Contra Osasuna todo es difícil
Foto: LaLiga

Real Betis y Osasuna llegan de manera muy diferente a su próxima cita liguera, la que enfrentará a ambos equipos en el estadio Benito Villamarín, un estadio que estará prácticamente vacío el próximo miércoles ocho de julio a las 20:30 de la tarde. En cuanto a los partidos de competición doméstica que han disputado cada uno, Osasuna ha mantenido su tendencia positiva que llevaba antes del parón. Por el otro lado, el Real Betis también ha mantenido los resultados conseguidos con anterioridad, sin embargo, en este caso negativo. Los verdiblancos han logrado cinco puntos de los 21 posibles tras la reanudación de La Liga, cesando a Joan Francesc "Rubi" como entrenador del primer equipo. 

Por el lado de los navarros, Osasuna ha conseguido sacar 11 puntos de 21, manteniendo así su buena dinámica posicionándose en undécima posición, con la permanencia más que asegurada. A principios de temporada, ningún aficionado rojillo imaginaba la situación que está viviendo Osasuna. Han conseguido su objetivo con relativa calma y seguridad. 

La mala situación del Betis 

Los de Sevilla no han conseguido su principal objetivo, conseguir quedar por encima del sexto puesto para jugar competición europea en la siguiente campaña. La temporada empezó mal, con las primeras derrotas y empates que fue acumulando el equipo tanto fuera de casa como en el Benito Villamarín. De vez en cuando, el equipo lograba sumar alguna victoria importante que le acercaba a puesto europeos, pero con un juego muy deficiente. Para cuando el equipo supo reaccionar, era demasiado tarde para reengancharse y La Liga paró debido al coronavirus. Con un entrenador sentenciado y sin aspiraciones en la tabla, el equipo necesita librar el no tan lejano descenso. 

VAVEL Logo