Marco Asensio, constancia y trabajo
Marco Asensio en la celebración de un gol. Fuente: Real Madrid

Hace ya más de un año, concretamente el 24 de julio de 2019, del partido en que Marco Asensio sufrió la lesión más terrible de toda su carrera. El dorsal 20 del Real Madrid se rompió apenas minutos después de empezar la segunda parte del encuentro contra el Arsenal, la situación pintaba tan mal que lo retiraron del campo con camilla. La expectación por saber lo que le pasaba al mallorquín era enorme, los aficionados blancos querían saber el parte médico lo antes posible y la verdad es que el comunicado oficial que emitió el club fue claro y conciso.

  • Un camino largo

Asensio padecía una “rotura del ligamento cruzado anterior y del menisco externo de su rodilla izquierda”, una terrible noticia tanto para el jugador como para todos madridistas, ya que con una lesión de este nivel y una operación de por medio nunca se puede predecir la vuelta a los terrenos de juego, todo es cuestión de constancia y trabajo. Precisamente estos dos adjetivos son los que mejor han definido el proceso de recuperación de Marco Asensio, su implicación por mejorar y regresar lo más pronto posible junto a sus compañeros le llevó a pisar la ciudad deportiva de Valdebebas el pasado mes de marzo, justo antes del confinamiento por la pandemia de la Covid. Durante esta primera semana de marzo el delantero ya empezó a hacer toques con el balón y a habituarse con el césped, pero eso sí todavía le quedaba camino por recorrer.

Ahora bien, una semana después de que Asensio comenzara la recuperación en el campo el coronavirus nos obligó a parar absolutamente todo, fue entonces cuando empezó la cuarentena y el confinamiento en casa. Estos meses en los que el fútbol se paró supuso una gran oportunidad para Marco, ya que en una situación normal en la que las competiciones hubiesen transcurrido en sus plazos previstos lo más probable era que el mallorquín no hubiera podido ayudar a su equipo. Asimismo, el parón sirvió para que Asensio trabajara mucho con el fin de estar al mismo nivel que sus compañeros y regresar con total seguridad una vez se reanudasen las competiciones.

  • El día más esperado

El 18 de junio del 2020, una fecha muy especial para el 20 del Real Madrid. Casi un año después de sufrir su lesión en la pretemporada en Estados Unidos, Marco Asensio volvió a pisar un campo de fútbol, su calvario se había terminado. Tras 330 días inactivo, Zinedine Zidane confió en él para jugar en la jornada 29 de Laliga contra el Valencia, y la verdad es que Asensio se incorporó en el equipo muy motivado. Tanto fue así que apenas unos segundos después de pisar el césped, concretamente 29 segundos, marcó un auténtico gol que supuso el 2-0 del Real Madrid. La felicidad de Asensio en aquellos instantes era muy grande, después de meses de lucha su recompensa había llegado.

VAVEL Logo