El Numancia respira ante el Oviedo
Higinio consiguió el único gol del partido. Imagen: La Liga.

Venció el Numancia más de cinco meses después y, lo que es la vida, tuvo que ser frente a otro equipo asturiano. Si fue el Sporting de Gijón el último club que claudicó en Soria, hoy le tocaría al Real Oviedo. El partido fue de mucha tensión y poco fútbol, algo habitual cuando te estás jugando la vida en la categoría. Higinio decantó la balanza tras una contra conducida por Marc Mateu por banda izquierda. Yoel Bárcenas dejó al Oviedo con un jugador menos a falta de media hora, lo que condicionó el final del partido.

Estrenaba pareja de centrales Luis Carrión para el partido más importante del Numancia de los últimos años con Admonio y Bernardo, acompañados de Iván Calero y Héctor Hernández en los laterales. El doble pivote era para Escassi y Erik Morán, con Curro, Mateu y Sola acompañando a Higinio en punta de ataque.

Primera parte igualada y con ocasiones

El primer acto presentó más oportunidades de gol de lo que a priori se podía pensar teniendo en cuenta la situación clasificatoria de ambos equipos. Fueron los asturianos quienes lo intentaron primero con un disparo de Rodri Ríos que se marchó elevado y otro de Ibra que despejaba a córner Dani Barrio, ambos desde fuera del área. La respuesta numantina vino en forma de jugada personal de Sola por la banda que finalizaba con Escassi y Héctor Hernández estrellando sus disparos en la defensa ovetense.

Curro lo intentó nuevamente de falta lateral pero el gol numantino vendría en un contraataque conducido por Marc Mateu en banda izquierda y finalizado por Higinio con un cabezazo perfecto ante el que nada pudo hacer Lunin. El Numancia había hecho lo más difícil pero, a partir de ahí, se echó un paso para atrás en el campo y los del Cuco Ziganda tuvieron las mejores ocasiones. La polémica llegó en un balón parado que Rodri transformó tras la asistencia de Carlos Hernández, donde Ais Reig señaló fuera de juego a instancias del linier y el VAR ratificó la anulación posteriormente tras varios minutos de deliberación milimétrica, pues la jugada era más que justa. Luismi volvió a intentarlo con un disparo desde fuera del área que atrapó Dani Barrio. El partido se marcharía al descanso con el 1-0.

Segunda parte con poco fútbol

Los segundos cuarenta y cinco minutos tuvieron más tensión que fútbol. El Numancia se dedicó a temporizar el juego y dejar que pasasen los minutos con el marcador a favor. Por su parte, el cuadro ovetense lo intentó con muy poco acierto y acabó enterrando sus opciones con la expulsión de Bárcenas. Nada más volver de vestuarios avisó Ibra con un remate de cabeza que se marchó desviado. Admonio devolvió la moneda con otro intento tras una falta de Curro Sánchez.

En estas llegó la polémica de nuevo. Yoel Bárcenas vio la tarjeta roja directa tras la revisión del VAR por una agresión sobre Calero que bien podía haberse también saldado con la roja del lateral numantino. El Numancia pudo sentenciar tras una jugada de Marc Mateu por banda izquierda que acabó Sola con un disparo que atrapó Lunin. Ortuño, que había entrado de refresco, estuvo a punto de llegar a un centro de Lucas. Luis Carrión movió ficha para dar descanso a los suyos. Moha y Noguera entraron por Mateu y Curro Sánchez.

Los minutos iban pasando y el partido seguía sin ocasiones de importancia, algo que beneficiaba a los rojillos. Tejera con un disparo que se marchó fuera y Carlos Hernández de cabeza volvieron a avisar pero sin demasiado peligro. La última del Real Oviedo la tuvo Arribas con un tímido remate de Arribas a centro de Borja Sánchez que se marchó desviado. Tres puntos de oxígeno para un Numancia que sale del descenso a falta de seis jornadas, puestos donde entra el Oviedo, ambos con 41 puntos pero el golaverage de cara para los sorianos.


VAVEL Logo