El estilo del Betis está en tela de juicio
Once inicial ante el FC Barcelona | Foto: Flick Onda Bética

La directiva bética dirigida por aquel entonces por Ángel Haro, Catalán y Serra Ferrer iniciaron un proyecto para dotar al club de un estilo de juego definido, es decir, la esencia del equipo. Para comenzar el Betis confió en la pizarra de Setién y trajo a jugadores de gran nivel como Bartra, Canales o William Carvalho. Eran fichajes que ilusionaban al beticismo y que no decepcionaron. Ya el primer año consiguieron el objetivo europeo que tanto esperaban en La Palmera.

Un juego vistoso y divertido que hacía las delicias en el Villamarín. Un equipo que se sentía protagonista con el balón y que desarrollaba un juego ofensivo muy vistoso y a la vez eficaz. Sin duda ese Betis se podría considerar como uno de los mejores equipos en esa temporada. El proyecto se desmoronó al año siguiente. Las cosas no salían como quería el entrenador cántabro y los resultados no llegaban. La carga de minutos al jugar tres competiciones se notaba en los jugadores y los resultados no fueron ni mucho menos los esperados.

Un primer batacazo en el proyecto de la directiva sin duda y es que Setién acabó saliendo del club verdiblanco. Serrá, antes de abandonar el Betis, firmó a Rubi. Esto era un mensaje claro de la directiva que quería seguir apostando por este estilo de juego que tan buenos resultados trajo aquella temporada. A las bajas de jugadores como Lo Celso o Firpo muy importantes para la forma de jugar del equipo llegaron jugadores de gran nivel como Fekir y Álex Moreno que ahora mismo son dos jugadores indiscutibles en el once de Rubi.

El estilo cada día que pasa está más cuestionado por la afición bética que no ve resultados. En el fútbol lo principal es competir y cumplir los objetivos. La fórmula no ha funcionado y el Betis está en una situación crítica al igual que el estilo que solo funcionó un año. Los béticos quieren ver resultados y parece que el proyecto de la directiva se desmorona. Con Rubi más fuera que dentro del equipo, la afición  pide a gritos un cambio parece muy difícil que se siga en esta línea.

La afición bética quiere ver a su equipo peleando por cosas grandes y la desilusión se palpa en el beticismo tras esta temporada para olvidar. La afición verdiblanca quiere un técnico contrastado como Marcelino o Pellegrini para luchas por los objetivos.

VAVEL Logo