Odegaard, calidad y juventud para el centro del campo madridista
Fotografía: Web Real Madrid CF

Con tan solo 15 años, Martin Odegaard se convirtió en el jugador más joven en debutar en la Tippeligaen, la máxima categoría del fútbol noruego. En agosto de ese mismo año, se convirtió en el jugador más joven de la historia en debutar con la selección de Noruega.

Años más tarde, la perla noruega se consagró en el enero de 2015 con un traspaso al Real Madrid Club, pasando a formar parte del equipo filial, el Real Madrid Castilla Club de Fútbol de la Segunda División "B". Sin embargo, fue inscrito en la primera plantilla del primer equipo para la Liga de Campeones de la UEFA. Debutó a las órdenes de Zinedine Zidane el 8 de febrero en un partido frente al Bilbao Athletic, y anotó su primer gol el día 21 en la victoria por 4-0 sobre el Barakaldo Club de Fútbol en el Estadio Alfredo Di Stéfano.

Desde hace varios meses, se rumorea que en los informes de la dirección deportiva del Real Madrid, se había colado el de un mediocentro español joven pero con mucha experiencia y que ya había jugado en tres grandes ligas europeas., a la vez, con un tiempo para mejorar el gran potencial que estaba mostrando en LaLiga. 

Muy pocos futbolistas tienen el privilegio de aprender de primera mano de un Balón de Oro. Odegaard podrá presumir de ello por partida doble este año en el Real Madrid. 

En el banquillo a manos de Zinedine Zidane y sobre el terreno de juego, en los partidos y los entrenamientos, podrá coger maestría de Modric. La dificultad para acometer traspasos en el contexto de la pandemia ha convertido el regreso del noruego en el fichaje del verano blanco, unido a los repescados Lunin y Odriozola. Después de tres años y medio adquiriendo experiencia en Holanda y la Real, al nórdico le ha llegado la hora de volver para quedarse con la misión de iniciar la transición en un centro del campo donde Kroos y Modric ya pasan de la treintena.

Odegaard, cumplirá 22 años en diciembre. Cuenta con la garantía de que va a disputar minutos en su primera temporada de blanco de pleno derecho. Su regreso es una petición expresa del técnico blanco, esta convencido de lo que puede aportarle el mediapunta, a quien entrenó durante un año en el Castilla. El técnico francés convenció al jugador de que será una pieza importante en su equipo y no va a tener un papel residual en el equipo. 

La vuelta de Odegaard al plantel de Zizou, permitirá a este un mayor abanico de variantes en su once y en su planificación. La media fue la línea que le planteó más restricciones la temporada pasada por la escasez de efectivos. Casemiro no tenía recambio específico y aún sigue sin él, y Valverde era la única alternativa a Kroos y Modric y a las puntuales, y pocas, ausencias del brasileño. Una vez que James cayó en desgracia, al francés sólo le quedaba la opción de Isco para darle una vuelta de rosca a una medular en la que el francés llegó a probar con los cinco. La posición del malagueño tampoco le será extraña al noruego, que ha jugado ahí en la Real y en sus anteriores equipos. Y sobretodo en el Castilla a las órdenes del mismo Zidane.

El nuevo Martin Odegaard aportes al club

El noruego trascenderá más allá de esos partidos de Copa típicos reservados para repartir minutos entre los no habituales. Ahora su táctica será protagonista en partidos importantes, en una temporada con un calendario reducido que requerirá hacer un medido reparto de esfuerzos entre todos los futbolistas. Si avanza de ronda en el torneo del KO y en la Champions, el Madrid jugará tres partidos prácticamente cada semana. Sin parón alguno.

Lo que está dejando claro el joven es que se ha preparado a conciencia durante el verano, para el reto de su llegada al primer equipo blanco. Pasó parte de sus vacaciones en el centro de alto rendimiento de Sierra Nevada para llegar a la pretemporada en óptimas condiciones. También renunció a acudir con Noruega al parón de selecciones para estar desde el primer día a disposición de Zizou. La primera meta la tiene marcada en un territorio conocido para Martintxo: el Reale Arena el día 20, que fue su casa con la Real la pasada temporada, y el escaparate en el que terminó de convencer a Zidane, de que tenía un sitio en el vestuario del Madrid.

Para el Real Madrid Odegaard es “buenísimo”, así lo afirman cuando alguien pregunta por el joven en Valdebebas. Martin ha tardado muy poco en ganarse a todos sus compañeros. 

A poco más de dos semanas de pretemporada, han sido suficientes para confirmar que la apuesta del club ha sido la más acertada. A pesar de que Zidane no veía con malos ojos que hubiese estado un año más formándose en la Real Sociedad, y el jugador estaba contento con la idea de seguir otro año en San Sebastián, finalmente todas las partes han optado que el momento era ahora.

Deslumbrando en el terreno de juego, este nuevo Martin es otro jugador diferente, y aunque siempre se ha caracterizado por su profesionalidad, ahora es mejor futbolista, su físico ha evolucionado notablemente y la élite le ha sentado favorablemente. La mili que hizo en Holanda y en San Sebastián han formado a un futbolista llamado a ser uno de los referentes del deporte, rey durante la próxima década.

Siendo un goleador extraordinario, con muchísima calidad a la hora de regatear o realizar pases precisos, y con mucho que aprender. Los planes a manos de Zidane quien tiene por supuesto para Odegaard un futuro importante. Así pues, no se descarta que pueda partir de inicio ante la Real Sociedad en el debut liguero que se jugará dentro de una semana, un partido tremendamente especial para el noruego, pero no sin antes recuperar del todo su rodilla. En el club se le ha estado cuidando durante estas semanas y la mejoría es notable, pero no se tomará ningún riesgo con él.

Esta claro que el joven aportará mucho esta temporada al club blanco, esta decisión sin duda no dejará al equipo con mal sabor de boca.

VAVEL Logo