El
Madrid vuelve a casa victorioso y deja a un Betis (Var)stante
decepcionado
Fotografía: WEB OFICIAL REAL MADRID CF

El Real Madrid apagó las ilusiones de los verdiblancos que comenzaron victoriosos en la que es su casa, el Benito Villamarín. El partido de LaLiga Santander, se remontó en la recta final por un Madrid que conquistó su primer triunfo de la temporada (2-3). Un encuentro en el que el técnico blanco, Zinedine Zidane, recuperó el gol y encontró premio a su pase por dos delanteros con su futuro incierto como Luka Jovic y Borja Mayoral. 

Los comienzos nunca fueron fáciles

A pocos minutos de comenzar el partido, el técnico modificó el dibujo y su apuesta ofensiva. Zidane quiso recuperar la pérdida del pasado encuentro sin gol ante la Real Sociedad. Tuvo su recompensa con el gol inicial de Fede Valverde a los 14 minutos. Por otra parte, el club de Pellegrini se preparó en su confianza, dio la vuelta al partido en dos minutos en el primer acto con tantos de Mendi y Carvalho. La dirección del partido cambió a los 48 minutos cuando en acción de Benzema se marcó en propia puerta Emerson. Además, los dos puntas que no contaron con minutos en el estreno liguero tuvieron un papel fundamental en la remontada. Luka Jovic provocó la expulsión de Emerson y Borja Mayoral el penalti que marcó Sergio Ramos para decidir el partido y dar el primer triunfo del curso al Real Madrid.

El Benito Villamarín echó en falta uno de sus grandes pilares a la hora de hacer buen fútbol, su afición. Así el Real Madrid recuperó un logro perceptible en el que el VAR resultó decisivo. El marcador se encontraba con igualdad máxima (2-2) y en el juego, una expulsión del defensa Emerson y un penalti de su compañero Bartra, descubiertos por el árbitro de la sala VOR, determinaron el 2-3. Ambas lo fueron a ojos de los árbitros y de muchos críticos.

Victoria para la casa blanca. Finalizado el partido, el Betis explicó las razones para ocupar la zona más alta de la tabla. Los verdiblancos se mantuvieron en su línea de confianza hacia el talento de Canales y Fekir que dieron la vuelta el partido. Sin embargo, los merengues se recuperaron de un inicio peligroso que pudo ser desastroso, tras recibir un gol y celebrar el de Ramos. 

El Madrid se perfiló para el partido con un buen dibujo y un plantel más que preparado, como siempre. Dos puntas y centro del campo en rombo, con Valverde como interior derecho y Jovic en punta, que funcionaron bien de inicio. Antes de despellejar a Jovic se aprecia la importancia de contar con un hombre de referencia. Es decir, liberó a Benzema para que cayera a banda y atrajo a un central para que Valverde se anticipase a Mandi. Y un minuto después, el centro de Benzema iba a Jovic, y el despeje blando de Bartra cayó a Ramos, que falló. Zidane tiene claras sus estrategias dentro del terreno de juego, no falla, toma decisiones que acaban en victoria.

Remontada, y cambio de roles

Aún así cabe destacar que el equipo blanco, comenzó a perder peso, en los primeros minutos, que fueron decisivos para la entidad verdiblanca, los que al principio llevaban dos goles a favor. Empezaron a asociarse Joaquín y Canales, que sirvió un balón tremendo a Sanabria anulado por Courtois con un parada de reflejos. Primero pareció un intercambio de choques, pero entre William y Guido cortaron la conexión con Odegaard y Benzema. Bastó con un tiro a manos de Fekir, otro de Guido, una de Sanabria ganando la pelea con Casemiro. Tanto aviso se tradujo en dos minutos importantes, inauguradas con una jugada de la pizarra de Pellegrini. Córner atrás a Canales, centro desde la derecha y Mandi sorprende en el segundo palo. Y en la continuidad, un error en la salida de Kroos cayó a la izquierda para Fekir que cedió atrás y Carvalho, perdido en la visión por Odegaard, sorprendió a Courtois junto al palo. A partir de aquí, cambio de roles entre ambos equipos.

Un buen pase de Kroos dejó solo a Benzema que voleó y Joel desvió con derecho. Fue la última jugada del alemán, con un problema muscular. El técnico blanco no esperó ni al descanso. Entró Modric, y tras la pausa, Isco, por Odegaard. Esto hizo mejorar la jugada del Madrid, que se instaló en campo adversario. El resultado fue satisfactorio, con una pasada de Carvajal que trató de despejar a Emerson y colocarse en su portería. Hubo que tirar las líneas del fuera de juego por posición de Benzema.

Final decisivo para ambas partes

El momento decisivo fue con el último juego de Jovic. Se lanzó Benzema, arrancó Jovic en posición dudosa y Emerson le trabó en el borde del área. De Burgos señaló fuera de juego, pero González González en la sala VOR revisó la acción completa. Tiró rayas, adelante, atrás. Posición legal, y en ese caso, el derribo de Emerson es roja. El árbitro fue al monitor y expulsó al lateral. Con diez, Pellegrini retiró a Sanabria y se fortaleció atrás para equilibrar el duelo. Falló otro gol resonante Benzema, a pase de Valverde, punzante por banda derecha. Y tras un choque entre Carvajal y Tello, De Burgos se fue al monitor, para revisar esa acción. El problema fue que en un lance anterior González descubrió una mano de Bartra, en pugna con Mayoral. Lanzó Sergio Ramos.

El Betis se fue decepcionado, con un partido que comenzó con esperanzas de victoria pero que cambio en cuestión de segundos. Vieron tarjetas por protestar Canales y Mandi, mientras Guido se libró por nada de la segunda amarilla. El club bético y sus aficionados se quedan con la sensación de que, de no mediar el VAR, el Betis no habría perdido el partido. En igualdad numérica sus prestaciones fueron excelentes, superior incluso a los blancos. Los árbitros revisaron las jugadas por vídeo y tomaron las decisiones que consideraron más justas. El Madrid salvó un partido complicadísimo por lucharlo hasta el final.

VAVEL Logo