Otro tren que se escapa
Fotografía: LaLiga

Volvía el fútbol al Estadio Benito Villamarín con el derbi andaluz entre Betis y Granada. El duelo se presentaba vital para las opciones matemáticas de los verdiblancos de conseguir su objetivo marcado a principio de la campaña, y una oportunidad muy buena para los granadinos de dar un golpe y mostrar sus ilusiones tras la fenomenal campaña que se están marcando.

El partido comenzó muy disputado, con acercamientos por parte de los dos conjuntos, sin mucho peligro para las áreas, donde Joel apenas tuvo trabajo y Rui Silva solo tuvo que atajar un cabezazo de Edgar, tras saque de esquina.

El primer gol del partido llegó en el minuto 29, en una jugada por banda de Joaquín que, después de un mal pase al centro, provocaba un contragolpe que supo aprovechar muy bien Carlos Fernández, tras pase de Antonio Puertas. Palo para los verdiblancos, que veían cómo tenían que volver a remar a contracorriente.

Poco más en una primera parte en la que no supo reaccionar el equipo de Rubi, y que solo inquietó la meta de Rui Silva en los últimos minutos con una jugada personal de Joaquín que atajó el meta del Granada y un gran disparo de Fekir, la cual respondió el portero con una espectacular parada.

La segunda mitad comenzó, y el Betis parecía no dar con la forma de meter al Granada en su área, que con un esquema muy ordenado, desmoronaba cualquier intento de acercamiento a puerta de los verdiblancos, que dominaban en juego pero sin apenas ocasiones de peligro. Comenzó el baile de cambios y estrategias, el míster granadino dio entrada a Víctor Díaz por Machís, dando más consistencia a su defensa y por el conjunto local, Rubi cambió a Joaquín por Tello para refrescar su banda y a Carles Aleñá por Guardado. Poco a poco los heliopolitanos empezaron a acercarse a la meta rival, y con las sustituciones de Borja Iglesias por Loren y Lainez por Edgar en el 70', comenzaron a meter balones por ambas bandas, creando ocasiones como las que tuvieron Aleña y Borja Iglesias en los minutos 71 y 73 respectivamente, y que mandaron arriba los dos futbolistas béticos.

Rondaba el 82', y tras un centro del Betis, Vallejo cometió penalti sobre Borja Iglesias que transforma Canales. Solo dos minutos más tarde, Tello metió un balón picado desde la frontal, el esférico pasó por varios jugadores sin llegar nadie a tocarlo, sorprendiendo a Rui Silva y certificando una remontada de los locales a poco del final del encuentro.

Cuando parecía que el Betis se iba a llevar un partido de tanto sufrimiento en los minutos finales, el Granada iba a conseguir rascar algo positivo, tras un córner al primer palo y rechace al segundo, Roberto Soldado, que apenas había ingresado al terreno de juego unos instantes antes, enganchó una volea perfecta y batió a Joel, poniendo en el 92 el definitivo 2-2 en el marcador.

Pobre resultado para un Betis que ve cómo se sigue alejando el sueño europeo en otra nefasta temporada, y que lo sitúa en la decimotercera posición de Liga con 34 puntos, a 12 de los puestos UEFA y a nueve del descenso. El Granada, por su parte, con este empate se coloca octavo con 42, con la salvación ya prácticamente en el bolsillo y con miras a competición europea, ya que solo le separan cuatro unidades de la zona de acceso a la Europa League.

La próxima jornada del Betis será el día 20 de junio, donde visitará Bilbao para medirse al Athletic con la idea de certificar una permanencia que debería haber tenido atada hace ya muchas jornadas.

VAVEL Logo