Un empate que sirve de poco
Nyom pelea un balón dividido durante el encuentro de ayer / Fuente: LaLiga Santander

​​​​Osasuna y Getafe empataron a cero en un partido con pocas ocasiones, y en donde el conjunto rojillo tuvo más posesión del balón. Con este empate, el Osasuna se aleja de los puestos europeos y queda asentado en mitad de tabla. El Getafe, por su parte, es sexto clasificado con 53 puntos. A falta de cuatro jornadas para el final de la competición, tendría los puestos de acceso a la Champions, si gana el Sevilla esta noche ante el Eibar, a siete puntos de distancia. Por otra parte, que le quiten la plaza europea al Getafe resultaría complicado ya que el Athletic de Bilbao se encuentra cinco puntos por debajo. 

  • Una primera parte poco atractiva

Osasuna comenzó el partido con muchas ganas y desde el inicio se hizo con la posesión de balón. Poco le iba a durar el partido a Marc Cardona, en el cual había muchas esperanzas depositadas para este partido. En el minuto 8 se iba a retirar con molestias del campo para dar entrada a Arnaiz. El Osasuna iba a seguir dominando y acercándose con poco peligro a la portería defendida por David Soria. El Getafe se defendía bien, como viene haciendo a lo largo de toda la temporada. Tras el parón para la hidratación, el Getafe se hizo con la posesión y empezó a entrar el encuentro. La mejor oportunidad de la primera parte para los azulones la iba a tener Etxeita en un remate de cabeza que bloqueo el arquero rojillo. 

  • Una segunda parte rojilla y con un gol anulado

Los últimos 15 minutos de la primera parte donde el Getafe dominó parecieron haber sido un espejismo. El Osasuna salió en la segunda parte a por el partido. El conjunto de Jaboba Arrasate se encontraba cómodo sobre el césped y fruto de ello aparecieron las ocasiones, aunque no excesivamente claras. La más clara del partido la tuvo Kike Barja para el Osasuna en el minuto 63, un disparo que iba a repeler David Soria con pie.

Osasuna seguía dominando el encuentro y poco antes de la pausa de hidratación, anotaría un gol que tras ser revisado en el VAR fue anulado. Tras un balón largo a la espalda de la defensa azulona, Chema Rodríguez iba a anotarse un gol en su propia portería, pero iba a ser anulado por falta y fuera de juego posicional del jugador rojillo Arnaiz.

Tras el parón para la hidratación, Osasuna iba a tener dos ocasiones más antes del final del encuentro pero sin éxito. 

VAVEL Logo