Thibaut Courtois, la primera pieza de la columna vertebral del Real Madrid
Courtois, seguridad bajo los palos | Fuente: LaLiga Santander

Después de su convulsa llegada a la disciplina del Real Madrid, procedente del Chelsea FC pero tras haber militado también en el Atlético de Madrid, Thibaut Courtois comenzó la temporada con dudas y con numerosos detractores que cuestionaba su continua presencia en los onces iniciales de Zinedine Zidane. Asimismo, la seguridad que transmitió Alphonse Aréola en sus primeras actuaciones como portero de la institución merengue acrecentaron las críticas hacia el internacional belga, que siempre se mostró contento y feliz de estar a las órdenes del técnico francés. En la misma línea y con la competición avanzada, el arquero de 28 años fue ganando seguridad, confianza y minutos; hasta el punto de ser uno de los integrantes de la primera plantilla que más ha jugado durante la temporada 2019/2020. 

Pese a las dudas iniciales, Thibaut Courtois se destapó como una de las claves de los éxitos más recientes del Real Madrid de Zizou; un equipo sólido, solidario, compacto y seguro. Fruto de la confianza depositada por el Club, sus compañeros y su entrenador en él, el efectivo nacido en Bree, Bélgica, también se erigió como un pasador de quilates. Su juego de pies mejoró, y la circulación del escuadrón blanco hizo lo propio. Sobremanera, la seguridad que ofrece en los balones aéreos arrasó con las dudas y críticas llegadas desde varios sectores del madridismo. 

Valencia vs. Real Madrid (15/12/2019): y Courtois obró el milagro

Quince de diciembre de dos mil diecinueve. El Valencia, en lo que parecía una nueva machada ante uno de sus rivales fetiche, controlaba el partido con el 1-0 en el luminoso de Mestalla. En Real Madrid, por su parte, se mostraba desesperado y ansioso. Perder tres puntos suponía un duro revés después de las recientes excelsas actuaciones del equipo vikingo. Últimos suspiros del enfrentamiento entre chés y merengues. La victoria parecía cercana a los locales, pero Zidane y sus pupilos tiraron de épica y se agarraron a un córner en los últimos minutos del partido. 

Benzema celebra su gol en Mestalla; por detrás, Courtois, incrédulo después de un nuevo gol en los últimos minutos | Foto: www.realmadrid.com
Benzema celebra su gol en Mestalla; por detrás, Courtois, incrédulo después de un nuevo gol en los últimos minutos | Foto: www.realmadrid.com

La entidad madridista llevaba varios ataques buscando el gol, o al menos, acercamientos que generasen algún rebote peligroso dentro del área. A la desesperada, Thibaut Courtois acompañó a los atacantes y defensores del Real Madrid. Una única oportunidad. El éxtasis más absoluto o el ostracismo, la nada. Se antojaba complicado, pero el conjunto blanco no entiende de imposibles, que se lo pregunten al Atlético de Madrid. El balón aéreo lanzado por Toni Kroos fue peligroso y encontró la cabeza de Courtois, que se topó con Jasper Cillessen. Sin embargo, el guardameta neerlandés repelió el testarazo del arquero belga pero el esférico continuó en el área chica, siendo Karim Benzema el encargado de sellar el empate en el electrónico del feudo valencianista. 

Temporada sobresaliente

En líneas generales, el trabajo realizado por todos los integrantes del primer equipo vikingo ha sido sobresaliente. Con la Supercopa de España y LaLiga Santander 19/20 en las vitrinas del Estadio Santiago Bernabéu, Courtois se ha erigido como uno de los sostenes del conjunto merengue. Su evolución, acompañado por la seguridad que siempre ha transmitido, hacen del guardameta belga un efectivo fundamental para Zinedine Zidane. Con todavía cuatro campañas por delante, se espera que la importancia del belga continúe creciendo, en línea ascendente, pues se trata de la primera pieza de la columna vertebral del entrenador francés del Real Madrid. 

VAVEL Logo