El Rayo y el árbitro pueden con el Numancia
Mario Suárez marcó el primer tanto del partido. Imagen: Rayo Vallecano.

Dicen que el VAR está para traer justicia al fútbol. Pero hay días en los que parece imposible creer tal afirmación. Lo visto hoy en Vallecas es cuanto menos extraño en lo relativo a la labor arbitral, por no incluir algún que otro calificativo que pueda sobrepasar los límites de lo políticamente correcto. Galech Apezteguía se erigió en el protagonista del encuentro y señaló dos penas máximas que acabaron por hundir a un competitivo Numancia, que tiró de casta y coraje cuando todos los factores estaban en contra. Mario Suárez y De Frutos consiguieron los tantos del Rayo en la primera parte. Higinio, que sería expulsado posteriormente, recortó distancias para el Numancia pero Juan Villar transformó un penalti inexistente para los vallecanos. Curro Sánchez recortó distancias para los sorianos.

Salía con línea de cinco Luis Carrión para reducir el potencial ofensivo del Rayo Vallecano. Nacho e Iván Calero eran los carrileros, con Admonio, Castellano y Bernardo de centrales. Por delante, Erik Morán y Escassi eran los encargados de formar el doble pivote con Curro, Noguera e Higinio arriba.

“Penaltito” a favor del Rayo y un Numancia desaparecido

El Numancia comenzó asentado sobre el terreno de juego, defensivamente bien pero sin muchos alardes arriba. Curro Sánchez fue el autor del primer, y único, disparo rojillo entre los tres palos en la primera mitad tras una gran asistencia de Nacho Sánchez pero Dimitrievski atrapó sin problemas. Mario Suárez respondió con un disparo desde la frontal tras un contraataque llevado por De Frutos.

Pero apareció el VAR, y con él, las incomprensibles decisiones por parte de los árbitros. Una jugada que no tenía el más mínimo peligro concluyó con una “mano” de Escassi muy parecida a la que ayer cometió Ortuño en el Oviedo-Las Palmas. Sin embargo, en este caso, el árbitro tomó la decisión contraria, la decretó como penalti cuando ayer no fue sancionada. Mario Suárez se encargó de transformar la pena máxima de manera magistral por la escuadra, y con ella, el Numancia se hundió anímicamente.

El Rayo Vallecano se dedicó a tocar el balón mientras la frustración soriana llevó al segundo técnico numantino Álex Huerta a ser expulsado por sus protestas. Ya en el descuento de la primera parte De Frutos conseguiría el segundo tanto de los madrileños tras una gran jugada trenzada con Juan Villar ante la pasividad de una defensa menos numantina que nunca. Con el 2-0 se llegó al descanso.

El Numancia reacciona y Galech Apezteguía lo sentencia

Tras el descanso el Numancia mostró una cara diferente. Ya con el resultado en contra los rojillos parecían intentar la heroica de remontar dos goles en contra. Noguera tuvo el primer aviso pero su remate se estrelló en la defensa vallecana. Higinio recortaría distancias tras un gran centro de Nacho Sánchez en el que el de Calasparra remató de manera inapelable el esférico al fondo de la red.

En estas, Galech Apezteguía se empeñó en ser el protagonista del encuentro. El colegiado no parecía lo suficientemente contento con haber pitado un penalti a favor de los madrileños bastante discutible en la primera parte, que se inventó otro en una acción defensiva de Iván Calero. El defensor rojillo protegió el cuero de Juan Villar, pero el atacante local exageró la acción venciéndose al suelo, lo que pareció bastar para señalar el punto fatídico. El propio Juan Villar transformó la ocasión tras la que Higinio había sido expulsado por protestar.

Pese a tener todo en contra el Numancia no quería rendirse. Iván Calero se fue en banda derecha de su par y llegó a línea de fondo para asistir de manera perfecta a Curro Sánchez, quien alojó el cuero en la red vallecana. Carrión había quitado a Noguera por Zlatanovic y sacó a Moha y Adri Herrera por Erik Morán y Bernardo para buscar más mordiente arriba.  Sin embargo el Rayo Vallecano tenía la posesión gracias a la superioridad numérica y pudo sentenciar con un remate de Santi Comesaña a centro de Advíncula.

Con la derrota, el Numancia se queda con 44 puntos, a dos de la salvación, que la marca el Albacete tras su empate frente al Real Sporting. Los de Luis Carrión tienen una nueva final este domingo frente a la Ponferradina por la permanencia. Por su parte, el Rayo Vallecano entra en Playoff con 56 puntos. No se quejará del árbitro hoy Paco Jémez.

VAVEL Logo