Numancia no se rinde
Marc Mateu se retiró lesionado. Imagen: La Liga.

Volvió a ganar el Numancia su segunda final en Los Pajaritos. Los de Luis Carrión hicieron bueno el golazo de Iván Calero para seguir peleando por la salvación. El partido siguió un guión similar al de la semana pasada frente al Oviedo, aunque en este caso hubo más ocasiones para ambos equipos, lo que pudo acabar en la sentencia de unos o el empate de otros. La mala noticia para el cuadro soriano llega en forma de lesión ya que Marc Mateu y Álex Sola tuvieron que salir en la primera parte. Lo del valenciano es muscular y podría llegar para algún partido pero lo del vasco parece el fin de su temporada.

Calcaba prácticamente el once Luis Carrión con respecto al encuentro frente al Lugo con los únicos cambios de Escassi por Vidorreta en el doble pivote y Adri Castellano por el sancionado Bernardo en el eje de la zaga. El poco fondo de armario de la plantilla del Numancia quedaba en evidencia con la incorporación de hasta siete jugadores del filial debido a las bajas y a la mala planificación deportiva de esta temporada: Adri Herrera, Alí, Ander Vidorreta, De Frutos, Conejo, Cámara y Alfredo entraban en la convocatoria de un Luis Carrión con poco margen de utilizar un plan ‘B’ si el partido no marchaba bien.

Inicio apabullador del Numancia

Salía el Numancia a por el partido desde el primer minuto, sabedor de la importancia de llevarse los tres puntos en el duelo contra los de Almendralejo. La primera de los sorianos llegó en un córner, donde el balón le cayó a Escassi que lo estrelló en la zaga extremeña y, el rechace, lo mandó Admonio a las nubes cuando parecía más fácil meterla que fallarla. 

Álex Sola y Calero volvieron a la carga con sendos disparos que se marcharon fuera. Pero los mismos protagonistas darían lugar al tanto numantino. Álex Sola robaba un balón en la zona de construcción visitante para cedérselo a Iván Calero, quien soltó un derechazo desde fuera del área al que no pudo llegar Casto. El cuadro de Luis Carrión se ponía por delante tras haber intentado cinco disparos en solo 15 minutos.

A partir de entonces el Extremadura se hizo con el control del cuero, que no del juego. Los de Manuel Mosquera buscaban con balones largos a Álex Alegría, pero el delantero era una isla en medio del océano y no consiguió generar peligro a Dani Barrio. Nono y Bastos tuvieron las más claras del Extremadura, mientras que Higinio pudo hacer el segundo tras un balón largo de Curro Sánchez que el de Calasparra mandó alto.

Las malas noticias llegaron en forma de lesiones para el Numancia antes del descanso. Álex Sola y Marc Mateu tuvieron que retirarse en dos acciones desafortunadas. El vasco se hizo daño en la rodilla y el valenciano sintió un latigazo en el isquio, lo que hace pensar que ambos se pierden lo que resta de temporada.

Todo pudo pasar en la segunda parte

Tras el paso por vestuarios el Numancia se dedicó a esperar atrás a los de Manuel Mosquera y salir al contraataque. Pizzi tuvo la primera de los visitantes en un remate de cabeza a la salida de una falta. A partir de ahí los de Luis Carrión tuvieron opciones de cerrar el partido antes de tiempo y evitarse la agonía final pero su falta de acierto lo impidió, lo que le dio vida al Extremadura. Nono de semichilena tras una prolongación de Alegría volvió a avisar para los visitantes. Poco después el propio Nono estuvo a punto de sorprender a Dani Barrio con una vaselina.

El Numancia, por su parte, tuvo en botas de Calero y de Curro sendas ocasiones pero no estuvieron acertados. Tras la pausa de hidratación llegaron las más claras para ambos equipos. Higinio tuvo un mano a mano tras robar el balón a la defensa extremeña pero Casto desbarató sus opciones. Otegui, que había salido por Curro Sánchez, también pudo conseguir la sentencia numantina pero su disparo se marchó desviado. En estas llegaron las más claras del Extremadura, que provocaron el vuelco de más de un corazón soriano, ambas en botas de Airam Cabrera. El delantero visitante, primero con una falta al borde del área que se marchó desviada, y ya en el descuento con una volea que repelió Dani Barrio, pudo conseguir el empate.

Con el pitido final, el Numancia se queda con 44 puntos, los mismos que Albacete y Oviedo, y podría salir del descenso al finalizar la jornada. Por su parte, el Extremadura se queda con 37, a 7 de la salvación, con 12 puntos por jugarse, lo que prácticamente consuma su descenso a Segunda División “B”.

 

VAVEL Logo