Segunda victoria y buenas sensaciones en el segundo partido liguero de la era Pellegrini
Emerson y Fekir celebrando el primer tanto de los de Pellegrini | Foto: La Liga

El Real Betis ha comenzado como un tiro esta temporada, y no tuvo problemas para superar a un Valladolid que arrancó el partido muy dubitativo. Los goles de Nabil Fekir y William Carvalho les sirvieron a los chicos de Pellegrini para llevarse los tres puntos y conseguir así un pleno de victorias en este arranque liguero. Dos victorias en dos partidos que le colocan como segundo clasificado de la competición, por detrás del Granada.

Monólogo verdiblanco 

El encuentro comenzó con un Betis muy dominador y decidido a hacer daño a los pucelanos. A los pocos minutos de arrancar el segundo encuentro liguero para ambos conjuntos, Óscar Plano cometía un grave error cortando un balón con la mano proveniente de un cabezazo de Álex Moreno. Jaime Latre, tras previa consulta con el VAR, decidió pitar penalti. Una pena máxima que no desaprovecharía Fekir en el minuto nueve para poner por delante a los verdiblancos.

Al Valladolid solo se le acumulaban las malas noticias. A la desgracia del gol se le sumó la lesión de Javi Moyano, que tuvo que abandonar el partido tocado en el sóleo. William Carvalho convirtió en pesadilla la primera parte para los pucelanos. Esta vez, en forma de gol. Un derechazo desde la frontal del portugués en el minuto 18 castigaba más si cabe a los chicos de Sergio González, que se veían impotentes ante el dominio arrollador de los sevillanos.

Los verdiblancos eran dueños y señores del encuentro. Una primera parte en la que los béticos llevaron a cabo un juego muy vertical, sobre todo en campo rival, les sirvió para abrir distancias en el luminoso y dejar muy tocado anímicamente a los blanquivioletas. El Valladolid apenas consiguió intimidar a Claudio Bravo, y es que el juego del Betis en la primera mitad fue arrollador. Un monólogo de posesión acompañado en ocasiones de un juego vertical que hace daño a la defensa rival

A raíz de la pausa de hidratación de la primera mitad, la intensidad y el ritmo de juego fue a menos, y apenas hubo ocasiones salvo algún intento de tiro lejano de Fekir. A pesar de que se notaba cierta mejoría del Valladolid en estos minutos finales de la primera mitad, el Betis conseguía adormilar el partido con posesiones eternas que conseguían frenar esa mejoría de los pucelanos. Una ocasión de Joaquín que detuvo Claudio Bravo fue lo más destacado de los de Sergio en una primera parte para olvidar.

Toque de atención de Sergio

Sergio revolucionó a su equipo en el descanso, y el Valladolid salió con otra cara a esta segunda parte. El técnico de Hospitalet introdujo tres caras nuevas para estos segundos 45 minutos. Son, Hervías y Kike fueron los encargados de revolucionar el partido, y de al menos mejorar la imagen de la primera mitad. Adelantaron la línea de presión, y los vallisoletanos comenzaron a dar más sensación de peligro. Hervías botó una falta que, tras un rechace, encontró a Weissman solo para anotar contra Claudio Bravo. El gol no subió al marcador por fuera de juego del delantero israelí.

El partido era diferente y el Valladolid apretaba. La lesión de Joaquín no frenó a los de Sergio, dispuestos a pelearle los puntos a los béticos. Las ocasiones se sucedían, y el partido cada vez se abría más y el Betis aguardaba agazapado a una contra para sentenciar el partido. Borja tuvo el gol en sus botas, pero una vez más se mostró negado de cara a puerta y no pudo batir a Roberto.

Pellegrini estaba algo disgustado con la segunda parte de sus pupilos, y decidió hacer cambios para frenar a los blanquivioletas. Tello, Juanmi y Sanabria ingresaron en el terreno de juego para frenar a un Valladolid enfurecido y lo consiguieron. Se redujo el flujo ofensivo de los de Sergio, y el partido volvió a un estado de calma que favorecía los intereses de los de Pellegrini. En los últimos minutos apenas se vieron ocasiones de gol.

La perla al campo

Pau Akouokou debutó con el primer equipo, un centrocampista que tiene buna planta y que dará que hablar en este nuevo Betis de Pellegrini. El siguiente partido será contra el Real Madrid en el Benito Villamarín, la primera prueba de fuego para esta plantilla que quiere seguir con la buena dinámica de resultados en este magnífico arranque.

VAVEL Logo