Puñetazo del Granada CF en busca de la séptima plaza
Soldado y Carlos Fernández celebran el tanto del valenciano en el Reale Arena. Foto: La Liga. 

El Granada CF no quiere ponerse las chanclas e irse a la playa antes de tiempo. Y mucho menos con una plaza europea en juego. Lo que hace semanas parecía un sueño lejano al que el Granada no llegaría en las jornadas finales, ha pasado a verse como una ilusión que está más cerca que nunca desde el post confinamiento. Los nazaríes vencen en San Sebastián ante un rival directo y avisan a todos sus rivales de que si sueñas algo muy fuerte, el sueño puede cumplirse.

Los tantos de Puertas y Soldado en el primer acto hacían prometérselas muy felices a los de Diego Martínez, pero la reacción txuri-urdin no tardó en llegar y Merino y Oyarzábal dejaron, solo durante unos minutos, helada a la parroquia rojiblanca. A tres minutos del final, Domingos Duarte se elevó al cielo de San Sebastián para darle la victoria al Granada CF y situarlo a solo un punto de la séptima plaza.

Los primeros compases de encuentro tuvieron un ritmo frenético, con un par de acercamientos sin peligro claro por parte de los de Alguacil, y dos cartulinas, una para Aihen por un derribo sobre Foulquier, y otra para Carlos Fernández por un pisotón sobre Merino. Un Merino que volvió a quedar lastimado tras un cabezazo de Yangel Herrera en la primera aproximación peligrosa nazarí, que acabó en falta.

El paso de los minutos hizo que el choque fuera ganando aún más ritmo, y en una conexión entre Oyárzabal y Portu, tuvo que aparecer Rui Silva para enviar a córner el remate del murciano. La Real buscaba con insistencia la espalda de un Neva sobrepasado por la falta de ayudas defensivas en su costado.  

El empuje local volvió a venir por parte del ex del Girona, cuando gracias a un fantástico servicio lateral de Aihen, se anticipó a Domingos, pero su remate se marchó fuera por bien poco. El Granada esperaba ansioso su momento, y sobre el ecuador del primer tiempo, la pegada rojiblanca salió nuevamente a relucir. En una acción en la que Domingos Duarte se puso la mochila y se fue de excursión a campo rival, Antonio Puertas cabeceó a la red un finísimo servicio lateral del portugués para presentar candidatura a viajar por Europa.

El tanto dejó tocada a una Real Sociedad que, tras ver como en la primera oportunidad clara del Granada encajaba gol, fue perdiendo fluidez en el juego asociativo y veloz con el que inició el choque. Una reducción de velocidad en la circulación de pelota, en parte gracias a la insistente presión que ejercieron los pupilos de Diego Martínez justo antes del parón de hidratación.

Una pérdida en el centro del campo nazarí entre Eteki y Yangel, obligó a Domingos a sacar la manguera y apagar el incendio, una vez más, en el costado izquierdo. El luso se midió en carrera ante Portu, y de forma milagrosa, tocó el esférico para frenar la cabalgada del ‘7’ txuriurdin. La Real continuó en busca del empate antes del descanso, y en un centro-chut de Barrenetxea, Rui Silva se llevó el mayor susto del encuentro al ver como el esférico, una vez le había superado, topó con la madera.

Con el Granada enculado atrás y una Real cada vez más volcada, los nazaríes encontraron oxígeno una y otra vez en la figura de un Carlos Fernández que cada vez que recibía, sacaba algo positivo en beneficio de los suyos. A la contra, y en una fantástica combinación entre Neva y Puertas, a punto estuvo de llegar en boca de gol para hacer el segundo.

Una modificación en el electrónico que sí tuvo lugar en el último minuto de la primera mitad cuando Roberto Soldado, en posición de fuera de juego en el inicio de la jugada, fue el más listo de la clase. El valenciano aprovechó un desastroso despeje de Llorente para zafarse de la presencia de Moyá, poner tierra de por medio en el Reale Arena y meter de lleno a los rojiblancos en la pugna por la Europa League.

Los corazones granadinos volvieron a paralizarse en el tiempo de descuento, cuando los locales rozaron meterse de nuevo en el partido en la última acción del primer tiempo. Una acción individual de mucho mérito de Barrenetxea finalizó con un violento disparo del canterano de la Real que, entre Rui Silva y la madera, le negaron el gol.

La Real, enchufada en la reanudación

La reanudación sentó como un dolor de muelas a los rojiblancos. En la primera acción de peligro local, Merino aprovechó un balón muerto en el área tras un saque de esquina de Oyarzábal para recortar distancias en el segundo minuto del segundo acto. Un tanto que levantó la moral de un equipo que parecía tocado, pero que cerca estuvo de empatarlo en un disparo por encima del larguero de Oyarzábal tras dejada de Portu. Tocaba sufrir de lo lindo en el Reale Arena.

Poco a poco fue sacudiéndose la presión txuri-urdin el Granada, y a base de un par de córners consecutivos intimidó la meta de Moyá. Un mensaje claro para decirle a la Real que no iban a pasarse todo el segundo tiempo encerrados en su campo y defendiendo el 1-2.

Con el objetivo de salir de la cueva y sacudirse el agobio local, Diego Martínez movió el banquillo y dio entrada a dos hombres frescos. La potencia y llegada de Azeez en el centro del campo y la velocidad y verticalidad de Machís para poner en apuros a la zaga de Alguacil al contragolpe. Soldado y Eteki dejaron su sitio en el césped, para dejar arriba la figura de Carlos Fernández en solitario bien secundado por Machís y Puertas en las alas.

Una fenomenal combinación de la Real Sociedad permitió a Oyarzábal dejar solo ante Rui Silva a Willian José que, para fortuna rojiblanca, definió de manera esperpéntica frente al portugués. Nuevo aviso local de cara a un tramo final de infarto en San Sebastián. Nais, que había entrado unos minutos antes al terreno de juego, demostró el desparpajo típico de un chaval que juega en el patio del colegio con sus amigos, pero su disparo se marchó por encima de la puerta de un Rui Silva que empezó a ver durante demasiados momentos muchas camisetas blanquiazules en este primer tramo de segundo acto, justo antes del parón.

El Granada se defendió a las mil maravillas durante prácticamente la totalidad del tramo final, pero en una gran acción por banda derecha la Real Sociedad consiguió la igualada. Oyarzábal remató a bocajarro un servicio desde la derecha para dejar helada a una ciudad que se veía con opciones de seguir peleando por Europa. Pero solo durante unos minutos.

Si por algo se caracteriza este Granada es porque nunca tira la toalla, ni cuando toda una Real Sociedad te levanta un 0-2 en el Reale Arena en los últimos minutos. Y es que otro fantástico centro de Darwin Machís, Domingos Duarte se elevó al cielo de San Sebastián para volver a poner por delante al Granada y mantener viva la llama de la Europa League.

Victoria apoteósica del Granada CF en San Sebastián para dar un puñetazo encima de la mesa, presentar candidatura a la séptima plaza y ganarle el goalverage a un rival directo como la Real Sociedad. Con nueve puntos en juego, los nazaríes se sitúan a solo uno de la zona europea y se han ganado todo el derecho del mundo a soñar con pasear la rojiblanca horizontal por todo el viejo continente.

Ficha técnica

Real Sociedad (2): Moyá, Elustondo (Gorosabel, 70’), Llorente, Le Normand, Aihen, Zubimendi, Merino, Portu (Nais, 62’), Barrenetxea, Oyarzábal, Willian José (Roberto López, 78’).

Granada CF (3): Rui Silva, Foulquier, Víctor Díaz, Domingos, Vallejo (Germán, 67’), Neva, Eteki (Azeez, 62’), Herrera (Martínez, 92’), Puertas (Gil Dias, 92’), Carlos Fernández, Soldado (Machís, 62’).

Goles: 0-1, Puertas (20’). 0-2, Soldado (44’). 1-2, Merino (47’). 2-2, Oyarzábal (82’). 2-3, Domingos (87’).

Árbitro: Martínez Munuera (comité valenciano). Ha amonestado a los locales Aihen y Aritz, y a los visitantes Carlos Fernández, Soldado y Puertas.  

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada número treinta y cinco de la Liga Santander.

 

VAVEL Logo