Los "nuevos" se estrenan en Liga
Coutinho volvió a jugar un partido oficial con el Barcelona. FOTO: Noelia Déniz

Pese al nuevo dibujo, el 4-2-3-1, que Ronald Koeman introdujo en la primera jornada liguera frente al Villarreal CF, el debut del "nuevo Barça" no tuvo apenas novedades respecto al once que cayó en el mes de agosto en Lisboa frente al Bayern de Múnich. De hecho, las únicas novedades respecto a esa alineación fueron las incursiones de Ansu Fati, Philippe Coutinho, Antoine Griezmann y el portero Neto Murara, recambio obligado del lesionado Ter Stegen. Sin embargo, la imagen de los azulgrana mejoró notoriamente respecto al enfrentamiento frente al conjunto alemán. Desde el inicio del choque se plasmaron algunos de los cambios que busca Koeman en su equipo, y ya en la segunda mitad salieron a relucir sus virtudes las nuevas incorporaciones del verano.

Coutinho, trascendental desde el inicio

El centrocampista brasileño, recuperado tras su cesión precisamente al Bayern de Múnich, fue la única cara nueva que presentó Ronald Koeman en su debut liguero junto a los nombres de la pasada temporada. La marcha de Luis Suárez, la inclusión de Antoine Griezmann como "9" y el cambio de dibujo del técnico holandés propiciaron la salida de inicio del de Río de Janeiro. No defraudó el "14" desde su posición por excelencia, la mediapunta. Desde ahí calibró el juego culé en fases ofensivas y resultó clave para la transición del equipo entre el centro del campo y el tridente atacante, formado por Antoine Griezmann, Ansu Fati y Leo Messi. Conectó con el argentino y con el joven extremo, que copó la atención del choque con un doblete. Además resultó clave con una asistencia a Ansu Fati en el tercer gol del conjunto culé.

Ya con el partido sentenciado desde la primera mitad, fue el turno para los otros debuts de esta temporada. Con el 4 a 0 y el duelo resuelto para los azulgrana, Ronald Koeman decidió dar aire fresco a sus hombres y refrescar prácticamente toda la medular. Miralem Pjanic, Francisco Trincao y "Pedri" ingresaron junto a Ousmane Dembelé en el terreno de juego para suplir a Sergio Busquets, Ansu Fati y el propio Philippe Coutinho respectivamente. Todos ellos dejaron destellos de su calidad. Pedri desequilibró y volvió a combinar con Leo Messi por el centro del ataque, mientras que Trincao  mostró sus aptitudes desde la banda y hasta dispuso de una ocasión para ensanchar el marcador a pesar del abultado resultado. Por su parte, Pjanic tuvo un papel más testimonial que el de sus compañeros, pero aportó la intensidad y la paciencia necesaria para cerrar los noventa minutos sin apuros.

VAVEL Logo