¿Había dinero para Leite, pero no para Murillo?
Fuente: Twitter (@DaniParejo)

Peter Lim llegó en 2014 a Valencia, haciendo a Meriton Holdings propietaria del club como accionista mayoritario. Por aquel entonces, todos los aficionados nos veíamos en un futuro mucho mejor que el presente. Con la deuda y la situación económica del club, la llegada del magnate singapurense era un punto de luz al final del túnel.

Pero es que seis años después, la situación es igual, o incluso peor que hace años. Los últimos meses en Valencia no han dejado indiferente a nadie. Y sin irnos mucho más lejos, el mercado de fichajes es el fiel reflejo de la situación actual del Valencia. ¿Quién era capaz de imaginar que, con la liga iniciada ya, más de medio mercado ya transcurrido, íbamos a estar sin ningún refuerzo para Javi Gracia?

El problema del Valencia no es solo que no se haya podido fichar. Hace un año me dicen que no podemos fichar, y viendo la plantilla, no estaría disgustado. Con el capitán que ganó la Copa del Rey (que aunque le cueste aceptarlo a muchos, ya es HISTORIA de nuestro club), el delantero titular de la selección española; una de las mayores perlas del fútbol español actualmente por pulir; un central de jerarquía que ordenaba la defensa; un futbolista que, a base de esfuerzo y sacrificio, se ganó el corazón de la afición; y un entrenador que había devuelto la ilusión al valencianismo.  Hoy en día, ninguno de ellos está en el equipo. Ni jugadores ni entrenador.

En otras condiciones, todos tendrían un sustituto de garantías, pero no es el caso. La dirección del club lo achaca a que el COVID-19 ha hecho mucho daño a las arcas del club (cosa que ha ocurrido a todos), y también principalmente a la gestión que llevó a cabo el anterior director general, Mateu Alemany. Según diversas informaciones, desde Meriton no gustó en absoluto como llevaba todo al límite. El pequeño inconveniente en este problema es que, Anil Murthy y compañía, no entienden que su modelo funcionaba, y el suyo no.

Con Mateu, el éxito deportivo estaba asegurado. Algo que no ocurre cuando es Peter Lim, a través de una de sus personas de confianza, quien está al mando. Miremos, sin ir más lejos las experiencias que ya tenemos en las temporadas 15/16 y 16/17. Fichajes muy por debajo de lo que es este escudo y con Mendes por medio. El agente, muy amigo de Peter Lim, no es ajeno a lo que pasa aquí. Recordemos hace unos meses cuando salió la información del fichaje de Diogo Leite por 15 millones y cinco en variables. Me hago una pregunta, y me gustaría no ser el único en reflexionar sobre ella. 

Hoy, Jeison Murillo ha vuelto al Celta de Vigo tras romperse la negociación con el Valencia porque Peter Lim deniega cualquier operación que no sea cesión o fichaje a coste cero. Para fichar lo que demanda el entrenador, Javi Gracia, no hay dinero. ¿Pero para hacer el fichaje de Mendes sí que había? Porque todo el mundo sabe que ese fichaje no se realizó por la presión social que podría haber caído sobre Anil Murthy. Lo que todos nos preguntamos, y no podemos responder, es donde está el dinero de las ventas. Porque hay que recordar una cosa. Los jugadores que he mencionado antes, han salido en total por unos 60 millones de euros.

Son para cuadrar las cuentas, sí, pero es muy raro que no haya ni un solo euro para reforzar el equipo. Algo que se le prometió al actual entrenador del Valencia, Javi Gracia. Probablemente, junto a la plantilla, la única esperanza que tenemos en poder salvar una temporada que no pinta nada bien. Porque es tal la situación, que el navarro tuvo que salir a rueda de prensa para admitir su decepción con este mercado.

Le prometieron un buen plato, y no le dan ni las sobras. Lo único que pido, que ya me parece mucho, es que no se vaya. Porque si se fuera en la situación actual, no le criticaría, pocos aguantarían lo que estará soportando. Pero Anil, en cualquier momento puede dinamitarlo todo, como ya hizo hace poco más de un año. Si fue capaz de mandar a callar a Mestalla, que podemos esperar.

VAVEL Logo