Hernández
Hernández vuelve a pitar al equipo verdiblanco
Fotografía: LaLiga

A pocos días de terminar la actuación de González Fuertes en Balaídos, el Real Betis ya ha conocido quién será el árbitro que le marque los tiempos este miércoles que viene en el Benito Villamarín contra Osasuna (20:30 horas). Será el colegiado Hernández Hernández, quien estará acompañado por Jaime Latre, que estará en el VAR para ese encuentro.

Esta es la tercera vez que Hernández Hernández le pite al Betis esta temporada, en las que no dejó buen resultado. Primero pitó el duelo contra el Éibar en el Benito Villamarín, que acabó en empate (1-1). Los vascos marcaron de penalti, mientras que el empate bético tuvo suspense tras la revisión en el VAR del tanto de Loren.

El otro partido de esta temporada que Hernández Hernández pitó al Betis fue el derbi de la primera vuelta en el Benito Villamarín. El Sevilla se impuso por 1-2, y en el que los verdiblancos reclamaron un penalti de Diego Carlos sobre Joaquín y otra acción de Franco Vázquez sobre Fekir.

Los números generales del Betis con Hernández Hernández son de cinco victorias béticas, seis empates y diez derrotas. Los verdiblancos no han ganado con este colegiado en sus últimos siete partidos. El último triunfo bético con el canario fue en la campaña 16/17, cuando vencieron en Málaga (1-2).

Es recordado en el Betis por el capítulo del fuera de juego en un saque de banda que Hernández Hernández decretó en un encuentro contra la Ponferradina en el año 2011.

Hasta ahora el Real Betis volvió a evidenciar en Vigo su debilidad fuera de casa en esta temporada. El empate firmado ante el Celta supone su novena salida consecutiva sin ganar, algo que no acontecía desde el año 2006. Se trata de la peor racha del equipo heliopolitano a domicilio en 14 años, y eso supone un déficit casi definitivo a la hora de luchar por una plaza en competiciones europeas. Ni con el cambio de técnico por Alexis y el atrevimiento del equipo cambiaron esa realidad en tierras gallegas: sólo han vencido en Mallorca en esta Liga, y eso minimizó de forma casi definitiva cualquier aspiración a cumplir sus objetivos.

Esta claro que ni con Rubi ni Alexis encontraron las soluciones para desatascar un problema que fue constante a lo largo del curso. Hay debilidades repetidas que no fueron solventadas con el paso de los partidos, y sólo en el Villamarín supo el equipo exponer sus mejores argumentos ofensivos para sumar triunfos. La pegada estuvo muy lejos de parecerse a la que sí intervino en casa: sólo 14 goles conseguidos fuera de su feudo contra los 30 que logró anotar en Heliópolis.

El equipo bético debe medir la consistencia defensiva, que tampoco fue fiable cuando se desplazaron. Lograron firmar tres porterías a cero y esos duelos terminaron en tablas (Osasuna, Real Madrid y Leganés). No sólo protagonizaron números históricos en su presente racha de nueve salidas sin ganar, sino que también empeoró mucho su rendimiento del pasado curso, cuando incluso mostró una versión más fiable a domicilio que en el Benito Villamarín. El Betis visitará en este cierre de curso al Atlético de Madrid y al Valladolid para tratar de poner fin a una trayectoria fuera que condicionó gran parte de su campaña y condenó sus objetivos.

Por otra parte, Osasuna ha regresado en la mañana del lunes a los entrenamientos en las instalaciones de Tajonar después del empate conseguido el domingo ante el Getafe (0-0). Los rojillos se han ejercitado en un seis de julio atípico en Pamplona. En la sesión, el equipo ha estado dividido en dos grupos. Por un lado, los hombres que disputaron más minutos han realizado trabajo de recuperación, mientras que el resto de sus compañeros han completado ejercicios de técnica y posesión.

El martes el equipo continuará el trabajo en Tajonar a partir de las 10:00 horas para preparar el encuentro que tendrá que disputar el próximo miércoles en el Benito Villamarín ante el Real Betis (20:30 horas) en el que será el penúltimo desplazamiento de la temporada para el conjunto de Jagoba Arrasate, que está de momento cómodamente instalado en la zona media de la tabla con 45 puntos y el objetivo de la permanencia asegurado.

VAVEL Logo