Un despiste deja al Real Valladolid sin puntuar en el
Wanda
Foto/RealValladolid

El conjunto blanquivioleta saltó al Wanda con hasta nueve novedades en su once inicial, se produjo el debut de Matheus Fernandes cedido por el Barcelona hasta final de temporada, que cuajó un buen partido, tuvo la mayor ocasión de gol en sus botas, de Caro que la falta de minutos le pesó y Kike Pérez futbolista del Promesas. Sergio González decidió dar descanso a sus habituales en un partido donde podía jugársela y le salió bien, se demostró que la diferencia entre titulares y suplentes es mínima, ya que supieron aguantar ante todo un Atlético de Madrid que estaba de dulce tras su goleada por cinco goles a Osasuna. Sin embargo, en el minuto 81 una mala salida de Caro y un mal despeje de balón dio la victoria a los rojiblancos.

Otra de las novedades fue la defensa vallisoletana, formaron pareja de centrales Kiko Olivas y Javi Sánchez ambos hicieron un buen trabajo, se complementaron muy bien y estuvieron sólidos ante un bloque ordenado por parte de los del cholo, con las bandas muy elevadas, con los interiores por dentro y la aparición de futbolistas como Joao Félix que estuvo bien cubierto por la defensa blanquivioleta a este bloque se le suman las incorporaciones de Antoñito y Raúl García Carnero que consiguieron dar equilibrio al juego.

La sorpresa en el centro del campo fue Matheus que con su juego se intentó explotar su llegada desde segunda línea, estuvo un poco más adelantado que Fede San Emeterio y Míchel, repartió juego y enseñó pinceladas de su nivel. Hervías también volvió al inicio, pero no fue uno de los más destacados junto con Sergi Guardiola que una semana más mantiene su sequía goleadora. El mejor del partido fue Waldo que con sus arrancadas, su velocidad y potencia consiguió tirar del equipo y dar verticalidad al juego.

En la segunda parte, tras el esfuerzo realizado a algunos futbolistas ya les pesaban las piernas y su entrenador dio minutos a Rubén Alcaraz uno de los titularísimos del conjunto blanquivioleta, a los canteranos Miguel de la Fuente, que poco a poco va demostrando su nivel y Kike Pérez que debutó y venía de marcar dos golazos con el Promesas. Además, también participaron los habituales Oscar Plano para dar chispa a un juego que le faltaba oxígeno y Enes Unal que tuvo una ocasión que no materializó.

La propuesta del entrenador Vallisoletano deja una sensación agridulce, mostró la mejor cara en estos tres partidos viendo a un Valladolid valiente con carácter, mucho más vertical y jugando a la contra, pero no logró rascar ningún punto del Wanda Metropolitano por un despiste de Caro, a pesar de ello gran trabajo para los de Sergio, que mantienen un colchón de siete puntos del descenso. El martes se medirá el Real Valladolid ante el Getafe, que se juega un puesto de Champions League, en el José Zorrilla a partir de las 19.30 horas.

VAVEL Logo