Adiós a la maldición del Sevilla en San Mamés
El Sevilla tras el gol de Munir. Foto de Twitter: @SevillaFC

El partido que se disputaba en el Estadio de San Mamés enfrentaba al Athletic Club de Bilbao y al Sevilla FC. Ambos equipos querían llevarse la victoria, unos para la clasificación a Europa League (Athletic) y otros para la Champions League (Sevilla), los dos equipos tiene como objetivo Europa. 

El equipo visitante se hizo con el control del juego bastante pronto, incluso en los primeros diez minutos ya tuvo dos ocasiones; a pesar de ello, fueron ambas sin mucho peligro. El Athletic que no se encontraba cómodo aunque también consiguió llegar a portería con Iñaki Williams, pero quedó en nada al igual que las del Sevilla. 

Pasado ya los 25 minutos, los bilbaínos consiguieron mejorar y a causar más peligro. Avisó Mikel Vesga por partida doble, primero taponó Jules Koundé el disparo, y seguidamente, el mediocentro vasco volvió a tirar, pero el balón se marchó fuera. Poco después, el Bilbao lograría ponerse por delante. Mikel Vesga probó suerte de nuevo, el balón rebotó en Koundé y le cayó a Ander Capa que llegaba como una bala desde atrás, el lateral cruzó la pelota para que Bono no pudiera detenerla, poniendo así el 1–0 para el equipo local

Este gol supuso la tranquilidad para los de Gaizka Garitano, mientras que los de Lopetegui comenzaron a perder un poco la calma. Antes de finalizar el primer tiempo, Iker Muniain pudo haber aumentado la ventaja, pero el golpeo salió desviado. Finalmente, el partido se marchó al descanso con la victoria local por un gol a cero, y con un Julen Lopetegui enfadado.

El Sevilla buscaría la remontada a toda costa, ya que necesitaban la victoria. A los 10 minutos de juego, Suso probó suerte desde una distancia lejana, Unai Simón detuvo el disparo y el rechacé lo dejó cerca; a pesar de ello, Reguilón no pudo aprovechar ese mal despeje. 

Sustitución salvadora

En el minuto 64, Lopetegui realizó los primeros cambios; en uno de ellos salió Munir El Haddadi, muy crucial en el partido. Poco después de la sustitución, el hispano-marroquí consiguió provocar una falta en la frontal del área, que de manera increíble, Éver Banega pondría al fondo de la red, imposible para Unai Simón que se quedó estático al ver cómo el balón caía hacia la portería tras superar la barrera. Así consiguió el argentino empatar el partido, de libre directo

Minutos después, Munir avisaría de que iba a meter, con un golpeó que con grandes reflejos el portero vasco supo atajar. Seguidamente de esta jugada, Banega pondría un centro para que Munir rematara y marcara el segundo del Sevilla. 

El Bilbao intentaría empatar al Sevilla en el 83’. Un balón le cayó a Muniain en la frontal, primero sentó a Fernando Reges, y después el jugador rojiblanco golpeó al primer palo pegada al suelo, pero el portero sevillista logró evitar el gol. 

Finalmente, el partido concluyó con el 1 – 2. El Sevilla logró llevarse los 3 puntos a la capital hispalense, para así igualar a puntos al Atlético de Madrid que empató ante el Celta. Además, el Sevilla de Lopetegui consigue romper con la maldición de no ganar en San Mamés, ya que llevaba nueve años sin ganar en territorio bilbaíno.

 

VAVEL Logo