El rendimiento fuera de casa, un problema
Foto: RCD Mallorca

Tampoco pudo ser en La Cerámica. El RCD Mallorca, cayó derrotado ante el Villarreal CF (1-0), tras un encuentro en el que no se mereció la derrota. Pero lo cierto es, que el rendimiento fuera de casa está lastrando a los pupilos de Vicente Moreno, a un punto de la salvación a la espera de lo que haga el Celta esta jornada en su vista a Zorrilla. El conjunto bermellón, es el peor visitante de la categoría, con 5 puntos sobre 42 posibles. Datos desoladores, para un conjunto que aspira a quedarse una temporada más en LaLiga Santander. Los resultados no acompañan al nivel mostrado en los desplazamientos, donde se han hecho varios partidos buenos.

El rendimiento lejos de la isla, contrasta con el rendimiento en el Visit Mallorca Estadi, donde el equipo muestra números aceptables, que le mantienen vivo en la pelea. El RCD Mallorca ha conseguido victorias sonadas, como ante el Real Madrid (1-0), Valencia CF (4-1) o Villarreal CF (3-1), y otras de vital importancia ante rivales directos: RCD Espanyol (2-0) y Alavés (1-0). La próxima jornada, el Visit Mallorca Estadi acogerá un partido muy importante frente al CD Leganés. Celta de Vigo, Levante UD y Granada CF tendrán que visitar la isla en el tramo final.

Los números fuera de casa, tendrán que mejorar para llegar a la última jornada con opciones de salvación. El conjunto bermellón, tan solo ha conseguido una victoria y dos empates. El resto, once derrotas. La primera y única victoria, llegaba justo antes del parón, con un triunfo en Ipurúa, en casa de un rival directo (1-2). Balaídos y el Benito Villamarín, fueron testigos de los dos empates foráneos.

Los desplazamientos restantes, ante rivales de la parte alta

Cada jornada será una final. Los tres puntos en juego cada partido, serán de vital importancia para el Mallorca y sus rivales. Los cinco desplazamientos restantes, traen consigo una dificultad extra, la clasificación. El objetivo de la salvación, habrá que unirlo a los objetivos de sus oponentes. Fuera de casa, para empezar, una doble salida.

La primera, será al Estadio Alfredo Di Stéfano, para medirse al Real Madrid, inmerso en la pelea por el título liguero. Posteriormente, habrá que visitar San Mamés, ante un Athletic Club apurando sus opciones de entrar en competición europea. Llegado el mes de julio, espera el Wanda Metropolitano, ante el Atlético de Madrid. Los de Diego Pablo Simeone pelean por jugar la próxima edición de la Champions League, al igual que el Sevilla FC, que será el rival en la antepenúltima jornada. Para cerrar la liga, se visitará El Sadar ante CA Osasuna, en un partido al que el RCD Mallorca espera llegar con todas las opciones de salvación abiertas. Para ello, se tendrá que mejorar el rendimiento fuera de casa. La imagen mostrada en La Cerámica invita al optimismo. La permanencia es posible.

VAVEL Logo