Kevin Gameiro: "Nos han faltado ganas"
Kevin Gameiro se ejercita en la Ciudad Deportiva de Paterna | Fuente: Valencia CF

Un punto. Eso es lo único positivo que saca el Valencia CF del partido de hoy tras la pobre y soporífica actuación ofrecida ante una SD Huesca que ha demostrado tener más garra y pegada. 

Consciente del mal encuentro cosechado contra un recién ascendido, Kevin Gameiro matizaba las obligaciones de su equipo como local: "Cuando jugamos en casa, tenemos que ganar este tipo de partidos". No solamente por disputarse en Mestalla, sino también por haberse adelantado en el marcador con un gol de falta directa de Daniel Wass en la primera mitad -quien ya fuera autor de un tanto ante los visitantes en la anterior campaña-. El danés se limitó a lanzar una falta lateral y obrar un centro que, en busca de rematador, se fue envenenando y terminó colándose en la portería defendida por Andrés Fernández.

Sin embargo y a pesar de la alegría blanquinegra, la anotación no fue más que un espejismo -o un golpe de suerte, si se prefiere-. Ni era merecido ni resumía lo visto sobre el césped. Y el Huesca, ya en la segunda parte, igualó el encuentro en un saque de esquina gracias a la intervención de Siovas. Se hizo justicia, aunque no guste.

"Ha faltado un poco de todo", confesaba el ariete valencianista. "Han faltado ganas y, quizás, un poco de frescura". En efecto, los datos no engañan. 17 remates para el conjunto azulgrana y sólo 4 para la zaga ché. El Huesca apretaba, llegaba y creaba peligro. Cosa que no hacía el Valencia, notoriamente falto de ideas y electricidad. Tanto es así que a punto estuvo de remontar y llevarse la victoria. Suerte que Jaume apareció para hacer tres decisivas paradas y que el balón pegó en el palo otras tantas veces.

"Tenemos un equipo joven también. Falta todavía algún jugador. En el fútbol se aprende cada día y vamos a trabajar para conseguir estas ganas que hoy nos faltan", explicaba Gameiro, uno de los revulsivos de Javi Gracia (min. 63). Juventud desmedida y mal gestionada, plantilla excesivamente corta y falta de calidad y la sensación de haber ganado un punto, por poco que parezca -y no de haber perdido dos-. Esas son las conclusiones.

Pero el fútbol, como la vida, no para y el martes hay una nueva batalla por librar: "Vamos a ir al partido de la Real a ganar los tres puntos", declaraba. Y el sábado a las 21 horas, otra oportunidad frente al Betis en Mestalla.

VAVEL Logo