El Valencia consigue la victoria en el debut de Javi Gracia
Fuente: Twitter (@valenciacf)

Debut y victoria. El Valencia se llevó el primer amistoso de la pretemporada por la mínima (1-0) frente a un Castellón que plantó guerra y no encajó gol hasta los minutos finales. Con este resultado, el equipo che consigue dejar la portería a cero, lo cual era difícil el curso pasado.

El encuentro comenzó como suelen hacerlo los partidos de pretemporada. Poco ritmo, con todos los jugadores del Valencia encontrando su sitio en el campo. A medida que pasaban los minutos el equipo comenzó a presionar arriba la salida de balón del conjunto castellonense, una de las señas de identidad de los equipos de Javi Gracia.

El técnico, que debutaba en el banquillo del club che, sacó un once de pruebas, dando entrada a muchos jugadores jóvenes que deben ganarse el hueco en el primer equipo. Uno de ellos es Uros Racic. El serbio, que vuelve tras su cesión al Famaliçao, mostró el gran nivel que había conseguido en el equipo portugués, ayudando a la defensa en la salida de balón y liderando a sus compañeros en la presión.

La nota negativa de la primera mitad la dejó el coreano Kang-In Lee, quien tuvo que abandonar el terreno de juego en el minuto 15 por molestias en su rodilla. Ocupando la posición de enganche, durante el poco tiempo que estuvo en el campo tuvo un disparo al centro de la portería que pudo haber acabado en gol.

En su lugar entró Manu Vallejo, que estuvo muy participativo en su lugar. A medida que pasaban los minutos el equipo se hizo con el dominio del esférico, teniendo las primeras ocasiones del partido. Primero un disparo cruzado muy potente que sacó el guardameta del Castellón con una gran parada tras una buena combinación valencianista. Minutos más tarde, el delantero gaditano probaría con un disparo que fue detenido en dos tiempos.

Tras el parón por hidratación, el Castellón se adueñó del partido hasta el descanso. Durante esos minutos logró poner en apuros a la defensa che, que ya había tenido algún problema defensivo antes. Lograron acumular bastantes saques de esquina que los locales consiguieron defender sin problemas aparentes.

Nueva parte, nuevo once

Los partidos como este sirven para hacer pruebas y dar minutos a todos los jugadores. Y Javi Gracia hizo exactamente eso. Del primer tiempo sólo repitieron Racic, Vallejo y Yunus Musah. Este último realizó un gran partido, encarando siempre que tenía la pelota y realizando desmarques que acababan en ocasiones de gol muchas jugadas. Además, cabe destacar la vuelta de Cristiano Piccini tras estar fuera de los terrenos de juego un año por su lesión en la rodilla a inicios del curso pasado.

Si los primeros 45 minutos se caracterizaron por esa presión, los segundos no fueron lo mismo. El equipo consiguió adueñarse de la pelota, pero la salida de balón rival no tuvo tantas dificultades. El gran número de ocasiones en el primer tiempo contrastó con las pocas de la segunda mitad, pero fueron mucho más claras.

Primero fue Gayà quien mandó un disparo al palo. Tras un envío largo, el de Pedreguer recortó a un defensa y se metió hasta línea de fondo, donde no dudó en probar al portero. Cerca se quedó de ser el primer gol de la tarde. Minutos más tarde, un centro envenenado de Koba se topó con el larguero. El mediocentro tuvo minutos de calidad, llamando a las puertas del primer equipo para esta temporada. En la jugada siguiente, un saque de esquina puesto por el mismo jugador encontró a Hugo Guillamón en el segundo palo, que a placer envió su cabezazo al poste. Dos palos en un minuto que metieron el miedo en el cuerpo al conjunto castellonense.

Se pudo adelantar el equipo visitante, que robó el esférico a Guillem Molina de las botas de su delantero César, quien en un uno contra uno contra Cillessen(entró en la segunda mitad) disparó por encima del larguero, desperdiciando la ocasión más clara que tuvieron en todo el encuentro.

A falta de 15 minutos para el final llegaría el gol de la victoria. Tras una jugada sacando la pelota desde atrás, Wass recibiría una pelota en largo a la espalda de la defensa en medio campo que, con una carrera de casi 40 metros, envió un centro raso al punto de penalti que remataría a las redes Manu Vallejo, convirtiéndose en el primer goleador de la pretemporada valencianista.

A partir de ahí, el Valencia trató de dormir la pelota para no perder la ventaja, evitando que el Castellón tuviera ocasiones peligrosas para empatar el partido, consiguiendo mantener la ventaja, algo que la temporada pasada no parecía nada fácil. Victoria merecida para los de Javi Gracia en su primer amistoso, que tendrán otro partido para ver su nivel real frente al Villarreal el próximo viernes 28 de agosto.

VAVEL Logo