El adiós de una leyenda cadista
Cifuentes durante un entrenamiento | Cádiz CF

Tras 209 partidos y 81 porterías imbatidas con la zamarra amarilla, Alberto Cifuentes ha decidido poner punto y final a su maravillosa carrera deportiva. Y cuando decimos maravillosa no es por poner un adjetivo cualquiera. Ni mucho menos. Su trayectoria en el Cádiz ha sido tan explendida que, desde su llegada a la parroquia cadista, el portero albaceteño no ha hecho otra cosa que cosechar éxito tras éxito. Dos ascensos en cinco años extraordinarios en los que la afición amarilla dejó atrás la oscuridad y frialdad del pozo de Segunda División B y volvió a disfrutar del fútbol profesional. Cifuentes fue esa luz, esa cuerda salvadora que acabó sacando al club del barro y llevarlo a donde se encuentra ahora mismo: en la Primera División.  

Llegada a Carranza y ascenso a Segunda División

Si se tuviera que elegir un adjetivo para describir la llegada de Cifuentes a Carranza este sería ‘silencioso’. El fichaje del albaceteño allá por la temporada 2015/2016 no provocó ninguna reacción en la afición. Es más, la mayoría de comentarios sobre el guardameta se centraron en su edad. Que si era un jugador viejo, que si venía solo para cobrar y retirarse, etc. Incluso, algunos lo llegaron a comparar con otros guardametas como Sergio Aragoneses o Aulestia, veteranos que acabaron pasando por el club sin pena ni gloria. Por suerte, todos se equivocaron.

Desde su debut en Huelva hasta el último partido de liga regular contra el Jaén, Cifuentes demostró ser un portero seguro y con buenos reflejos, aunque, en sintonía con el equipo de aquella temporada, un tanto irregular. Finalmente, todas las dudas se disiparon con el playoff de ascenso a Segunda División. De los seis partidos disputados, Cifuentes solo llegó a encajar un gol. Fue, además, el hombre clave del Cádiz en la vuelta contra el Racing salvando dos goles cantados que hubieran supuesto la eliminación. 

Cifuentes durante un partido | Cádiz CF
Cifuentes durante un partido | Cádiz CF

Su buen rendimiento en liguilla, junto a la gran labor de todo el equipo y de Cervera, acabaría con la vuelta al Cádiz, seis años después, a la categoría de plata del fútbol español.

Titular y Zamora de la competición en la 2017/2018

Con el ascenso, como es lógico, el Cádiz acudió al mercado para reforzar a su equipo. Con la salida de Pol Ballesté, segundo portero, el por entonces director deportivo Juan Carlos Cordero fue en busca de un arquero que fuera capaz de disputarle el puesto al manchego. El elegido finalmente fue el ex madridista Jesús Fernández.

La llegada del madrileño hacía indicar un relevo en portería. Se esperaba que él fuera el titular en liga y Cifuentes en Copa. Para sorpresa de todos no sería así. Cifuentes empezaría y acabaría la competición siendo indiscutible, disputando un total de 41 partidos y completando grandes partidos. El mejor de ellos sería contra el Huesca, donde el guardameta albaceteño acabaría atajándole un penalti a Samu Saíz. Desgraciadamente, la maravillosa temporada de los amarillos acabaría con la eliminación del playoff de ascenso a Primera División por el Tenerife.

Cifuentes con el trofeo Zamora | Cádiz CF
Cifuentes con el trofeo Zamora | Cádiz CF

Para la siguiente campaña, Jesús Fernández se cansó de esperar una oportunidad como titular y decidió marcharse. Su sustituto sería otro canterano madridista, Rubén Yañez, quien también llegó con la vitola de ser portero titular. Pero Cifuentes, como con Jesús, no le dejaría. El portero terminaría la que sería su mejor temporada como amarillo. Titular en los 42 partidos de liga regular y Zamora de la competición. Cifuentes se convertía en el mejor portero de  Segunda División.

Ascenso y debut en Primera División

Su esfuerzo y trabajo le habían otorgado una gran cantidad de premios y el cariño de toda una afición. Era ya reconocido como el capitán del club y el jugador que todo vestuario desea tener. Lo tenía todo, pero aún le faltaba lo más importante, ascender y debutar con el Cádiz a Primera División. Tras una buena campaña en la 2018/2019, pero triste por el desenlace en Gijón, el Cádiz, a la siguiente, conseguía armar un equipo de garantías y regresar quince años después a la máxima categoría del fútbol español. El ascenso fue celebrado por todos, pero, sobre todo, por Salvi y Cifuentes, los únicos jugadores restantes del ascenso a Segunda en Alicante.

Esta temporada se esperaba que Cifuentes no solo debutará en Primera División, tal y como hizo contra el Huesca, sino que ayudase como jugador cuando fuera necesario. Sin embargo, ha decidido colgar los guantes y afrontar nuevos retos como integrante del cuerpo técnico amarillo. No hay nada que objetar al que ha sido un jugador que siempre se ha dejado la piel por el Cádiz y ha sabido triunfar a una edad en las que otros, quizás, hubieran decidido dar un paso atrás. ¡Hasta siempre, Capitán!

VAVEL Logo