Europa se aleja, pero la lucha del Granada CF es eterna
Machís fue el goleador rojiblanco en la noche de hoy. Foto: Granada CF

Eterna lucha como lema de vida, de club, y de una plantilla que, pese a verse tocada en el descanso con un 0-2 ante el más que probable campeón de liga, nunca deja de pelear por su sueño, los tres puntos. El Granada CF se vio muy superado en el primer tiempo por un excelso Real Madrid, pero cambió la cara en el segundo, pasando por encima del cuadro blanco y mereciendo sumar, como mínimo, un punto en su casillero. Europa se aleja, pero la lucha, como bien dice el lema, es y será eterna.

La sorpresa saltó alrededor de las nueve de la noche, cuando el club publicó su once inicial en las redes sociales. Diego Martínez puso en liza un equipo con rotaciones y con caras sorprendentes para recibir a todo un Real Madrid. La sobreexplotación de minutos que lleva Carlos Neva en el post confinamiento obligó al técnico a dar entrada a Gil Dias en el carril zurdo. Fede Vico y Azeez fueron las otras novedades de un Granada que no quería perder el tren de Europa.

En el bando blanco, Zidane decidió poner sobre el verde hasta cinco centrocampistas con el objetivo de dominar el control del juego, consciente de que el equipo rojiblanco no es amante del juego asociativo. Una jugada maestra que le haría dominar el encuentro durante cuarenta y cinco minutos de manera incontestable.

Pese a verse sorprendido en los primeros instantes por la buena presión nazarí, el Real Madrid fue el primero en probar fortuna de cara a portería, pero el remate de Isco llegó manso a las manos de un siempre bien situado Rui Silva. O eso había mostrado hasta el momento. En la segunda llegada de los de Zidane, un animado Mendy cogió la mochila, se fue de excursión, y acabó sacando un zapatazo descomunal que se coló por el primer palo de la meta granadina. Un mix entre buena acción del lateral galo, y error de colocación o confianza del arquero portugués.

La gesta se volvía todavía mayor. Si la victoria era prácticamente lo único que mantenía con opciones europeas a los de Diego Martínez, otro dato hacia menguar aún más la esperanza rojiblanca. Al Madrid, al igual que al Granada, no le han remontado en ninguna ocasión que se ha puesto por delante esta temporada en la competición liguera. Reto mayúsculo para un equipo al que le ponen las situaciones controvertidas.

Pero rápidamente el equipo blanco, hoy de verde, apagó cualquier esperanza granadinista de rápida reacción con un segundo zarpazo en apenas quince minutos. En otra transición rápida del Real Madrid, con un taconazo de Isco diferencial en el ecuador de la acción, Benzema realizó una jugada de altísimo nivel para zafarse de la marca local y realizar un disparo lejos del alcance de un Rui Silva que, esta vez sí, nada pudo hacer ante el remate del ariete madridista.

Un tanto que dejó tocadísimo a un Granada que perseguía sombras de unos pupilos de Zidane que movían el esférico a una velocidad que imposibilitaba la presión de los sobrepasados hombres de Diego Martínez. Los cinco centrocampistas del Madrid, junto a Benzema, flotaban sobre el verde totalmente a su antojo y con una comodidad fascinante. El único foco de esperanza local recaía sobre la figura de un solitario pero combativo Carlos Fernández. La pausa de hidratación debía ser un activo que reanimara a un conjunto herido tras media hora corriendo en busca del esférico.

Otra cara era algo que estaba por ver, pero una reestructuración táctica fue lo que realizó en el parón Diego Martínez. Gil Dias abandonó el carril zurdo para marcharse al extremo diestro, Víctor Díaz se mudó al lateral zurdo, y Foulquier se quedó con la demarcación de lateral derecho. El Granada pasó al esquema del 4-2-3-1 con el objetivo de intimidar algo la puerta de un Courtois que, en un fútbol pre-confinamiento, hubiéramos tildado de un espectador más.

La reacción llegó en una de las acciones estrella del Granada, los centros al área. Domingos Duarte, tal y como hizo en San Sebastián hace apenas tres días, se elevó por encima del resto y obligó a Courtois a realizar la primera gran parada de la noche. La réplica, una vez más, Benzema. En una jugada que él mismo inició bajando al centro del campo para darle salida limpia a su equipo en construcción, el galo acabó sacando un latigazo que tuvo que mandar a córner Rui Silva. El Granada pedía, de manera desesperada, el descanso.

El intermedio hizo reflexionar al chamán y realizó la primera sustitución del encuentro. Víctor Díaz se quedó en la caseta y dejó su lugar en el campo a Antonio Puertas. Una modificación que hizo que Gil Dias volviera al flanco zurdo como lateral. El Granada salió con hambre y olió sangre en un error de Casemiro. Una buena presión de Carlos Fernández, permitió a Yangel asistir a Darwin Machís para que, con toda la sangre fría del mundo, el extremo batiera a Courtois por su palo. El Granada se volvió a meter de lleno en el partido justo en el momento idóneo, tras el descanso.

La alegría del gol llegó con, a priori, una mala noticia solo unos instantes después, Foulquier se rompió. Montoro, tras una largo tiempo fuera de los terrenos de juego, ingresó en el campo y Azeez, todo un multiusos para Diego Martínez, ocupó el flanco diestro de la zaga nazarí. Un ingreso al césped del valenciano que abrió la puerta a que los rojiblancos pudieran mantener el balón en su poder durante un período mayor de tiempo. Cuanto ha echado de menos el Granada a Montoro es algo que hemos podido comprobar cuando este apenas llevaba diez minutos sobre el césped.

En una de las primeras circulaciones de esférico más largas por parte local, Machís tuvo el doblete en sus botas tras un preciso centro de Puertas, al que llegó algo forzado el venezolano. Empezaba el Granada a ganar presencia en campo madridista. En busca de cambiar nuevamente la dinámica del encuentro, Zidane dio entrada a Asensio y Rodrygo para ganar verticalidad en el último tramo de campo.

Pero nada más lejos de la realidad, el Granada continuó siendo dueño y señor del balón, todavía más con la entrada de Montoro. Como si no hubieran visto lo que ocurrió en el Reale Arena, Domingos Duarte volvió a coger la mochila y provocó una falta al borde del área que pudo suponer la segunda cartulina para un Mendy que fue al límite en la acción.

Con el objetivo de realizar una última intentona, Antoñín y Eteki entraron al césped en clave nazarí, justo antes del segundo parón para la hidratación. El Granada había inclinado el campo totalmente hacia la portería de Courtois, todo lo contrario de lo que había pasado en el primer tiempo. A falta de poco menos de diez minutos, un nuevo contratiempo sacudió los intereses del Granada. Machís se rompió y tuvo que ingresar al campo un desaparecido en combate durante toda la temporada, Ismail Koybasi.

La insistencia del Granada CF fue la tónica en el tramo final. Una prolongación de Carlos Fernández dejó en buena posición de disparo a un Antoñín que, con una precisa volea, obligó a Courtois a volver a lucirse. Un par de jugadas después, Ramos sacó bajo palos un remate de Azeez que ya se colaba hacia dentro. Estaba mereciendo el empate el equipo de Diego Martínez. Pero pese a los últimos intentos a balón parado de los andaluces, el Real Madrid se llevó los tres puntos de Los Cármenes y da un paso de gigante en su pelea por el título de liga.

El Granada da una grandísima versión en la segunda mitad, pero se marcha de vacío del encuentro y se queda a cuatro puntos de la séptima plaza con seis en juego. Pero una cosa está clara en esta plantilla. Lo van a intentar hasta que las matemáticas digan lo contrario. Porque quizás Europa se aleja un poco más, pero la lucha en este Granada CF es y será eterna.

 

Ficha técnica

Granada CF (1): Rui Silva, Foulquier (Montoro, 54’), Víctor Díaz (Puertas, 45’), Domingos Duarte, Germán, Gil Dias, Azeez, Yangel Herrera (Antoñín, 75’), Fede Vico (Eteki, 75’), Machís (Koybasi, 84’), Carlos Fernández.

Real Madrid (2): Courtois, Carvajal, Varane, Ramos, Mendy, Casemiro, Modric, Kroos, Valverde (Asensio, 63'), Isco (Rodrygo, 63'), Benzema.

Goles: 0-1, Mendy (10’). 0-2, Benzema (16’). 1-2, Machís (50’).

Árbitro: Jaime Latre (comité aragonés). Ha amonestado a los locales Domingos y Gil Dias y a los visitantes Mendy y Courtois.

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada número treinta y seis de la Liga Santander.

 

VAVEL Logo