Análisis post: quince minutos restaron 75
Melero y Joan Jordán en la disputa por el balón. Foto: @LevanteUD (Twitter)

Los de Lopetegui presentaron tres cambios respecto al once del derbi, por los cinco de Paco López. Reguilón, Fernando y Oliver cedieron sus respectivas plazas a Escudero, Gudelj y Banega mientras que los locales cambiaron tres cuartas partes de la defensa, además de las novedades de Melero en la medular y Mayoral en la delantera (Roger Martí cumplió sanción por la roja ante el Valencia).

La importancia de Campaña y Rochina

Uno de los retos del Sevilla era frenar a Campaña y Rochina, los dos jugadores más creativos de los granotas. Lo ciero es que tanto Escudero como Jesús Navas tuvieron dificultades para desactivarlos, especialmente cuando recibían en banda y se metían hacia dentro. Esta secuencia la pudimos ver por ambos costados en varias ocasiones, y en muchas de ellas la defensa sevillista tuvo dificultades para evitar el avance granota.

La estadística así lo demuestra ; José Campaña logró cinco de siete regates intentados, y completó 45 pases con precisión, mientras que Rochina acertó en dos de tres regates y dio 23 pases buenos.

De todas formas, la mayoría de estas acciones ni siquiera acabaron siendo finalizadas por los delanteros del Levante. Ni Mayoral, ni especialmente Morales se encontraron cómodos en el partido.

El Sevilla fue mejor en la primera mitad

A pesar de que en los minutos iniciales el Levante tuvo más balón, en el conjunto de los primeros 45 minutos, los de Lopetegui no sufrieron nada atrás y pudieron adelantarse en el marcador.

Dos tercios de la posesión y seis disparos por solo uno de los azulgranas, hacían ver un dominio que no se plasmó con tantos. Entre otras cosas, porque de los seis tiros solo uno fue entre los tres palos. Otro, rebotó en el travesaño tras un golpeo precioso de Munir en una falta lateral.

Como punto positivo para el equipo de Paco López, hay que decir que gran parte de la posesión del Sevilla la convirtieron ellos en estéril. Dos líneas de cuatro bien plantadas, y una basculación constante del centro del campo, fueron claves para tapar líneas de pase con los extremos y con el delantero.

El gol de De Jong sentó como jarro de agua fría en los granotas

Un minuto tardó el neerlandés en anotar tras la reanudación. El gol subió al marcador fruto de tres acciones de una calidad muy alta. La primera, el pase largo de Diego Carlos que rompió toda la defensa y llegó con la altura perfecta a Munir. El ex del Barça acomodó con el pecho en carrera en una acción de lujo, y asistió a un De Jong que estaba donde tenía que estar.

Tras el gol, la mayoría de los minutos del segundo tiempo transcurrieron con tranquilidad para el Sevilla, que incluso pudo haber finiquitado con el segundo en alguna ocasión.  El Levante tuvo algo más el balón, pero no fue hasta los últimos minutos cuando empezó a amenazar la portería de Vaclík.

El Sevilla se metió atrás y el Levante lo aprovechó

Los cambios de Lopetegui, como él mismo reconoció en la rueda de prensa, empeoraron el rendimiento del equipo, que ante la bajada de nivel, optó por lo más cómodo. Defender con el equipo muy junto, y cerca de la portería para minimizar riesgos. Una apuesta que no siempre sale bien, ni siquiera a equipos como el Sevilla.

En cambio, las sustituciones que realizó Paco López si se tradujeron en una mejora del juego ; Miramón aportó más profundidad por banda que Coke, y Hernani más desequilibrio que Morales por el otro costado.

El propio extremo portugués estuvo a punto de empatar en los minutos finales tras una buena jugada personal, pero tras superar a Vaclík, Koundé se tiró bien abajo y sacó el balón cuando se colaba.

En una de las subidas de Miramón por banda, metió un centro raso y potente al área pequeña. Aunque no había ningún jugador vestido de azulgrana cerca, entre Vaclík y Diego Carlos se hicieron un lío que acabó en autogol del brasileño.

Un gran punto para el Levante, no tanto para el Sevilla

El reparto de puntos beneficia a los de Valencia, no solo por la forma de conseguirlo, sino también en términos clasificatorios. Con el conseguido en la Nucía, Paco López ha llevado a los suyos hasta los 35 puntos, que le sirven para ser doceavo y mirar cómodamente a la zona de descenso.

Por su parte, es cierto que con el punto el Sevilla terminará la jornada como tercero con 51 puntos, pero ha perdido la oportunidad de dormir con siete de ventaja respecto a Getafe y Atlético, y seis respecto a la Real.

VAVEL Logo