a más, Hazard y Benzema comenzaron a tener más peso en el juego tanto que así llegó el segundo gol, sobre el minuto treinta, de Sergio Ramos, que remató un caramelo del jugador belga frente a la portería y con Dimitrovic ya vencido. El tercer gol tuvo como protagonistas a Hazard y Benzema otra vez pero fue Marcelo el que acabó fulminando la jugada tras el despeje del portero del equipo armero al tiro de Hazard. La primera parte finalizó con una ocasión de Rodrygo que casi tumba por completo al Éibar.

Marcelo dedica su gol a George Floyd. Real Madrid
Marcelo dedica su gol a George Floyd. Real Madrid

La segunda parte arrancó sin Carvajal, que fue sustituido por Mendy para ocupar ese lateral derecho. Y con otro guion diferente, el Éibar empezó a acercarse a la meta de Courtois, que  tuvo que aparecer con una mano cambiada a un gran lanzamiento de Expósito, al minuto llegó otro susto para los blancos con un balón de Orellana al palo que fue fuera, lo que hizo que Mendibilibar aprovechara el breve parón para meter a tres hombres Sergi Enrich, Pedro León y Pablo Bigas por Orellana, Soares y Kike. Segundos después llegó el gol de Bigas casi sin querer. Con el gol del Éibar Zidane aprovechó para mover ficha y meter a Militao, Vinicius y Bale por Ramos, Hazard y Rodrygo.

El Éibar comenzó a creérselo y cada vez estaba más incisivo en campo madridista, los v visitantes no dejaban de meter en aprietos a los jugadores de blancos que empezaban a ver cómo las piernas cada vez pesaban más y más.

Con el pequeño parón para hidratarse, entró al campo Inui por Pablo De Blasis para seguir incidiendo por la defensa madridista. Por el otro lado saldría Fede Valverde por Luka Modric para termina con el cupo de cambios y poner orden a lo que restaba de encuentro.

Kroos, tercer máximo goleador del equipo

Llama la tención que Toni Kroos sea uno de los jugadores que más goles haya anotado en esta campaña, tan solo tres goles le han servido al centrocampista alemán para serlo. Cifras que demuestran, junto con la fiabilidad en el pase, la gran temporada que está haciendo, pero preocupante con respecto a sus compañeros en cuanto a cifras anotadores.

Efecto Valverde

Cuando los de Zidane estaban más cansados y pasando más apuros, el pajarito Valverde saltó al verde para dar tranquilidad al Real Madrid que se estaba viendo en aprietos cada vez que el Éibar aparecía por campo contrario. Con la entrada de Valverde el Real Madrid terminó de sentenciar el encuentro.

VAVEL Logo