Las notas del Numancia, del 10 de la afición al suspenso de Moisés Israel
Adri Castellano y Alberto Escassi. Imagen: La Liga.

Finaliza la temporada en la Liga Smartbank y lo hace en medio de una polémica mayúscula por el encuentro aplazado entre Deportivo de la Coruña y Fuenlabrada. Lo que es cierto es que el Numancia y el equipo coruñés serán de Segunda División "B" la temporada que viene, y lo serán de manera merecida. Como a final de curso en el colegio, valoramos la temporada del cuadro rojillo, su última en el fútbol profesional.

Matrícula de honor (10) para la afición

A pesar de la horrorosa segunda vuelta, los seguidores sorianos han estado al pie del cañón, apoyando a un equipo que ha llegado a acumular un total de siete derrotas consecutivas y hasta once encuentros sin ganar. Lo de la afición numantina es para enmarcar, y de hecho ha hecho que el equipo llegue vivo hasta la última jornada, animando a cada llegada a Los Pajaritos pese a jugarse a puerta cerrada.

Sobresaliente (9), la implicación de los "pesos pesados"

Jugadores como Marc Mateu, Ledes, Admonio o Escassi han tenido que forzar para llegar al último partido. Algunos de ellos, como Marc Mateu, se han arriesgado a lesionarse pese a no tener oferta formal de continuidad en el club. Además, son bastantes los jugadores que han tenido que repetir titularidad cada tres días para conseguir un equipo competitivo. Profesionalidad y compromiso máximo. Veremos ahora quién se queda en la nave pese al naufragio.

Notable (7-8), para los canteranos

De Frutos, Adri Herrera, Ali, Conejo… muchos son los jugadores del filial que han tenido que rellenar las convocatorias de Carrión debido a las bajas y a la mala planificación de la plantilla. Algunos de ellos incluso han tenido que debutar para intentar sacar adelante los partidos. Un “marrón” en toda regla para jugadores sin experiencia en la categoría.

Aprobado (6), las finales en casa

Han llegado demasiado tarde. No han servido para lograr el objetivo pero, no está de más recordar que el Numancia ha conseguido ganar las últimas cuatro citas en Los Pajaritos, todas ellas caracterizadas como finales. De no haberlo hecho, el cuadro rojillo habría descendido antes a la categoría de bronce.  

¿Aprobado (5) para Carrión?

La verdad que enviar al Numancia 23 años después a Segunda División “B” no puede llevar el aprobado del entrenador numantino, de ahí que vaya entre interrogaciones esta nota. Sin embargo, el preparador rojillo se ha visto solo frente a las adversidades en forma de lesiones, sin el apoyo público de su presidente, y no ha querido poner ninguna excusa pese a no tener prácticamente recambios del primer equipo para configurar los onces.

Suspenso (4), Galech Apezteguía y el lío en Vallecas

No es que el Numancia haya descendido por los árbitros ni mucho menos. Los sorianos se han ganado a pulso la pérdida de categoría pero, no está de más, recordar la desastrosa actuación del colegiado vasco en Vallecas con dos penaltis más que dudosos contra los sorianos y la expulsión de Higinio, también rigurosa. Para un partido a domicilio en el que al Numancia le daba por competir, tuvo que llegar el árbitro para llevar al traste las ilusiones rojillas.

Suspenso (3), el peor visitante de la categoría

La solvencia del Numancia en Los Pajaritos, donde ha rendido como el tercer mejor equipo de la categoría, se ha difuminado a domicilio. Los de Luis Carrión han sido el peor visitante de la categoría, con únicamente 12 puntos lejos de Soria. Si valoramos la segunda vuelta, los números son aun peores, con un solo punto en diez encuentros a domicilio y nueve derrotas en las últimas nueve salidas. Simplemente penoso.

Suspenso (2), Palacios o una planificación desastrosa de la plantilla

Poco queda ya del equipo que estuvo en los puestos de Playoff. La plantilla del Numancia se ha resentido sobremanera debido a lesiones y a la horrorosa planificación deportiva que se ha hecho desde la entidad soriana. Palacios no ha sabido encontrar sustitutos de garantías para las salidas de Guillermo y Carlos Gutiérrez en el mercado de invierno, lo que se ha agravado con las lesiones de Álex Sola, Gus Ledes, Marc Mateu y Alain Oyarzun entre otros. ¿Consecuencias? Haberse visto obligados a completar las convocatorias rojillas con hasta siete y ocho jugadores del filial, los cuales no han podido ser utilizados prácticamente por Carrión por la diferencia de nivel con Segunda División.

Suspenso (1) para el “caso Aguado”

No tiene disculpa posible. La racanería del club soriano, unida al egoísmo del Real Valladolid, ha desaprovechado la calidad de Álvaro Aguado. El mediocentro cedido por los pucelanos no ha tenido todos los minutos que debería y ni siquiera ha terminado la temporada como jugador rojillo. Un lujo que un equipo con la plantilla en cuadro y a punto de descender no debería haberse permitido. Se desconoce la cuantía del dinero que ha dejado de pagar el Numancia por prolongar la cesión del jienense pero, a buen seguro, habría salido más barato que un descenso a Segunda División “B”.

Suspenso (0) o No Presentado para Moisés Israel

Desaparecido en combate. Ni está ni se le espera. Lamentable el papel del presidente del Numancia que se ha disipado como el humo en esta vuelta a la competición tras el confinamiento. Ha dejado solo, tanto a Luis Carrión, como a Palacios quien, al menos, tuvo la dignidad de hacer unas declaraciones a la prensa para alentar en este tramo final. Para “hiStORIA”, la que ha hecho el cuadro rojillo con este descenso y consiguiente salida del fútbol profesional 23 temporadas después.

VAVEL Logo