Déjà vu
José Gomes(50) haciendo aspavientos a Sergio González. Fuente:LaLiga

La UD Logroñés dominó todas las facetas psicológicas y físicas que requería el encuentro. En energías, en lo táctico, en ideas... Una victoria en mayúsculas, vamos. 

En cambio, los indálicos cuajaron una actuación pésima e indigna. Ni rastro de la buena imagen del equipo de las dos pasadas jornadas.

Se jugó a lo que quiso Sergio González

Los primeros 45 minutos en Las Gaunas fueron una prueba de presión mental que el Almería no consiguió superar. La línea cerrada y junta, sumada a la presión asfixiante de los riojanos, lastró el juego de los de Gomes. La propuesta rojiblanca era paupérrima e ineficiente. No hubo plan B, frente al buen posicionamiento de la defensa de la UDL en los costados. Ésto, bloqueó totalmente el juego del Almería. Tal y como pasaba la temporada anterior, la UDA era incapaz de mandar con balón durante el encuentro. Y con ello, volvimos a rememorar los errores que tantos puntos les costó al conjunto almeriense. A pesar del primer aviso de Andy durante el primer cuarto-un gol riojano en el minuto 14 que invalidó Trujillo Suárez desde la sala del VAR-, el Almería siguió en sus trece de seguir adelante con el plan de siempre. 

Mientras, la tropa de Sergio González iba a lo suyo. La UD Almería estaba jugando a merced de una UD Logroñés brillante en la pizarra y en la intensidad. Olatxea y Siddiki lideraron ofensivamente desde las bandas, dando una mayor verticalidad a la propuesta riojana. La mayoría de las ocasiones de los locales, llegaban a raíz de centros desde los costados o en segundas jugadas provocadas por balones divididos. El control del juego tenía nombre y apellidos. El Almería se marchaba a los vestuarios sin ningún gol pero, eso sí, dando gracias a que De La Fuente pitará el final de la primera mitad. 

Fuente:LaLiga
uFuente:LaLiga

El que avisa, no es traidor

Para frenar el despropósito del primer acto, Gomes introduciría a Joao Carvalho y Umar Sadiq, con el fin de dar mayor frescura ofensiva, además de un toque de atención a los desaparecidos en el choque Villalba y Villar. 

Los cambios surtieron efecto; pero para generar aún más problemas. Peybernes y Chumi no cesaron en lanzar pedradas a la cabeza de Sadiq, aunque sin un mínimo de peligro. La medular seguía perdiendo todo tipo de balones. Da igual si era por alto o por bajo. Ni creatividad, ni contundencia en la sala de máquinas. Entró Robertone para solucionar esto, pero nada. El Logroñés seguía igual o mejor que en los primeros 45 minutos. Con la entrada de David, la UDL sumó cualitativamente en su ataque. Las ocasiones se sucedían a favor de los locales y la UDA no olía ni un solo remate entre los tres palos. El tanto del Logroñés estaba al caer. Y llegó en el 77.

Iago Lopez colgaría desde la derecha un centro que retiene David, para dejar éste el balón en la media luna a Andy, rematando con el interior el 17 un disparo inapelable para Fernando. Golazo, similar al anulado  en la primera parte,  que dejaba al Almería K.O. 

Los últimos minutos indálicos recordaban a lo visto la pasada campaña, en estas circunstancias. Melonazos y centros al área sin ton, ni son... La ruleta futbolística del Almería por poco obtiene recompensa, con un remate que fue para dentro del nigeriano Sadiq. Pero, posteriormente, el tanto sería anulado tras revisarse la jugada en el VAR-mano en el control del atacante rojiblanco-. 1-0 y segunda derrota de los de José Gomes en este curso 2020/21. 

 

Fuente:LaLiga
Fuente:LaLiga

Aprendamos de los errores del pasado

La victoria de la UD Logroñés pone los pies en la tierra a un Almería que no aconteció a la cita que tenía en Logroño. No hay nada que podamos destacar de la nefasta actuación de ayer. Nada.

Pero debemos tener paciencia; estamos en la jornada 5. Hay margen de mejora. Ni ayer éramos tan buenos, ni hoy somos tan malos. Aprendamos del pasado. Si de algo pecó el proyecto del año anterior, fue de impaciencia. No hace falta que cite ejemplos que la reflejen. Un mal  comienzo de temporada lo puede tener cualquiera. El éxito llega en el mes de mayo, no en octubre. Si no, que se lo digan a Unai Emery. Los 3 primeros partidos con el Almería en Primera, con derrotas. Y el resto es historia.

Eso no quita que la imagen dada en Las Gaunas, haya sido indigna y lamentable para las aspiraciones del club rojiblanco. Pero insisto; esto acaba de comenzar. 

VAVEL Logo