¡El Real Madrid es campeón de Liga!
Los jugadores del Real Madrid celebran el título conseguido | Fuente: Real Madrid CF

El partido más esperado de la temporada. El Real Madrid afrontaba su cita frente al Villarreal de Javi Calleja sabiendo que si lograban la victoria serían campeones del título nacional de liga. El Alfredo Di Stéfano se preparaba para albergar a un posible campeón de liga que desde que volvió el fútbol no conocía la derrota. Con el Himno de la Décima saltaban los ilusionados jugadores del equipo blanco que hacían aflorar los nervios sobre el césped del feudo madridista. Los latidos de los corazones blancos comenzaban a sonar porque los de Zinedine Zidane podían coronarse como campeones esa misma noche. A la misma hora, se jugaron el resto de partidos de la jornada (con la mirada puesta en el perseguidor del Madrid, el FC Barcelona) excepto el encuentro entre la SD Eibar y el Real Valladolid que se disputó unas horas antes.

El Villarreal, por otro lado, no se lo iba a poner fácil. Un equipo que tiene en juego una plaza en la 'zona Europa' que aún no ha conseguido asegurar. Sin ninguna duda, el encuentro tenía todos los alicientes para ser una cita tan frenética como decisiva para ambos equipos.

  • Hazard y Rodrygo, titulares

Daba la sorpresa Zinedine Zidane en el once titular del Real Madrid para esta noche. El belga E. Hazard, que llevaba varias jornadas ausentes por no estar al 100% -según su entrenador-, se colaba en el equipo de gala elegido por el francés para el 37º compromiso de la competición doméstica. Lo mismo ocurría con el joven brasileño Rodrygo, que tuvo poco más de 20 minutos en el último partido frente al Granada CF. Por lo demás, no hubo demasiadas campanadas. En la portería no había lugar a la rotación y el francés eligió a T. Courtois para defender el arco madridista; una línea de cuatro en defensa con Dani Carvajal, R. Varane, Sergio Ramos y F. Mendy; en la sala de máquinas el galo alineó a los tres mosqueteros blancos: L. Modric, Casemiro y T. Kroos; y en la zona de artillería Zinedine Zidane alineaba a los ya mencionados E. Hazard, Rodrygo y K. Benzema.

Javi Calleja desplegaba sobre el césped un 5-4-1 con S. Asenjo en portería; los dos carrileros Xavi Quintillà y Ruben Peña escoltando a los tres jugadores de la zaga defensiva Pau, Sofian Chakla y Mario Gaspar; en línea de medios el entrenador del conjunto amarillo optaba por un doble pivote con Zambo Anguissa y M. Morlanes con dos extremos abiertos en banda, Moi Gómez y S. Chukwueze; y el máximo goleador de su equipo, Gerard Moreno, en la punta del ataque.

  • Karim Benzema, otro día más en la oficina

Arrancaba el encuentro con mucho respeto entre ambos conjuntos. El Real Madrid intentaba practicar un fútbol más pausado y vertical, moviendo la pelota de banda a banda con paciencia y buscando el hueco. El Villarreal, muy bien plantado sobre el terreno de juego, conseguía retener las internadas de los laterales blancos y presionando muy arriba las salidas de balón de los de Zidane.

Ya en el minuto 3 avisaban los locales con una vaselina que se sacaba Dani Carvajal de la 'chistera' y que obligó a Sergio Asenjo a retrasar su posición para evitar que la pelota acabara dentro de la red. Poco después de los 5 minutos de encuentro, daba el segundo aviso Karim Benzema con un disparo un tanto mordido tras recibir un pase desde la banda derecha que atajó sin problemas el guardameta del 'submarino amarillo'.

Corría el minuto 29 de partido y el Madrid veía que sus intentonas para hacer el primer tanto se veían desvanecidas por el trabajo defensivo del Villarreal. Pero como viene siendo normal en las últimas jornadas, el mago francés volvió al rescate. Una recuperación de Casemiro hacía que la pelota fuera a los pies de Modric que conducía hacia la portería y le daba un pase al desmarcado Benzema que con dos toques -uno de control y otro de disparo- iba a batir a Sergio Asenjo con un tiro que se colaba por debajo de las piernas del portero de Palencia. Era el 1-0 para el Real Madrid.

Al Villarreal le costaba hacer su fútbol, porque enfrente tenía a un Real Madrid serio y bien ordenado. Quizás, uno de los partidos más tranquilos para los blancos después de que Benzema anotase el primero del encuentro. En lo que restaba de primera parte, el Madrid intentaba entrar en el área del Villarreal por la banda derecha, con numerosas incorporaciones al área de Carvajal acompañando a Rodrygo. El equipo de Javi Calleja se defendía como podía viendo que los de Zidane se crecían y, con un gran Luka Modric que manejaba el timón blanco, buscaban rematar el partido con un segundo gol que dejase el partido visto para sentencia. Con poco más, se llegaba al final del primer tiempo.

El Real Madrid celebra el tanto de Karim Benzema
El Real Madrid celebra el tanto de Karim Benzema | Fuente: Twitter Oficial del Real Madrid CF  
  • Sufrir para ganar, ADN Real Madrid

Ya en el segundo acto, el Villarreal salió al campo intentando un fútbol más combinatorio y parecía que Calleja había dado con la tecla de su equipo para hacer un fútbol que hiciese más daño al Real Madrid. Aún así, no era capaz de generar una ocasión clara de gol ya que los blancos no les daban opción a ni siquiera acercarse de manera clara al área madridista. Sí que obligaba a ponerse el mono de trabajo a Sergio Asenjo el lateral derecho del Madrid, D. Carvajal, que volvía a intentarlo con un recorte y disparo posterior dentro del área tras recibir un pase en profundidad de Modric que estaba siendo, de largo, el mejor jugador del partido.

Pasada la media hora de juego, el técnico francés daba entrada al mallorquín Asensio y a Vinicius Jr. dando descanso a Hazard y Rodrygo. Al mismo tiempo, conseguía el FC Barcelona el empate en su partido frente al Osasuna (1-1) pero este resultado le seguía dando el campeonato a los blancos.

Sobre el minuto 70 de partido llegaba la polémica al partido. Sergio Ramos se marcaba una carrera hasta llegar al área del Villarreal y caía dentro de la misma haciendo que el colegiado pitase un penalti (muy dudoso) a favor del Madrid. El capitán era el encargado de lanzarlo y sorprendió a todos: decidió pasar la pelota en corto a Benzema y este hacía el segundo gol, que iba a ser anulado por Hernández Hernández. Varios jugadores entraron en el área antes de tiempo y mandaba a repetirlo. A la segunda, Benzema iba  convertir el penalti para ampliar la ventaja en el marcador. En la jugada siguiente, Toni Kroos estrellaba un balón en el larguero después de un trallazo con su pierna izquierda desde fuera del área. El Real Madrid se vía campeón y empezaba a ser muy superior.

Pero el resultado no iba a quedar así. Vicente Iborra conseguía anotar un gol para su equipo con un cabezazo que remató tras un centro medido de Mario Gaspar. Los últimos 5 minutos del partido iban a ser de infarto porque al Madrid le tocaba sufrir. Y tanto que lo hizo.

Mario Gaspar conduciendo el balón | Fuente: Twitter Oficial del Villarreal CF
Mario Gaspar conduciendo el balón | Fuente: Twitter Oficial del Villarreal CF
  • Thibaut Courtois, al rescate

Para contrarrestar el bombardeo amarillo, Zidane introducía a Lucas Vázquez, Isco y Fede Valverde para contener el centro del campo. Pero sin duda que el hombre de la segunda parte iba a ser el portero belga: salvaba una doble ocasión en el área pequeña del Real Madrid. Al mismo tiempo, el FC Barcelona encajaba el segundo gol en contra (1-2) haciendo que el Madrid fuera campeón pasara lo que pasara  en el Di Stéfano. Además, el árbitro iba a anular un tercer gol a Asensio tras una magnífica jugada de Vinicius Jr. por banda pero que, tras revisar el VAR, el árbitro canario no lo iba a dar por válido señalando mano de Karim Benzema.

Thibaut Courtois atajando un balón por alto | Fuente: Real Madrid CF
Thibaut Courtois atajando un balón por alto | Fuente: Real Madrid CF
  • Un campeonato más que merecido

En definitiva, un encuentro vibrante de principio a fin que tuvo que sudar el Real Madrid hasta el final para conseguir la victoria. Por 34º vez, los madridistas se coronan campeones de LaLiga después de una magnífica temporada en los que todos los jugadores han sido vitales para el club. Una liga en la que el Real Madrid ha demostrado ser el equipo más regular y el que más ha trabajado para conseguirlo. El club de clubes, campeones sin ninguna excusa. LaLiga la ganan los mejores.

Los jugadores celebran el campeonato sobre el terreno de juego | Fuente: LaLiga
Los jugadores celebran el campeonato sobre el terreno de juego | Fuente: LaLiga
VAVEL Logo